Dieta nórdica: ¿es buena para perder peso?

Aunque no vivamos en los países escandinavos podemos aplicar la dieta nórdica según nuestra región y obtener grandes beneficios en nuestra salud, a la vez que bajamos de peso.

No es de extrañar que conozcas o hayas oído hablar alguna vez de la dieta mediterránea, la cual es considerada como una de más saludables del mundo. Sin embargo, no es la única. Aunque menos difundida, la dieta nórdica te ofrece tantos beneficios como la mediterránea.

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la dieta nórdica por considerarla como una de las más beneficiosas para la salud humana. De hecho, es una gran aliada contra la obesidad.

Asimismo, ayuda a disminuir el riesgo de padecer diferentes afecciones como diabetes, enfermedades cardiovasculares e, incluso, el cáncer. Hoy te contaremos los principios fundamentales de la dieta nórdica, así como sus beneficios.

Dieta nórdica

En líneas generales, podemos decir que la dieta nórdica es bastante parecida a la dieta mediterránea. Ahora bien, cuenta con particularidades adaptadas a la región del Norte de Europa, o lo que se conoce más comúnmente como Escandinavia.

Dicha región comprende a los países de Islandia, Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia. Se trata de zonas generalmente frías que confluyen en el Mar Báltico, donde además abundan los lagos. Por tanto, gran parte de la población vive en zonas cercanas a fuentes acuáticas y en las que predominan los bosques.

Por la ubicación geográfica, los productos del mar y de los lagos son los alimentos principales de la dieta nórdica, aunados a los frutos del bosque y las semillas.

Descubre: “Fika”: el secreto de los suecos para mejorar en el trabajo

Principios básicos

Más que una dieta para adelgazar como tal, la dieta nórdica es un estilo de vida en los países de Europa del Norte. Ahora bien, como dato interesante resalta que estos lugares cuentan con muy bajos índices de obesidad, ya que este estilo de alimentación se basa en unos principios que resultan beneficiosos para mantener el peso ideal y la buena salud.

En líneas generales, la dieta nórdica se fundamenta en el principio de privilegiar los alimentos que se tienen a mano en los ambientes naturales. Es decir, en los mares, los lagos y los bosques. Y por si fuera poco, dichos países llevan la batuta mundial en la producción de alimentos orgánicos.

Esta forma alimentaria se desarrolló en una geografía muy particular. Por ello, debes ser consciente de que tal vez no puedas aplicar la dieta nórdica al 100 %. Ahora bien, lo que sí podemos hacer es implementar sus principios básicos, consumir los alimentos que tenemos en común, como los cereales, y los que no tengamos, simplemente, adaptarlos por los más parecidos.

Alimentos

Consumir zanahoria durante el embarazo.

La dieta nórdica se basa en el consumo frecuente de ciertos alimentos, los cuales te detallamos a continuación:

  • Vegetales de raíz: Se refiere a las patatas, las zanahoria, la remolacha y los nabos.
  • Verduras de hoja verde (coles): Principalmente la col rizada, la espinaca, la acelga y el repollo.
  • Legumbres: Es el caso de las lentejas y las alubias.
  • Frutas: Destacan las más comunes en esa geografía como las manzanas y las peras.
  • Bayas o frutos del bosque: Un tipo de fruta privilegiada en la dieta nórdica es la que se conoce como bayas o frutos del bosque, que comprende fresas, frambuesas o arándanos, entre otras.
  • Cereales integrales: Los más beneficiosos son la avena, la cebada y el centeno.
  • Lácteos: Siempre y cuando sean orgánicos y bajos en grasa.
  • Hierbas: Es el caso del hinojo o el eneldo, entre otros que aporten micronutrientes.
  • Pescados: Dada su ubicación en el Mar Báltico, así como la existencia de extensos lagos y ríos, la dieta nórdica tiene como principal elemento el pescado azul, principalmente el salmón.
  • Crustáceos: Estos productos cuentan con grandes propiedades que traen beneficios en tu cuerpo.
  • Algas: Cuentan con un elevado contenido de micronutrientes que mejoran el metabolismo y previenen una gran cantidad de enfermedades. Dada la magnitud de espacios acuáticos en Escandinavia, las algas son frecuentes en los platos.
  • Caza: Las proteínas de fuente animal en Escandinavia provienen, aparte del pescado, del venado, el reno y el alce. Se trata de carnes muy sabrosas, que ofrecen proteínas de gran calidad y son muy bajas en grasas.

Lee este artículo: Qué son y que aportan las proteínas en la dieta

Decálogo de la dieta nórdica

Salmón con salsa de limón.

De inmediato te presentamos el decálogo de la dieta nórdica propuesto por el ministerio de Alimentación, Agricultura y Pesca de Dinamarca en 2012. En él se establecen los principios fundamentales de este tipo de alimentación:

  1. Comer frutas y vegetales todos los días.
  2. Ingerir más productos provenientes de cereales enteros.
  3. Comer muchos alimentos que provengan del mar y de los lagos.
  4. Disminuir la cantidad de carne, y que la que se consuma sea de la mejor calidad posible.
  5. Ingerir más alimentos silvestres.
  6. Priorizar el consumo de productos orgánicos.
  7. Evitar, a toda costa, la comida con aditivos.
  8. Procurar comer solo platos basados en los alimentos locales y que sean de temporada.
  9. Preferir la comida casera.
  10. Tratar de generar la menor cantidad posible de desperdicios.

Una alimentación fundamentada en todos esos principios y en esos alimentos que te hemos detallado te aporta todos los macronutrientes y micronutrientes fundamentales. Con ellos lograrás no solo bajar de peso, sino tener un estilo de vida saludable.

Recuerda que, debido a la diferencia geográfica, tienes que adaptar la dieta nórdica según los alimentos existentes en donde vives. En cualquier caso, busca la asesoría de un profesional si quieres integrar este régimen alimentario en tu vida.