Dieta para la candidiasis: alimentos permitidos y prohibidos

Las propiedades de algunos alimentos pueden empeorar la candidiasis. Por eso, es importante mejorar la dieta basando las comidas en aquellos ingredientes que permiten reforzar las funciones inmunitarias

La dieta para la candidiasis sugiere una alimentación equilibrada que permite fortalecer el sistema inmunitario para hacerle frente al hongo Cándida. A pesar que no se sale del concepto de dieta sana, sí implica restringir ciertos alimentos que son de alto índice glucémico.

El tratamiento contra este tipo de infecciones es muy variado y se adapta a las necesidades de cada paciente. Sin embargo, en lo que a la alimentación se refiere, hay algunas generalidades que se pueden tener en cuenta independientemente del caso.

¿Cómo reconocer esta enfermedad? ¿Qué alimentos se deben evitar? Resolver estos interrogantes es muy importante. Por eso, a continuación queremos compartir algunos aspectos relevantes de la infección y las características que debe tener la dieta.

¿Qué es la candidiasis?

Tratamiento de la candidiasis

La candidiasis es una infección que se desarrolla por la proliferación excesiva de la Cándida, sobre todo la Cándida Albicans. Este microorganismo es un tipo de hongo que suele crecer con facilidad en ambientes húmedos y cálidos, como por ejemplo la boca y la vagina.

Aunque cualquier persona lo puede desarrollar cuando el sistema inmunitario se debilita, es más frecuente en pacientes con diabetes o VIH/SIDA. Además, también aqueja en gran medida a las mujeres embarazadas y a quienes tienen alteraciones hormonales frecuentes.

Síntomas de la candidiasis

Las manifestaciones clínicas de la candidiasis varían en función de su localización. Dado que la mayor parte de las veces es de tipo “mucocutánea”, sus síntomas suelen tener algunas similitudes. Algunas señales que se deben considerar son:

  • Placas cremosas y blanquecinas en la lengua, velo del paladar y zona genital
  • Picazón intensa en la zona de la infección
  • Lengua roja, lisa y brillante
  • Manchas rojas combinadas con picores y supuración
  • Erupciones con bordes con costras
  • Flujo vaginal espeso similar al requesón
  • Dolor y ardor al orinar
  • Coitos dolorosos

Dieta para la candidiasis: alimentación para controlar la infección

La característica principal de la dieta para la candidiasis es la eliminación de aquellos alimentos que favorecen el crecimiento del hongo. De igual manera, en el plan se proponen algunos ingredientes que refuerzan las defensas para hacerle frente a la infección.

Aunque se recomienda evitar algunas frutas y vegetales que contiene almidones y alto índice glucémico, lo idóneo es tratar de mantener la alimentación equilibrada. De este modo, aunque haya pequeñas restricciones, se garantiza un adecuado aporte de nutrientes.

Ver también: ¿Se puede tener relaciones con candidiasis?

Alimentos permitidos

  • Todas las verduras (excepto las setas, patatas, calabaza y remolacha)
  • Algunas frutas (excepto las que son ricas en azúcares y almidones)
  • Legumbres
  • Carnes magras y pescados
  • Soja y derivados
  • Aceite de oliva (cantidades moderadas)
  • Cereales integrales (arroz, quinoa, trigo sarraceno, amaranto y mijo)
  • Frutos secos y semillas crudos y sin salar
  • Hierbas saludables (orégano, jengibre, comino y cúrcuma)
  • Infusiones de plantas

Alimentos prohibidos

Pan y bollería.

  • Azúcares refinados y derivados (dulces, conservas, helados, etc.)
  • Productos lácteos enteros
  • Cacahuetes y pistachos
  • Bebidas alcohólicas
  • Pan y productos de bollería que contienen levadura
  • Harinas y cereales refinados
  • Patatas, champiñones y cualquier variedad de hongos
  • Calabaza y boniatos
  • Zumos de fruta
  • Salsas y aderezos
  • Carnes embutidas

Los probióticos y la Cándida

Los probióticos son cultivos vivos de bacterias “buenas” que ayudan a proteger el organismo contra agentes infecciosos. Dado que el crecimiento excesivo de la Cándida causa un desequilibrio de estas bacterias en el cuerpo, es conveniente incluir probióticos en la dieta para la candidiasis.

Los alimentos que los contienen, como el yogur natural y kéfir, reintroducen bacterias útiles en el intestino para aumentar la respuesta contra estos hongos. De este modo, al regular la acidez del estómago, desplazan la levadura de la cándida e inhiben su crecimiento.

Reintroducción de los alimentos

Tras derrotar la cándida no es conveniente volver a introducir de inmediato todos los alimentos prohibidos en la dieta. Dado que una mala alimentación puede incidir en el sobre-crecimiento de este hongo, lo mejor es corregir en general los hábitos alimentarios.

Así las cosas, tras finalizar el tratamiento, es conveniente diseñar un plan de alimentación equilibrado, bajo en azúcares y carbohidratos simples. La reintroducción de los demás alimentos debe ser gradual, hasta volver a recuperar la rutina.

Ver también: Cómo curar la candidiasis vaginal con remedios de origen natural

Ejemplo de menú para hacer una dieta para la cándida

Hay muchas formas de diseñar menús en una dieta para la cándida. Lo más importante es considerar los alimentos que están prohibidos y los que pueden ayudar. De este modo, cada comida principal puede estar basada en aquellos alimentos que son beneficiosos. Veamos un sencillo ejemplo:

  • Desayuno: Infusión, tazón de quinua con semillas de calabaza y girasol, yogur natural.
  • Media mañana: batido verde con manzana.
  • Almuerzo: lentejas con tomate y aguacate, porción de pechuga asada e infusión de hierbas.
  • Merienda: pudín de chía y manzana con semillas
  • Cena: garbanzos con espinacas y piñones y porción de pescado al horno.

En resumen, una dieta para la candidiasis propone limitar el consumo de aquellos alimentos que pueden favorecer el crecimiento del hongo. Es importante seguir sus pautas, ya que son determinantes para obtener éxito en el tratamiento de la infección.