La historia de la dieta para perder peso en una semana

Carolina Betancourth · 3 junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 24 octubre, 2019
Ninguna dieta "milagrosa" a base del consumo de uno o un grupo restringido de alimentos en un periodo de tiempo corto puede brindar beneficios a la salud.

La dieta para perder peso que te comentaremos a continuación fue una propuesta creada en 1988 por el personal del hospital de Loma Linda, en California (Estados Unidos) para pacientes con sobrepeso.

Se trataba de un tipo de alimentación a seguir solamente durante una semana, a base del consumo de vegetales, carne, frutas y una correcta hidratación.

Su principal componente era la ‘sopa milagrosa’, cuya receta estaba diseñada para ayudar a los pacientes con obesidad mórbida a bajar de peso, de una forma sana, pero rápida, antes de someterse a una cirugía.

La dieta para perder peso y la sopa ‘milagrosa’

Con el paso de los años, la receta de la sopa se popularizó. Sobre todo entre aquellas personas cuyo deseo era bajar de peso de forma rápida. En total, la dieta permitía bajar hasta 10 libras, es decir, alrededor de 4 kilos y medio.

obesidad como factor de riesgo en el oncosaludómetro
La obesidad es un factor de riesgo para múltiples cánceres.

Lo malo de esta dieta es que no era variada, sino más bien monótona y pobre desde el punto de vista nutricional. No incluía harinas, grasas, ni azúcares.

Al poco tiempo de adoptarla, el organismo se veía obligado a utilizar las reservas energéticas en forma de grasa para poder realizar sus funciones diarias. Como resultado, la persona podía perder peso, pero presentaba cansancio constante y debilidad.

Tal y como se mencionó al comienzo, esta dieta para perder peso no fue pensada para todas las personas, sino para aquellos pacientes con sobrepeso y obesidad (cuya salud peligraba) y que estaban próximos a someterse a una cirugía.

Lo que se pretendía con esta dieta era reducir los riesgos e iniciar el proceso de adopción de un estilo de vida más saludable, en el que predominase una alimentación balanceada, variada y suficiente. Sin embargo, el objetivo no se ajustaba con la propuesta. ¿Cómo se podía mejorar la alimentación a través de una dieta restrictiva, pobre e insuficiente?

Por supuesto, esta dieta fue muy criticada por la comunidad científica, dada la cantidad de riesgos que suponía para la salud de las personas y, pronto, se dejó de recomendar.

Con el tiempo, quedó claro que esta dieta no era nada recomendable. No solo porque limitaba en gran medida, sino porque prometía resultados en un periodo de tiempo demasiado breve, algo muy riesgoso para la salud.

Pretender adelgazar varios kilos en una semana (o menos) es una práctica riesgosa.

¿Quieres adelgazar? Adopta una dieta sana

Para perder peso de una forma sana y segura, debes acudir a tu médico o, en su defecto, a un nutricionista. El profesional sabrá indicarte qué es lo mejor para ti en función de lo que tu cuerpo necesita.

  • Nunca debes dejar de comer ni realizar otros cambios drásticos, ya que ponen en riesgo la salud.
  • Antes de realizar cualquier cambio, lo más adecuado es que consultes con el médico.
  • No es recomendable que te mantengas a base de comer un solo alimento (una sopa o una fruta, por ejemplo) por varios días seguidos. NO es saludable. Al contrario, priva al organismo de los nutrientes que necesita para funcionar correctamente y no brinda ningún beneficio real.

    Acudir al nutricionista para empezar una dieta.
    Consultar al nutricionista es clave para evitar exponer la salud y lograr buenos resultados.

Descubre: ¿Por qué debemos comer frutas a diario?

Receta de una sopa de verduras

En lugar de sustituir comidas con zumos, batidos, ensaladas o sopas, lo más adecuado es procurar consumir estas, dentro de una dieta equilibrada y, poco a poco, ir reduciendo el consumo de procesados industriales (bollería, golosinas, etc.), frituras, bebidas gaseosas y otros comestibles que no aportan nada a la salud más que riesgos.

Puedes preparar la siguiente sopa a modo de complemento para cualquiera de tus tres comidas principales del día.

Ingredientes

  • 1 tomate.
  • 2 zanahorias.
  • Sal al gusto.
  • 1 manojo de apio.
  • 3 cebollas blancas.
  • 1 cabeza de repollo.
  • 1 pimiento verde.
  • Especias (al gusto).

Preparación

  1. Vierte agua en una olla y llévala al punto de ebullición.
  2. Mientras tanto, lava, pela y corta los vegetales en dados pequeños.
  3. Una vez que el agua haya hervido, introduce los vegetales en la olla.
  4. Sazona a tu gusto.
  5. Una vez que los vegetales estén blandos, apaga el fuego y deja reposar 1 minuto antes de servir.

Antes de hacer grandes cambios, consulta con tu médico

Está demostrado que no cualquier dieta para perder peso es recomendable y que, a fin de cuentas, solo la suma de buenos hábitos de vida, en conjunto con las recomendaciones del médico, pueden ayudar a bajar de peso de forma segura y sana.

Por lo tanto, ten presente que, a la hora de querer adoptar cualquier tipo de dieta, no hay que dejarse llevar por las promesas. Lo ideal es resolver las dudas con el médico y profundizar en el conocimiento de tus necesidades, para saber qué es lo que más te conviene y por qué.