¿Existe la dieta perfecta?

Okairy Zuñiga · 2 septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la fisioterapeuta y nutricionista Sofía Quintana Alonso el 2 septiembre, 2019
Además de incluir alimentos frescos, sobre todo frutas y verduras, es fundamental que complementemos la dieta con ejercicio físico para conseguir un organismo fuerte y sano

La dieta perfecta es una de las constantes búsquedas en nuestra vida diaria. Ya sea para bajar de peso, para tener una mejor salud o simplemente para intentar tener una mejor calidad de vida.

No obstante, hay un factor que se debe tomar en cuenta: la dieta perfecta es equilibrada, variada y es apropiada para las necesidades y características particulares de quien cada persona.

Sin embargo, en algunas ocasiones nos guiamos por tendencias de dietas que se centran más en la pérdida de peso que en la nutrición y la salud. Por ello, es recomendable que un profesional de la nutrición confeccione la dieta y recomiende un estilo de alimentación beneficioso para el paciente.

¿En qué consiste la dieta perfecta?

En realidad esta no es un tipo de dieta milagrosa, como las que se pueden encontrar en diarios, revistas o internet. Según un estudio de la Universidad de Míchigan, lo ideal es seguir una dieta que se enfoque en los alimentos no procesados, frutas y verduras, grasas y proteínas de origen vegetal, legumbres, granos enteros y nueces.

Los azúcares añadidos deben limitarse a menos del 5 % al 10 % de la ingesta calórica diaria. Las verduras y las frutas deberían constituir la mitad de cada comida. Además, se pone énfasis en las grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva, los aguacates y las nueces, y los ácidos grasos omega-3.

Por otro lado, la dieta perfecta contempla todos los grupos de alimentos, pero el cálculo de calorías dependerá del sexo, peso y estilo de vida de la persona, por lo que se recomienda visitar a un dietista o nutricionista. Estos son los elementos que se deben considerar en esta dieta:

  • Incluir alimentos a base de granos integrales, como el arroz integral, pan integral, pasta integral, etc.
  • También se recomienda el consumo de aceite vegetal, como el aceite de oliva.
  • Se recomienda incluir por lo menos tres vegetales diferentes y fruta variada.
  • 1 a 3 porciones de nueces o legumbres. Aquí se incluye a las nueces, garbanzos, cacahuates, trigo entero, etc. Cada porción equivale a 60 gramos.
  • 1 a 2 porciones de productos lácteos o alimentos que aporten calcio.
  • Proteínas procedentes de aves (pollo, pavo, etc.), pescado o huevos.

Alimentos que se deben consumir poco

Como recomiendan desde la Harvard T.H. Chan School of Public Health, en lugar de centrarse en alimentos basados solo en el valor calórico, debemos elegir alimentos saludables de calidad y reducir la ingesta de los alimentos de baja calidad. Esta es una buena forma de lograr y mantener un peso saludable.

Por ello, existen algunos alimentos que se recomienda consumir con muy poca frecuencia. Entre ellos encontramos:

  • Harinas refinadas (arroz blanco, pan blanco, pastas)
  • Azúcares refinados o sintéticos (dulces, endulzantes artificiales, azúcar muy refinada, etc.)
  • Patatas, especialmente si son fritas.
  • También es recomendable minimizar el consumo de carnes rojas, mantequillas y margarinas.

La dieta perfecta, más allá de los mitos

Queda claro que la mejor dieta es la más equilibrada y aquella que contempla todos los tipos de alimentos, salvo aquellos casos en que por cuestiones de salud se recomienda cambiar un grupo. Por lo tanto, siempre se debe consultar con el nutricionista el tipo de dieta y las calorias diarias que debemos consumir.

A diferencia de las dietas milagrosas, la dieta perfecta nunca generará enfermedades, hambre o falta de nutrientes.

  • WHO. Healthy Diet. Heal Diet Fact Sheet N394. 2015;
  • Dernini S, Berry EM. Mediterranean Diet: From a Healthy Diet to a Sustainable Dietary Pattern. Front Nutr. 2015;
  • Skerrett PJ, Willett WC. Essentials of healthy eating: A guide. J Midwifery Women’s Heal. 2010;
  • Frølich W, Åman P, Tetens I. Whole grain foods and health - A Scandinavian perspective. Food and Nutrition Research. 2013.