Dieta para prevenir la diabetes gestacional

Daniela Castro 12 mayo, 2018
La diabetes gestacional es una de las complicaciones más comunes del embarazo. Una alimentación variada y reducida en grasas y carbohidratos puede ser clave para su prevención.

La adopción de una dieta balanceada es uno de los hábitos imprescindibles para prevenir la diabetes gestacional. Esta enfermedad se caracteriza por un aumento en los niveles de glucosa en la sangre durante el periodo de embarazo.

Como ocurre con otros tipos de diabetes, afecta la manera en que las células utilizan el azúcar para su funcionamiento. Debido a esto, la madre y el feto quedan expuestos a una serie de riesgos que deben ser vigilados por el médico.

La buena noticia es que la mayoría de los casos no pasan a situaciones graves. Si bien es importante prestarles cuidado, una adecuada nutrición, en conjunto con otros hábitos saludables, evita un nacimiento complicado.

Por este motivo, en el siguiente espacio queremos compartir una serie de consejos de alimentación que, incluso antes del embarazo, reducen el riesgo de esta afección. ¡Descúbrelos!

Diabetes gestacional: lo que debes saber

La diabetes gestacional es una de las complicaciones del embarazo más comunes. Ocurre porque las hormonas que se segregan en este periodo inhiben la acción de la insulina en las células, provocando picos altos de azúcar en la sangre.

La insulina es una hormona que permite que las células conviertan la glucosa proveniente de los alimentos en combustible. Cuando algo afecta su producción, o el cuerpo no consigue utilizarla de forma adecuada, el azúcar aumenta y se desarrolla la diabetes.

Cualquier mujer en periodo de gestación puede tener esta enfermedad. Sin embargo, el riesgo se incrementa en aquellas que tienen antecedentes familiares o problemas como el sobrepeso e hipertensión arterial.

Hasta el momento se desconoce una causa exacta de por qué muchas mujeres desarrollan diabetes gestacional y otras no. No obstante, todas las futuras mamás deben someterse a una prueba oral de tolerancia a la glucosa entre las semanas 24 y 28 de embarazo.

¿Cuáles son las complicaciones de la diabetes gestacional?

Causas de la diabetes gestacional.

Casi siempre, las mujeres con diabetes gestacional consiguen controlar la enfermedad y dan a luz a bebés sanos. Sin embargo, cuando no hay un control adecuado, un nivel alto de azúcar en la sangre puede causar problemas tanto en la madre como en el bebé. Estos son algunos de los riesgos:

  • Aumenta el riesgo de presión arterial alta y preeclampsia, una grave complicación que pone en riesgo la vida de la madre y de su hijo.
  • Eleva las probabilidades de diabetes tipo 2 en el futuro.
  • El bebé puede tener sobrepeso al nacer, provocando más dificultades al momento del parto.
  • El parto se puede adelantar (nacimiento prematuro).
  • Aumenta el riesgo de síndrome de dificultad respiratoria en el bebé.

Leer también: Primeros síntomas de insuficiencia respiratoria

Los mejores consejos de dieta para prevenir la diabetes gestacional

Uno de los pilares más importantes para prevenir la diabetes gestacional es la dieta. A menudo, el médico estudia en detalle el caso de cada futura madre, ya que se deben tener en cuenta factores como la edad, el peso corporal y los posibles problemas de salud.

A pesar de esto, todas pueden tener en cuenta algunas generalidades de la alimentación que son determinantes para evitar el desarrollo de la enfermedad. Conozcamos las más importantes.

Llevar una alimentación variada

Dieta balanceada durante el embarazo.

La adopción de un plan de alimentación variado es una de las formas más efectivas de prevenir la diabetes gestacional. Incluir todos los grupos de nutrientes, a través de distintos alimentos, ayuda a mantener los niveles de glucosa estables.

Una dieta variada y equilibrada debe contener:

  • Frutas y vegetales
  • Cereales integrales y legumbres
  • Carnes magras
  • Frutos secos y semillas
  • Pescados grasos
  • Aceites saludables (oliva, girasol, etc.)

Hacer cinco comidas diarias

Durante el embarazo es importante comer bien, de forma equilibrada, en su justa medida. Eso de “comer por dos” es solo un mito y puede ser contraproducente. Lo ideal es dividir las porciones para cinco o seis comidas al día.

Ingerir un desayuno completo

Los descontroles de azúcar en la sangre aumentan en horas de la mañana. Por este motivo, para evitar descompensaciones, es primordial que las madres consuman un desayuno saludable, que corresponda al 25% del total de calorías diarias.

Aumentar el consumo de fibra

Los alimentos que contienen altas dosis de fibra son esenciales a la hora de prevenir la diabetes gestacional. Una correcta asimilación de este nutriente evita que los niveles de azúcar lleguen a picos altos después de las comidas.

Evitar los azúcares simples

El consumo excesivo de azúcares simples es una de las causas principales de diabetes. Por ello, para cuidar el embarazo es fundamental evitar al máximo todos los alimentos que la contienen. Los más comunes son:

  • Panes y productos de bollería industrial
  • Dulces y refrescos azucarados
  • Gaseosas y bebidas energéticas
  • Postres o recetas con azúcar añadido

Quizás te interesa: 9 alimentos que no sabías que tenían tanta azúcar

Moderar las grasas, proteínas e hidratos de carbono

Pan y bollería.

El sobrepeso en el embarazo es una de las causas relacionadas con la diabetes gestacional. Debido a esto, es conveniente vigilar las porciones de grasas y proteínas. Muchos de los alimentos que aportan estos nutrientes pueden engordar porque contienen muchas calorías.

En cuanto al consumo de carbohidratos, se recomienda controlarlos a través de las frutas, vegetales y cereales integrales. Estas fuentes son bajas en calorías y sus hidratos de carbono son mejores asimilados en el organismo.

Modelo de dieta para prevenir la diabetes gestacional

Todos los menús de la embarazada pueden variar de acuerdo a las recomendaciones del médico. Sin embargo, considerando los consejos anteriores, proponemos un modelo de dieta sencillo que se puede tomar como ejemplo.

Desayunos

  • Vaso de leche semidesnatada con café descafeinado y dos puñaditos de cereales integrales.
  • Yogur natural con pan integral y loncha de pavo.
  • Vaso de bebida de cacao light con pan integral, tomate y aceite de oliva.

Media mañana

  • Pan integral con jamón cocido y porción de fruta.
  • Yogur natural con semillas de chía.
  • Pan integral con atún y macedonia de frutas.
Tabla con distintos tipos de panes integrales

Almuerzos

  • Ensalada de patata, pollo asado al limón y una pera.
  • Crema de champiñones, trucha al horno con tomatitos cherry y macedonia de frutas.
  • Tallarines con espárragos trigueros salteados, pavo con ciruelas y un melocotón.

Media tarde

  • Yogur natural sin azúcar y dos galletas integrales.
  • Gelatina de frutas y un puñado de frutos secos.
  • Licuado de frutas y vegetales.

Cenas

  • Ensalada verde y sardinas con tomate.
  • Tomate aliñado y albóndigas con cebolla sofrita.
  • Medallones de merluza con salsa de gambas y guisantes.

¿Quieres prevenir la diabetes gestacional? Si estás embarazada, o planeas estarlo, ten en cuenta todos estos consejos de dieta para reducir los riesgos. No olvides que, como complemento, debes hacer ejercicio físico regular y asistir a los chequeos médicos.

Te puede gustar