Dieta recomendada para la diabetes gestacional

22 agosto, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
¿Padeces diabetes gestacional? Te alegrará saber que se trata de una patología transitoria que responde adecuadamente al manejo dietético. Te enseñamos los puntos clave.

Es necesario seguir una dieta especial durante la diabetes gestacional para minimizar las posibles complicaciones derivadas. Se trata de una patología reversible que surge en el embarazo. Cursa con resistencia a la insulina que dificulta el mantenimiento estable de la curva de glucosa. Es una disfunción que desaparece una vez ocurre el parto.

A continuación te ofreceremos una serie de pautas para que seas capaz de adecuar la alimentación si sufres la enfermedad. Es necesario tener en cuenta que el riesgo de desarrollar este problema metabólico se ve aumentado si la dieta previa al embarazo no era de buena calidad. El consumo regular de azúcares simples incrementa la incidencia de este tipo de trastornos.

La diabetes gestacional, un trastorno común y pasajero

Como comentábamos, la diabetes gestacional se diferencia del resto de patologías metabólicas por su carácter transitorio. Se desarrolla a las pocas semanas de iniciar el embarazo y finaliza una vez se ha dado a luz.

El principal riesgo de esta enfermedad es el hecho de sufrir una posible hipoglucemia que ponga en peligro la vida de la madre y del bebé, por lo que es preciso tomar una serie de precauciones al respecto.

Existen una serie de factores de riesgo que incrementan la incidencia de dicha patología. De acuerdo con una investigación publicada en la revista International Journal of Molecular Sciences, el sobrepeso y la resistencia a la insulina previa pueden desencadenar el trastorno con mayor facilidad. Se trata de un problema que afecta a casi el 17 % de las embarazadas.

Dieta para la diabetes gestacional.
Las embarazadas con diabetes gestacional pueden guiarse por la dieta mediterránea o la dieta DASH.

Para saber más: ¿Cuáles son los síntomas de una hipoglucemia?

La dieta en la diabetes gestacional

Uno de los objetivos de la dieta durante el tratamiento de la diabetes gestacional es la reducción del peso, de forma que este se encuentre dentro de los parámetros considerados como normales. De este modo, la ganancia de peso de una mujer embarazada con este problema debería de ser menor que en el caso de una homóloga sin la enfermedad.

Para lograr dicho objetivo se puede optar por poner en práctica una dieta mediterránea, tal y como sugiere un estudio publicado en Current Diabetes Reports. Lo óptimo es ajustar el balance calórico e incluir en la alimentación una gran variedad de productos frescos que aseguren el aporte de proteínas y de grasas saludables.

Así mismo, también se ha evidenciado que poner en práctica una dieta DASH baja en sodio para la hipertensión podría reducir el riesgo de desarrollar la patología metabólica. Esta pauta de alimentación se caracteriza por su escasa presencia de azúcares simples y por garantizar el aporte de lípidos insaturados con carácter antiinflamatorio, como los omega 3.

Alimentos permitidos en la dieta de la diabetes gestacional

A continuación vamos a detallar qué alimentos deben formar parte de la dieta para el tratamiento de la diabetes gestacional.

Carbohidratos

Lo más recomendable es moderar el consumo de carbohidratos. Los que aparezcan en la dieta han de ser de tipo complejo, evitando así los glúcidos simples que provocan picos de glucosa en la sangre. Se pueden consumir con cierta regularidad los siguientes alimentos:

  • Arroz integral.
  • Tubérculos.
  • Cereales integrales sin azúcar, como la avena.
  • Legumbres.

De este modo, también se garantiza la presencia de fibra en la dieta, que resulta esencial para el manejo de los problemas de tipo intestinal. De hecho, se ha demostrado que un aporte adecuado de dicha sustancia resulta una estrategia adecuada para prevenir el estreñimiento.

Lo adecuado sería una ración de carbohidratos en las comidas principales, aunque esta no debe superar en volumen más de 1/4 del total del plato servido.

Proteínas

Se aconseja un consumo de proteínas de alto valor biológico de manera diaria. De este modo, se satisfarán las demandas de la madre y del niño, lo que permitirá el correcto desarrollo de los nuevos tejidos. Es importante, por lo tanto, que en la dieta aparezcan con mucha frecuencia la carne, el pescado, los lácteos y los huevos. 

Sin embargo, es importante prestarle atención al método de cocción. Se deben de evitar las frituras, pues esta forma de preparación conlleva la formación de ácidos grasos de tipo trans. Un estudio publicado en Diabetes & Metabolic Syndrome relaciona la ingesta de estos lípidos con un mayor riesgo de desarrollar diabetes.

En cada comida ha de aparecer una porción de proteínas de alta calidad. Lo aconsejable resulta priorizar el pescado frente a la carne. También es buena práctica consumir huevos con asiduidad, a la plancha o en tortilla francesa.

Para completar el aporte proteico resulta una opción excelente la ingesta de lácteos como postre, sobre todo de yogures. Dos de estos alimentos al día consiguen cubrir los requerimientos de estos nutrientes esenciales. Procura elegir siempre aquellos que no lleven azúcares añadidos.

También te puede interesar: Dieta DASH para la hipertensión

Grasas

Fruta para la diabetes en el embarazo.
Se deben evitar los ultraprocesados en la diabetes gestacional, ya que sus aportes no contribuyen a la patología.

Como hemos comentado, las grasas insaturadas y saturadas están permitidas dentro de la diabetes gestacional. Pero se ha de limitar e incluso restringir el consumo de lípidos de tipo trans, abundantes en los productos ultraprocesados. De este modo, no deben aparecer en la dieta:

  • Dulces.
  • Bollería.
  • Alimentos industriales ultraprocesados.
  • Comida rápida.

Para garantizar un correcto estado de salud durante el embarazo, se recomienda el uso del aceite de oliva en crudo de manera diaria para aliñar los vegetales. Asimismo, se pueden utilizar frutas oleosas como el aguacate. También se puede incluir un puñado de frutos secos en los refrigerios.

Vigila la dieta para controlar la diabetes gestacional

Como has podido comprobar, la diabetes gestacional es una patología transitoria que responde adecuadamente al manejo dietético. Basta con confeccionar un menú equilibrado en cuanto a calorías y con restringir la ingesta de azúcares simples y de ultraprocesados para asegurar un buen pronóstico.

Las embarazadas con glucemias alteradas necesitan controles más estrictos y visitas asiduas al ginecólogo. Las complicaciones derivadas de un azúcar sanguínea elevada persistente son de cuidado para el futuro parto y puerperio.

  • Plows JF., Stanley JL., Baker PN., Reynolds CM., et al., The pathophysiology of gestational diabetes mellitus. Int J Mol Sci, 2018.
  • Mahajan A., Donovan LE., Vallee R., Yamamoto JM., Evidence based nutrition for gestational diabetes mellitus. Curr Diab Rep, 2019.
  • Mijatovic Vukas J., Capling L., Cheng S., Stamatakis E., et al., Associations of diet and physical activity with risk for gestational diabetes mellitus: a systematic review and meta analysis. Nutrients, 2018.
  • Emmanuel A., Mattace Raso F., Neri MC., Petersen KU., et al., Constipation in older people: a consensus statement. Int J Clin Pract, 2017.
  • Islam MA., Amin MN., Siddiqui SA., Hossain P., et al., Trans fatty acids and lipid profile: a serious risk factor to cardiovascular disease, cancer and diabetes. Diabetes Metab Syndr, 2019. 12 (2): 1643-1647.
  • Ríos-Martínez, William, et al. "Complicaciones obstétricas de la diabetes gestacional: criterios de la IADPSG y HAPO." Perinatología y reproducción humana 28.1 (2014): 27-32.
  • Moreno, Juan Mozas, et al. "Dieta mediterránea y diabetes gestacional." Nutrición Clínica 10.1-2016 (2016): 54-67.
  • Rubí-Arriaga, Martín, Daniel Lozano-Keymolen, and Fatima Irais Maldonado. "Población y producción alimentaria en México: caso del aguacate." Papeles de Población 25.101 (2019): 213-241.