Dieta recomendada para aliviar la gastroenteritis aguda

Aydee Castaño · 9 noviembre, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 16 noviembre, 2018
Para mantenernos hidratados durante la gastroenteritis en fundamental tomar mucho líquido y seguir una dieta blanda a base de purés, cremas y sopas.

La gastroenteritis aguda es una inflamación de los intestinos y el estómago. Esta se produce por virus o bacterias que se contraen por comer alimentos contaminados. En muchos casos, por prepararse con poca higiene. No obstante, pueden haber muchas otras causas.

Descubre en este artículo cuáles serían los alimentos más beneficiosos y efectivos para aliviar los síntomas de la gastroenteritis aguda: son excelentes como complemento al tratamiento médico adecuado.

Si presentas síntomas de gastroenteritis, acude a tu médico de confianza para recibir el diagnóstico y las mejores recomendaciones para aliviar tu sintomatología.

Alimentos para la gastroenteritis

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. , las personas que padecen esta enfermedad pueden tener síntomas como mareos, náuseas, vómitos y fiebre. Estos son muy molestos y deben controlarse para no agravarse.

Por eso, para mejorar estos síntomas se suele recomendar consumir alimentos que nos mantengan hidratados y que no sean demasiado pesados. En este sentido, detallamos cuáles podrían ser los más beneficiosos.

1. Consumir frutas y verduras

Vegetales para combatirla gastroenteritis

Una buena forma de mantenernos hidratados es a través del consumo de frutas y verduras. Estas nos aportan una muy buena cantidad de antioxidantes, que ayudarían a luchar contra los síntomas de la gastroenteritis.

Con el consumo habitual de vegetales, especialmente de aquellos de color verde según señala una investigación del año 2011, se fortalecería el sistema inmunitario y ayudaríamos a nuestro organismo a defenderse de una gran cantidad de infecciones.

Por otro lado, las verduras se pueden comer de diferentes maneras. No obstante, recomendamos evitar las frituras. Cocidas o al vapor son recomendables para consumir durante el tiempo que dure esta afección. Las sopas, las cremas y los jugos también son una buena opción.

2. Tomar la sopa

Sopa para la gastroenteritis

La gastroenteritis aguda provoca mucha diarrea. Por lo tanto, hay que buscar la forma de mantenernos hidratados. Una buena manera, además de tomar mucho líquido, sería tomar las sopas. Si no eres muy amigo de ellas, debes hacer el esfuerzo si deseas una pronta recuperación.

Las sopas de verduras suelen ser las más recomendadas ya que aportan una gran variedad de nutrientes, a la vez que colaboran con la hidratación.  No te olvides de condimentar tu sopa con aceite de oliva y sal marina. Si lo deseas, también un poco de jugo de limón. Evita otros condimentos hasta que te hayas recuperado.

3. Los alimentos de grano suave

Siempre que podamos debemos elegir cereales y harinas integrales. Estos aportan una gran cantidad de fibra, nutrientes y proteínas, a diferencia de los refinados, como señala una publicación de Harvard T.H. Chan.

Además, también proporcionan energía muy necesaria para el organismo, en especial, si padecemos un trastorno estomacal tan delicado como puede ser la gastroenteritis.

4. Beber más agua

Como lo recalcamos desde un principio, la gastroenteritis aguda requiere de una dieta rehidratante. Esto se debe a la diarrea, la cual puede deshidratar a una persona en muy poco tiempo.

Además de las frutas y las verduras junto con las sopas, debemos tomar mucha agua. No obstante, si no te agrada tanto el agua porque no tiene sabor, entonces agrégale algo de limón.

También puedes darle algo de sabor con las cáscaras de naranja, de limón o de mandarina:

  • Para lograr esto solo tienes que coger unos dos litros de agua en una jarra de cristal y agregarle las cáscaras de tu cítrico preferido.
  • Después, dejarlo en reposo durante unas dos o tres horas.
  • Durante ese tiempo las cáscaras soltaran sus aromas, le darán sabor al agua. Por consiguiente, será mucho más agradable al paladar.

Por último

No olvides que para vivir sanos debemos alimentarnos cada día de manera saludable. Ten siempre en cuenta llevar muchas más frutas y verduras cuando estés comprando los productos para alimentar a tu familia.

Si estás pasando tú o un familiar por una enfermedad como la gastroenteritis, con mayor razón deberás revisar la dieta. Consulta con tu médico para determinar qué alimentos deberías incluir en tu menú semanal (y cuáles evitar) mientras dure la enfermedad.

  • Oh, H. E., & Chetty, R. (2008). Eosinophilic gastroenteritis: A review. Journal of Gastroenterology. https://doi.org/10.1007/s00535-008-2230-5
  • Churgay, C. A., & Aftab, Z. (2012). Gastroenteritis in children: Part II. prevention and management. American Family Physician.
  • Shepherd, A. (2014). The role of diet in the management of IBS. Nurse Prescribing. https://doi.org/10.12968/npre.2012.10.1.32
  • Alhmoud, T., Hanson, J. A., & Parasher, G. (2016). Eosinophilic Gastroenteritis: An Underdiagnosed Condition. Digestive Diseases and Sciences. https://doi.org/10.1007/s10620-016-4203-5
  • MedlinePlus. Gastroenteritis bacteriana. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000254.htm
  • ScienceDaily. (2011). Eating green veggies improves immune defenses. https://www.sciencedaily.com/releases/2011/10/111013121509.htm
  • Harvard T.H. Chan. Whole Grains. https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/what-should-you-eat/whole-grains/