Dieta reconstructiva para huesos y articulaciones débiles - Mejor con Salud

Dieta reconstructiva para huesos y articulaciones débiles

Los refrescos con gas y los alimentos industriales y ricos en grasas estimulan la pérdida de calcio en huesos y dientes.

¿Sientes dolor al final del día en tus huesos y articulaciones? ¿Te duelen las rodillas al subir escaleras? ¿Son quizá esas molestias más intensas cuando hace frío o por las noches? Entonces ya sabes que tu problema, es el mismo que el del 20% de la población. Artritis, desgaste, o incluso osteoporosis.

¿Qué podemos hacer? En primer lugar mentalizarnos. Los problemas articulatorios no se resuelven fácilmente. Debemos cambiar alguno de nuestros hábitos y ser constantes en estas pautas que ahora te presentamos. Con ellas y con un tratamiento médico adecuado, dispondrás de una mejor calidad de vida.

1. ¿Cuál es la mejor dieta para mejorar el estado de huesos y articulaciones débiles?

Para mejorar el estado de los huesos y articulaciones debemos seguir dos pautas muy concretas:

  • Una dieta depurativa: Iniciaremos nuestro tratamiento casero eliminando esas toxinas que  degradan nuestras células, que enferman los tejidos y debilitan nuestros sistemas hasta envejecerlos. Esa acumulación de elementos dañinos debilita, por ejemplo, el cartílago, y hace también que vayamos perdiendo masa ósea. Se sabe que los refrescos con gas o los alimentos ricos en grasas provocan la pérdida de ese calcio esencial que fortifica los huesos o los dientes. Así pues, el primer paso será iniciar una correcta dieta depurativa.
  • Una dieta reconstructiva: ¿Cuál es la finalidad de seguir una dieta reconstructiva? Obtener nutrientes, enzimas esenciales con las cuales reconstruir el cartílago y favorecer así la regeneración celular. Unos tejidos libres de toxinas, ricos en minerales y vitaminas adecuadas, nos permitirán disponer de un sistema articulatorio más fuerte, más firme.

Dieta depurativa para huesos y articulaciones

nopal y naranja

Sería muy adecuado que siguiésemos esta dieta depurativa por las mañanas. Dispondrás de alimentos ricos en vitaminas y minerales, muy adecuados para empezar el día. Son propuestas ricas, saludables y sobre todo muy adecuadas para eliminar toxinas, evitar retención de líquidos y combatir el estreñimiento. ¿Tomamos nota?

Propuestas para tus desayunos

  • En ayunas, empezaremos el día con un vaso de agua tibia con limón. También dispones de otro remedio maravilloso para depurar y  optimizar a su vez las funciones del hígado. ¿De qué se trata? De una cucharada de aceite de oliva con unas gotas de jugo de limón. A lo largo de la semana puedes alternar ambas opciones.
  • Un tazón con 15 uvas y dos rodajas de piña.
  • Un té verde.
  • Un té de boldo.
  • Un tazón de fresas con kiwi.
  • Jugo de melocotón.
  • Leche de almendras.
  • Jugo de nopal con jugo de naranja: Esta combinación es tan saludable como maravillosa. Nos permitirá obtener numerosos nutrientes a la vez que depuraremos muy adecuadamente nuestro organismo. ¿Cómo debemos prepararla? Muy fácil. Necesitaremos una hoja de nopal de tamaño mediano. Primero la hervimos con 200 ml de agua hasta que quede bien tierna. A continuación obtendremos el jugo de dos naranjas, para después, llevarlo a la batidora con el nopal y ese vaso de agua con el que hemos hecho la cocción. Intentaremos conseguir un jugo bien homogéneo. Si el sabor te es un poco fuerte, puedes acompañarlo con un poco de miel.
  • Un tazón de avena con una manzana verde.

Propuestas para tus almuerzos

  • Brócoli al vapor.
  • Zanahorias con arroz integral.
  • Berenjenas al horno.
  • Sándwich de pan integral con aguacate, mostaza y tomates.
  • Ensaladas de col con pepino, piña, espinacas y semillas de calabaza.
  • Un jugo de betabel o remolacha con manzana y una tortilla con ajos.
  • Ensalada de lechuga, piña, brócoli crudo a trocitos muy pequeños, aguacate y almendras.

Dieta reconstructiva para tus huesos y articulaciones

Gelatina

La dieta reconstructiva podemos seguirla en nuestras cenas o en los almuerzos. La finalidad es sencilla: Vamos a regenerar el cartílago, buscamos nutrir nuestro organismo a base de alimentos esenciales con los cuales fortalecer huesos y articulaciones. Te explicamos cómo conseguirlo:

  • Lentejas.
  • Bacalao al horno con tomate.
  • Garbanzos.
  • Sopa de zanahoria.
  • Pechuga de pollo con limón.
  • Huevos gratinados.
  • Tomates rellenos de carne de pavo.
  • Pan integral de centeno con una tortilla de ajo o cebolla.
  • Salmón al horno con limón y salsa de pimienta.
  • Sardinas.
  • Gelatina (la gelatina es maravillosa para regenerar el cartílago).

Para concluir te queremos recordar que, al igual que necesitamos mejorar nuestra dieta incluyendo alimentos depurativos y nutritivos, es esencial también que mejores tus hábitos de vida. Evita los refrescos con gas, la comida industrial y precocinada. Intenta beber más líquido a lo largo del día y eleva ante todo el consumo de frutas ricas en vitamina C.

El ejercicio deberá ser moderado. Si tienes problemas de huesos y articulaciones, en ocasiones el ejercicio intenso nos puede ocasionar más problemas que beneficios, así que lo mejor es seguir pautas sencillas. Salir a andar por las mañanas e ir a la piscina tres veces por semana es, sin duda, lo más adecuado en estos casos.

Cuidado también con toda la medicación que solemos tomar para aliviar el dolor articular. Los antiinflamatorios suelen dañar bastante la salud del hígado, así que intenta combinarlos con remedios naturales. La infusión de jengibre siempre ofrece buen resultado y es muy adecuada. Sigue estos sencillos consejos y mejora  con ellos tu calidad de vida desde hoy mismo.