¿Qué enfermedades puedo evitar llevando una dieta saludable?

Una vez que conozcas cuáles son las enfermedades que puedes evitar llevando una alimentación balanceada, no dudarás en añadir a tu dieta los alimentos indicados.

Como debes haber escuchado, el consumo de una dieta saludable permite que nuestro organismo funcione correctamente. No obstante, además también ayuda a prevenir o disminuir el riesgo de padecer ciertas enfermedades. Esto significa que puedes alargar tu vida y mejorar su calidad.

Al respecto, el Instituto Gerontológico asegura que 6 de las 10 principales causas de muerte están directamente relacionadas con los malos hábitos de alimentación.

Por tal razón, según explican, lo más importante es saber que mediante una adecuada intervención nutricional podemos reducir cerca de un 30% la mortalidad por cáncer, un 20% la mortalidad por enfermedades cardiovasculares y casi un 100% las anemias.

En ese sentido, en este artículo te vamos a ofrecer detalles sobre la gran cantidad de enfermedades y condiciones que una dieta saludable puede ayudarte a prevenir.  O en su defecto, ayudarte a controlar en caso de que ya las padezcas.

Problemas relacionados con no tener una dieta saludable

En general, una dieta poco equilibrada tiene como consecuencia el déficit de varios minerales que son indispensables para el buen funcionamiento del organismo. Por otra parte, una mala dieta provee a nuestro cuerpo de un exceso de varios elementos que no son beneficiosos.

Llevar una dieta saludable.

Ambas circunstancias, exceso de elementos malos (como grasas) con déficit de elementos buenos (vitaminas, hierro) se unen, generando enfermedades metabólicas como la obesidad, la diabetes, la osteoporosis y la hipertensión arterial.

No obstante, además de las enfermedades meramente metabólicas, los excesos y déficits también pueden contribuir al desarrollo de otras condiciones como el cáncer.

La obesidad

Aunque depende en cierta medida de un factor genético, la obesidad es un problema de salud pública que está determinado por la ingesta excesiva de alimentos, aunado a una falta de actividad física.

No es descabellado afirmar que la obesidad es reconocida como un peligro para la salud. Esto se debe a que aumenta significativamente la mortalidad, al estar relacionada con el desarrollo de varias enfermedades, de las cuales algunas pueden ser letales. La obesidad es determinante en:

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes
  • Artritis, litiasis biliar (acumulación de cálculos en la vesícula biliar)
  • Enfermedad de gota (formación de cristales de sal en los tejidos y articulaciones)
  • Cáncer de mamás, de útero y de próstata

Leer también: ¿Cómo contrarrestar la obesidad?

La dieta y las enfermedades cardiovasculares

Existe una relación directa entre la alimentación saludable y las enfermedades cardiovasculares, de las cuales las más frecuentes son la hipertensión arterial, la trombosis arterial y la aterosclerosis obliterante.

La influencia de la dieta en el desarrollo de estas enfermedades es motivada a que los malos hábitos alimenticios conllevan a un aumento del colesterol malo, que afecta el funcionamiento cardiovascular y sanguíneo.

La dieta y la diabetes

La diabetes es una enfermedad caracterizada por una producción insuficiente de insulina o una mala absorción de la misma. Como consecuencia de esa insuficiencia, los niveles de azúcar en sangre aumentan desproporcionadamente. Esto se debe a que la insulina es la encargada de que las células absorban la glucosa.

Dieta saludable para prevenir la diabetes.

Los malos hábitos alimentarios influyen directamente en la diabetes. ¿Los motivos? Pues los alimentos ricos en grasas, en carbohidratos y en azúcar tienen efectos que provocan o empeoran la diabetes.

La dieta y la osteoporosis

La osteoporosis se caracteriza por la disminución de la densidad ósea. Esto ocasiona que los huesos incrementen su fragilidad, lo que implica mayores riesgos de sufrir fracturas.

Según lo que revela el Instituto Gerontológico, se han identificado factores que determinan el desarrollo de esta condición ósea. Entre ellos se encuentra la ingesta insuficiente de vitamina D y calcio.

Dicho esto, se puede afirmar que una dieta inadecuada, en la que escasean el calcio y la vitamina D, influye en la aparición de osteoporosis.

La dieta y el cáncer

Una de las enfermedades más temidas en el mundo entero es el cáncer . De acuerdo con investigaciones especializadas, existe una relación entre una mala dieta y su aparición. Particularmente en el cáncer de mama, de útero y de próstata.

Según datos ofrecidos por el Instituto Gerontológico, los elevados consumos de grasa aumentan el riesgo de cáncer de mama, de colon y de próstata. Así mismo, las dietas ricas en alimentos salados, ahumados y condimentados elevan el factor riesgo del cáncer de estómago y de esófago.

Enfermedades que se previenen con una dieta saludable

A propósito de todo lo que te hemos explicado anteriormente, podemos darte, a manera de conclusión, una lista con varias de las enfermedades y afecciones que puedes evitar si mantienes una dieta saludable.

Lllevar una dieta saludable para prevenir enfermedades.

Muchas de estas son las que ya te hemos explicado detalladamente. No obstante, también incluiremos otras condiciones que, en algún grado, son influenciadas por los alimentos que consumimos o por alimentos que no consumimos y nos generan déficits.

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Diabetes
  • Osteoporosis
  • Cáncer
  • Parkinson
  • Anemias
  • Artritis
  • Alzheimer
  • Acné

Te recomendamos leer: 8 pasos para eliminar el acné

La actividad física es otra aliada de la salud

Además de la importancia de la dieta para mantener una buena salud, también debe tenerse en cuenta el rol destacado que juega la actividad física. El ejercicio favorece:

  • La función cardiovascular.
  • Facilita la regulación de la glicemia.
  • Reduce los elementos “malos”, como el colesterol y los triglicéridos.
  • Ayuda el proceso digestivo.
  • Regula el ritmo intestinal.
  • Mejora la retención de calcio.
  • Disminuye el estrés.
Te puede gustar