¿Una dieta saludable puede prevenir el cáncer de piel?

2 julio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
Te contamos cómo la dieta es capaz de ayudar en la prevención del cáncer de piel y qué alimentos debes incluir para reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Pequeños cambios que puedes realizar con grandes beneficios.

Mucha gente se pregunta si existe una dieta para prevenir el cáncer de piel. Este tipo de patología se relaciona de forma muy estrecha con la higiene en la exposición solar. Más aún, parece haber una relación entre el adelgazamiento de la capa de ozono y el aumento de las radiaciones dañinas que alcanzan la dermis.

De todas maneras, la alimentación no es tópico menor en la prevención oncológica. De hecho, ciertas investigaciones y revisiones postulan que ciertos cambios en los hábitos dietéticos o el énfasis en el aporte de nutrientes puede resultar beneficioso a la hora de prevenir el cáncer de piel.

Antioxidantes en la dieta para prevenir el cáncer de piel

Muchos tipos de tumores están vinculados a un incremento del estrés oxidativo y de la producción de radicales libres. Para contrarrestar esta situación, es necesario aumentar el aporte de sustancias con potencial antioxidante en la alimentación. Los productos vegetales son ricos en fitonutrientes, que cuentan con esta característica.

Por este motivo, incluir frutas y verduras con asiduidad en la dieta se vincula con un menor riesgo de desarrollar cáncer de piel. De acuerdo con una investigación publicada en la revista International Journal of Molecular Sciences, la ingesta de fitoquímicos procedentes de las plantas se asocia de manera positiva a la reducción del riesgo de desarrollar tumores de tipo melanoma y no melanoma.

Los arándanos, el tomate y las especias culinarias son también pródigos en esta clase de nutrientes. No obstante, algunas bebidas son de apoyo para la misma función.

La ingesta de té verde, por ejemplo, ha demostrado que puede influir en la prevención del cáncer de piel, gracias al aporte de polifenoles. Así lo afirma un estudio publicado en la revista Photodermatology, Photoimmunology & Photomedicine, en el cual los autores afirman la menor incidencia del cáncer dérmico producido por los rayos solares ultravioletas.

Té verde para prevenir el cáncer de piel
El té verde es una infusión natural con propiedades antioxidantes, favorables a la prevención del cáncer dérmico

Lee también: ¿Los bultos en la cabeza pueden ser tumores?

Incluye vitamina A en la dieta contra el cáncer de piel

Algunas vitaminas se relacionan de forma muy estrecha con la salud de la piel. Es el caso de la vitamina A, un nutriente que se puede encontrar en los vegetales de color rojo, como las zanahorias.

De hecho, el consumo de esta sustancia se sitúa como una de las mejores terapias naturales a la hora de prevenir el cáncer de piel, según un artículo publicado en el año 2019 en la revista Medicina. Dicha vitamina es capaz de estimular el sistema inmunitario para prevenir la mutación de las células de las piel y evitar que se vuelvan malignas.

Por otro lado, no hay evidencia de que la suplementación con este nutriente reduzca la incidencia de los tumores. Lo que sí se debe asegurar es un aporte dentro del rango de valores recomendados, que oscila entre 700 y 900 microgramos diarios para los adultos.

No obstante, no se trata de la única vitamina útil en oncología. La vitamina D, cuya génesis depende de la exposición solar, también se asocia con un menor número de patologías relacionadas con la piel. Entre ellas el acné, la alopecia, el melanoma y el cáncer de piel sin melanoma. Dicha asociación aparece reflejada en una revisión publicada en la revista Actas Dermo Sifiliograficas.

Para mejorar los niveles de vitamina D es necesaria la exposición solar, aunque de manera prudente y controlada. Incluir en la dieta alimentos como los pescados azules, los huevos y los lácteos enriquecidos también ayuda a evitar deficiencias en este nutriente.

También te puede interesar: ¿Qué nos aporta la vitamina D?

Excluye grasas trans de la dieta

Comida con grasas trans
Las grasas trans, al contrario que otros nutrientes, son estimulantes de las anormalidades celulares

Del mismo modo que existen nutrientes capaces de reducir el riesgo de desarrollar cáncer de piel, hay otros que presentan el poder de incrementar este riesgo. Se trata, por ejemplo, de las grasas de tipo trans, vinculadas con la inflamación sistémica y con los daños en el ADN celular.

Un consumo excesivo de estos lípidos aumenta la incidencia de las enfermedades complejas, las metabólicas y el cáncer. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Diabetes & Metabolic Syndrome, el aporte regular de estos ácidos grasos es capaz de promover el desarrollo oncológico asociado a la obesidad.

Por este motivo, deben restringirse los alimentos ultraprocesados que abundan en sustancias perjudiciales. A su vez, es beneficioso reducir el número de frituras, puesto que los ácidos grasos de tipo trans se forman a partir del sometimiento de los aceites vegetales a altas temperaturas.

La dieta ayuda en la prevención del cáncer de piel

La dieta es un factor importante a la hora de prevenir el cáncer de piel. De todos modos, no es el único elemento a considerar. Es necesario tener en cuenta que se trata de una enfermedad multifactorial.

La genética también es importante a la hora de valorar el riesgo de desarrollar dicha patología. A pesar de todo, una serie de hábitos saludables de vida pueden disminuir la incidencia de la enfermedad, cuidando de exponerse al sol en los momentos oportunos.

  • Ye N C., Yen H., Hsiao HY., Su SC., Phytochemicals in skin cancer prevention and treatment: an updated review. Int J Mol Sci, 2018.
  • Sharma P., Montes de Oca MK., Alkeswani AR., McClees SF., et al., Tea polyphenols for the prevention of UVB induced skin cancer. Photodermatol Photoimmunol Photomed, 2018. 34 (1): 50-59.
  • Oliveira S., Costa J., Faria I., Guerreiro SG., et al., Vitamin A enhances macrophages activity against B16-F10 malignant melanocytes: a new player for cancer immunotherapy? Medicina, 2019.
  • Trivió FJN., Santiago SA., Calzada YG., Vitamin D and the skin: a review for dermatologists. Actas Dermosifiliogr, 2019. 110 (4): 262-272.
  • Islam MA., Amin NM., Siddiqui SA., Hossain MP., et al., Trans fatty acids and lipid profile: a serious risk factors to cardiovascular disease, cancer and diabetes. Diabetes Metab Syndr, 2019. 13 (2): 1643-1647.
  • Sánchez, Francisca. "Consideraciones sobre la capa de ozono y su relación con el cáncer de piel." Revista médica de Chile 134.9 (2006): 1185-1190.
  • Bronsnick, Tara, Era Caterina Murzaku, and Babar K. Rao. "Diet in dermatology: Part I. Atopic dermatitis, acne, and nonmelanoma skin cancer." Journal of the American Academy of Dermatology 71.6 (2014): 1039-e1.
  • Tavakolpour, Soheil, Maryam Daneshpazhooh, and HamidReza Mahmoudi. "Skin cancer: genetics, immunology, treatments, and psychological care." Cancer Genetics and Psychotherapy. Springer, Cham, 2017. 851-934.