Dietas vegetarianas: ¿cubren todas nuestras necesidades?

Nuria · 4 febrero, 2013
Lo que conocemos como dieta vegetariana es sólo una generalización, ya que hay, básicamente, tres tipos de dietas vegetarianas.

Cada vez hay más personas que, por diversos motivos, deciden dejar de tomar su dieta habitual para empezar con alguna de las dietas vegetarianas existentes.

Pese a que es cierto que algunos estudios demuestran que en las dietas corrientes se abusa mucho de las proteínas animales, también es cierto que esto sucede por tener una dieta poco equilibrada. Sin embargo,  mucha gente aún tiene dudas sobre si las dietas vegetarianas cubren todas nuestras necesidades.

Razones por volverse vegetariano

dietas vegetarianas

El vegatarianismo, en la mayor parte del mundo, es una cuestión de economía, la carne cuesta mucho más que, por ejemplo, el arroz y la pasta. Por lo tanto, la carne se convierte en un plato que se come en una ocasión especial. Aún así, en los lugares donde hay mucha carne, ésta se consume con moderación, proporcionando un complemento de la comida más que un plato central.

En países como los EEUU, donde la cerne no es cara, la gente decide adoptar una de las dietas vegetarianas existentes por otras razones. Entre ellas se encuentran las preferencias de los padres, motivos religiosos u otras creencias o temas de salud.

Mucha gente decide ser vegetariana porque le preocupan los derechos de los animales o el medioambiente. Además, la gente normalmente suele tener más de un motivo para abandonar la carne.

Tipos de dietas vegetarianas

Lo que conocemos como dieta vegetariana es sólo una generalización, ya que hay, básicamente, tres tipos de dietas vegetarianas. Podemos diferenciar entre:

  • La dieta vegetariana estricta: es aquella en la que todos los tipos de carnes y de productos animales se excluyen de ella sin excepción. Esto significa que las personas que quieran hacer este tipo de dietas tendrán que buscar un muy buen equilibrio entre los productos vegetarianos para poder ofrecer a su organismo todas las vitaminas y minerales que este necesita.
  • La dieta lacto vegetariana: además de los vegetales, se incluyen alimentos derivados de la leche. Esta dieta, pese a no ser completamente vegetariana, ofrece más minerales y vitaminas a nuestro organismo, por lo que podremos estar más tranquilos en el momento de seleccionar los alimentos vegetales para ofrecer a nuestro cuerpo lo que necesita. Los derivados de la leche ya llevan mucho minerales y vitaminas, por lo que el peso del equilibrio no recaerá simplemente en los vegetales.
  • La dieta ovo-lacto vegetariana: es la que incluye en ella, además de los vegetales y productos derivados de las plantas, varios derivados de la leche y huevos. Esta es algo más completa que las anteriores, pero también contiene más cantidad de proteína animal.

Lee también: Adoptar una dieta vegetariana sin reducir nutrientes

Necesidades del organismo

Cualquiera de estas dietas, si está bien hecha, podrán a aportarnos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Sin embargo, debemos tener en cuenta que, para que la dieta funcione bien y no tengamos problemas como la anemia por falta de nutrientes, debemos buscar en aquellos productos vegetales la cantidad de nutrientes que nos faltan y que nos darían los alimentos excluidos de la dieta vegetariana. Por ello, es importante que seleccionemos aquellos productos vegetales que tengan más aporte de proteínas, hierro, zinc, vitamina B12 y calcio.

Las necesidades nutricionales del organismo deben cubrirse consumiendo las cantidades en base a la pirámide de los alimentos, la cual es una guía de lo que debe consumir una persona para obtener los nutrientes que el cuerpo necesita. Este gráfico da pautas sobre la frecuencia de consumo de los distintos tipo de alimentos que deben formar parte de una alimentación saludable.

En la base de la pirámide se encuentran los alimentos que deben ser consumidos a diario; en la parte media los que se recomiendan consumir varias veces a la semana; y, en la superior, los alimentos que solo debemos tomar ocasionalmente.

Si no conocemos exactamente las necesidades de nuestro organismo y la cantidad de nutrientes que lleva cada alimento, lo mejor que podemos hacer es para no poner en peligro nuestra salud es acudir a un nutricionista, quien se ocupará de ofrecernos la mejor dieta para nuestras necesidades.

Quizás también te interese leer: Cómo hacer nuggets vegetarianos: 3 recetas

Conclusión

Las dietas vegetarianas no deberían suponer un problema para el organismo si se llevan a cabo de una forma saludable, incluyendo los alimentos que aportan nutrientes de calidad y evitando aquellos que aportan calorías vacías o sustancias perjudiciales. Se recomienda la asistencia aun nutricionista para que recomiende las guías alimentarias a seguir a cabo para evitar déficit de elementos.

  • Rojas Allende, D., Figueras Díaz, F., & Durán Agüero, S. (2017). Ventajas y desventajas nutricionales de ser vegano o vegetariano. Revista Chilena de Nutrición. https://doi.org/10.4067/S0717-75182017000300218
  • Marines Argüelles, L. (2016). Vegetarianos con ciencia.
  • Román, D., & Vilaplana, E. (2003). La dieta ética; Ética y dietética del veganismo. El Vegetariano.