Dieta volumétrica: ¿Cuáles son sus pros y contras?

La dieta volumétrica es adecuada para quienes prefieren sentirse saciados, aunque deben tener mucho cuidado con la cantidad de calorías que consumen en cada ingesta

Perder peso o mantenerse en la talla deseada es un objetivo común. Al principio, estamos dispuestos a realizar cualquier sacrificio, pero esto cambia con el tiempo.

Comer es un placer y, en ocasiones, una manera de paliar los sinsabores del día a día.

Por ello, cuando llevamos unos meses a dieta, comenzamos a aburrirnos y a preguntarnos si merece la pena. Todo aquello que teníamos tan claro parece desvanecerse.

Extrañamos el disfrute de un plato sabroso o de la satisfacción que a algunos nos produce sentirnos llenos.

Quizá tú estés justo en este momento, o lo hayas intentado varias veces y estés buscando una dieta que seas capaz de seguir.

Si es así, quédate con nosotros: te hablaremos de la dieta volumétrica, de sus pros y de sus contras, para que seas tú quien decida si esta es la mejor para ti.

En qué consiste la dieta volumétrica

Pescado azul

En esencia, se trata de comer una mayor cantidad de alimentos con pocas calorías. Así logramos saciarnos sin correr el riesgo de subir de peso.

De esta forma, eliminamos esa sensación de hambre que está presente en la mayoría de las dietas.

Pero, ¿cuáles son esos alimentos que nos sacian sin que nos engorden? Como podemos suponer, aquellos que tienen un alto contenido en agua y en proteínas.

No obstante, a continuación te citamos algunos de los más importantes:

  • Lácteos desnatados
  • Verduras de hoja verde
  • Carne magra
  • Pescado azul
  • Pomelo
  • Naranja
  • Pepino
  • Manzana
  • Fresas

Asimismo, te indicamos aquellos que tienen mayor densidad calórica y que, por tanto, deberíamos evitar:

  • Carnes grasientas
  • Atún en aceite
  • Queso curado
  • Embutido
  • Pasteles y galletas
  • Patatas fritas
  • Frutos secos

¿No lo sabías? ¿Sabías que los frutos secos ayudarían a perder peso?

Ventajas de la dieta volumétrica

Puedes comer más cantidad

Desde luego, este es uno de sus fuertes. Hay personas que buscan la sensación de saciedad. Encuentran cierto relax en la misma, al tiempo que sufren en demasía cuando no lo consiguen.

Sentir hambre no le gusta a nadie, pero unas personas padecen más que otras en las mismas circunstancias.

No pueden evitar pensar en que quieren comer, de forma que terminan experimentando una ansiedad que no les compensa. Por tanto, abandonan la dieta.

Tú diseñas el plato

plato de comida para nuestras cenas

No hay menús ni platos cerrados, por lo que eres tú quien decide qué come.

Levantarte y no tener que seguir las normas hasta el punto de que seleccionen por ti cada bocado que ingieres es muy gratificante.

Es importante que te sientas lo más libre posible cuando haces una dieta. Resulta muy difícil ser constante cuando te encuentras bajo un yugo muy severo.

Es muy saludable

Si te fijas, todos los alimentos eliminados de la dieta volumétrica son los que más colesterol y azúcares aportan.

Por su parte, los recomendados son ricos en vitaminas, minerales y proteínas. Todo lo que necesitamos para mantenernos nutridos, sanos y con la energía necesaria para afrontar un día largo de trabajo.

Desventajas de la dieta volumétrica

Debes contar calorías

quemar más calorías

Aunque es cierto que puedes elegir los alimentos, también lo es que es fundamental conocer la densidad calórica de los mismos.

Al tratarse de una dieta que busca comer más cantidad sin engordar, si perdemos este factor de vista, no lograremos nuestro objetivo. Incluso, podemos llegar a ganar kilos.

¿Quieres conocer más? 7 actividades que te ayudan a quemar calorías mientras te diviertes

No perdemos peso con rapidez

A veces, queremos perder tallas con mucha velocidad. Tenemos un evento importante o se acerca el verano y deseamos tener una figura esbelta.

En estos casos, a menudo nos ponemos en marcha con muy poca antelación. Por tanto, nos interesa una alternativa que ofrezca resultados con celeridad.

Si estás en esta situación, la dieta volumétrica no es adecuada para ti.

Puede ser complicado mantenerse

El problema aparece cuando no te gustan los alimentos que estás ingiriendo. Si detestas la verdura, es posible que puedas tomarla con cierta frecuencia durante cierto tiempo, pero será muy difícil comprometerse a largo plazo.

Si crees que vas a echar de menos los hidratos de carbono, lo ideal es que selecciones otra dieta. Hay muchas maneras de cocinarlos para que no engorden.

Eso sí, tendrás que comer menos del resto de ingredientes de tu plan alimenticio. No obstante, esto es mejor que renunciar a ellos para siempre.

Para seguir una dieta con éxito es necesario conocerse. Una vez que te analizas, es el momento de decantarse por una u otra solución.

Sin ese proceso previo, es casi imposible conseguir los resultados deseados y mucho más, si perseguimos mantenernos en un peso determinado.