Dieta y lupus, ¿qué tengo que comer y qué debo evitar?

Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Marta Guzmán
2 agosto, 2019
Las personas con lupus deben llevar una dieta saludable y controlar su peso, para prevenir enfermedades cardiovasculares, reducir los factores inflamatorios y mejorar el sistema inmune.

La nutrición desempeña un papel muy importante a la hora de prevenir, tratar y controlar las enfermedades. Por eso, si padeces de la enfermedad de lupus o conoces a alguien que la tenga, es muy importante conocer una serie de pautas que permiten cuidar la dieta. ¡Sigue leyendo para saber cuáles son!

¿Qué es el lupus?

El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad autoinmune de origen desconocido donde el cuerpo no reconoce los agentes infecciosos, por lo tanto, se ataca así mismo. Se presenta con brotes que pueden ser leves o graves dependiendo de la persona. Es una enfermedad sistémica, lo que significa que produce síntomas en diferentes tejidos del cuerpo humano.

Además, puede asociarse a enfermedades como osteoporosis, daño a los riñones, diabetes, hipertensión y enfermedad cardiovascular, por lo que es muy recomendable que la persona diagnosticada con lupus vigile su dieta y realice cambios favorables en sus hábitos que le permitan mejorar su calidad de vida y evitar contribuir al desarrollo de estos padecimientos colaterales.

¿Cómo afecta la dieta en el lupus?

Hay que saber que algunos medicamentos producen un incremento en el apetito que se traduce en una ganancia de peso. Los glucocorticoides interfieren con la absorción de calcio, zinc, potasio, vitaminas B6, C y D, produciendo pérdida de músculo e afectando el balance normal del azúcar en sangre. Como consecuencia, se produce un incremento de los depósitos de grasa en el cuerpo.

Por el contrario, también puede haber pérdida de peso o disminución del apetito y malestares gastrointestinales como acidez, malestar estomacal, náusea, vómito o úlceras dolorosas en la boca.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los factores de riesgo del lupus?

¿Qué tengo que comer en una dieta para el lupus?

Alimentos con calcio para una dieta para el lupus
Los alimentos ricos en calcio y vitamina D son claves para una adecuada nutrición de los pacientes con lupus.

Vitamina D

La vitamina D participa en la regulación del calcio en el cuerpo, por lo que es responsable del mantenimiento de huesos y dientes fuertes. Es muy importante esta vitamina para las personas con lupus, ya que deben evitar la exposición al sol, por ello, deben consumirla en la alimentación.

Además, como señala un estudio publicado en Autoimmunity Highlights, el déficit de vitamina D podría tener efectos negativos sobre la respuesta inmune de los pacientes.

Se encuentra presente en leche enriquecida, yema del huevo, hígado, pescado azul y aceites de hígados de pescado. Es importante limitar el consumo de cafeína a un máximo de 3 tazas de café al día, o refrescos o té con cafeína, ya que disminuye la absorción de la vitamina D.

Ácido fólico

El metrotrexato usado en el tratamiento del lupus puede provocar la deficiencia de folatos, por lo tanto, se aconseja el suplemento de ácido fólico para proteger contra trastornos gastrointestinales y mantener una óptima producción de glóbulos rojos.

En los alimentos, el ácido fólico se encuentra en verduras de hoja verde, perejil, legumbres y frutos secos. No consumir el suplemento conjuntamente con té, ya que impide absorber la vitamina.

Calcio

Como hemos dicho anteriormente, las personas con lupus tienen mayor riesgo de padecer osteoporosis. Esto se debe a que esta enfermedad la padecen mayoritariamente mujeres, y suelen realizar poca actividad física debido al dolor y fatiga propia de la enfermedad. También puede ocurrir debido a la deficiencia de vitamina D que, a su vez, produce un déficit de calcio.

Los alimentos con mayor concentración de calcio son los lácteos, los vegetales de hoja verde, los garbanzos, las almendras, las sardinas y las semillas vegetales. También hay que tener en cuenta que se debe consumir a parte del café, alcohol y tabaco, pues dificultan su absorción.

Ácidos grasos omega-3

Consumir ácidos grasos omega-3 tiene un efecto antiinflamatorio, además del impacto en el control de las dislipidemias; por ello, las personas con lupus deben de seguir una dieta alta en este ácido graso, que se encuentra en el aceite de linaza, aceite de soja, nueces y pescado azul.

¿Qué debo evitar?

Alimentos ricos en sodio
Los alimentos ricos en sodio no son recomendables para los pacientes con lupus. En la medida posible se deben evitar, sobre todo si proviene de alimentos procesados.

Sódio, dieta y lupus

El exceso de sal se asocia a la hipertensión y al aumento de la excreción de calcio en la orina, lo cual aumenta el riesgo de osteoporosis. Los alimentos que se deben evitar son:

  • Carnes embutidas
  • Quesos maduros
  • Alimentos en conserva
  • Cremas o sopas de sobre
  • Salsas industriales y de soja
  • Alimentos altamente procesados

Te puede interesar: 5 sustitutos de la sal para una dieta baja en sodio

Dietas altas en proteínas

Las dietas altas en proteínas no son apropiadas, ya que podrían contribuir al deterioro de la función de los riñones. Las proteínas se encuentran en carnes rojas, pescados, lácteos y huevos. Se recomienda evitar las grasas saturadas de las carnes, escogiendo preferentemente carnes de aves.

Restricción de calorías

No es aconsejable para las personas con lupus realizar dietas estrictas, ya que la restricción de calorías en la dieta acelera las enfermedades autoinmunes. La Academia Nacional de Ciencias recomienda una dieta de 1800-2000 kcal por día para las personas sedentarias con lupus.

Alfalfa, dieta y lupus

Las personas con lupus deberían evitar la alfalfa , ya que se han asociado brotes de lupus. Estos efectos pueden incluir dolor muscular, fatiga, resultados anormales de las pruebas de sangre, cambios en el funcionamiento del sistema inmunitario y problemas renales.

Finalmente, es primordial tener en cuenta que las necesidades nutricionales pueden variar en cada paciente, en función de su edad y condición. Por eso, aunque se pueden tener en cuenta estas recomendaciones, lo mejor es consultar con un profesional sanitario.

  • Hassanalilou T, Khalili L, Ghavamzadeh S, Shokri A, Payahoo L, Bishak YK. Role of vitamin D deficiency in systemic lupus erythematosus incidence and aggravation. Auto Immun Highlights. 2017;9(1):1. Published 2017 Dec 26. doi:10.1007/s13317-017-0101-x
  • Barbulescu A, Vreju FA, Criveanu C, Rosu A, Ciurea P. Osteoporosis in Systemic Lupus Erythematosus - Correlations with Disease Activity and Organ Damage. Curr Health Sci J. 2015;41(2):109–114. doi:10.12865/CHSJ.41.02.04
  • Cordero, Priscilla Marín. "Consideraciones nutricionales para pacientes adultos diagnosticados con lupus eritematoso sitémico según: revisión bibliográfica desde 1991 hasta 2012." (2014).
  • Ibarra Briones, Anggie Edith, and Lizbeth Lucia López Romero. Tratamiento Nutricional en pacientes con Lupus Eritematoso Sistématico. BS thesis. 2018.
  • Klack, Karin, Eloisa Bonfa, and Eduardo Ferreira Borba Neto. "Diet and nutritional aspects in systemic lupus erythematosus." Revista brasileira de reumatologia 52.3 (2012): 395-408.
  • Romero-Moreno, Jonathan Rodrigo, et al. "Síndrome metabólico en lupus eritematoso sistémico." El Residente 9.3 (2014): 116-123.