Dieta y suplementos para el cambio de estación

Elena Martínez 4 octubre, 2013
Para evitar la astenia y posibles dolencias físicas debemos incrementar el consumo de alimentos naturales. Si se acerca el frío optaremos por alimentos energéticos, o por alimentos crudos si se avecina el calor

Los cambios de estación son momentos en que debemos prestar una especial atención a nuestro organismo.

Muchas personas notan que durante estas transiciones, especialmente en otoño y primavera, algunas enfermedades se agravan, aparecen alergias, se cae el cabello, se seca la piel, etc. Por eso es especialmente importante que cuidemos nuestra alimentación, que limpiemos nuestro organismo de toxinas y que valoremos tomar algún suplemento natural.

Según la Medicina Tradicional China, el otoño es la estación de los pulmones y del intestino grueso, y la primavera es la estación del hígado. Por ello, los suplementos que tomaremos irán enfocados a ayudar a estos órganos y a regular nuestro sistema nervioso.

Alimentos para frío y calor

La naturaleza nos ofrece en cada estación los alimentos que nuestro cuerpo necesita. Si  se acercan tiempos fríos necesitaremos alimentos con menos agua y azúcares, más energéticos, que nos den calor, como son las legumbres, setas, calabazas, boniatos, membrillos, castañas, frutas y frutos secas, entre otros.

Una buena manera de añadir un punto de calor es utilizar los picantes y las especias en pequeña cantidad: jengibre, canela, cayena, etc. Además de darnos calor tienen muchas propiedades terapéuticas y nos facilitan la digestión.

En cambio, si se acercan tiempos calurosos, gran parte de nuestra alimentación debería ser cruda, rica en agua y azúcares naturales de las frutas. La mayor parte de nuestra dieta debe estar formada por ensaladas, frutas y germinados.

Limpiar el organismo

Para ayudar a eliminar toxinas debemos permitir que el cuerpo cumpla correctamente sus funciones:

  • A través del sudor eliminamos sustancias tóxicas, por lo que conviene hacer ejercicio habitualmente y beber agua durante todo el día.
  • Con infusiones depurativas (diente de león, bardana, tila, cardo mariano…) ayudamos al hígado, riñones y piel.

    Beautiful Girl With Cup of Coffee
    Las infusiones son de gran beneficio para nuestro organismo.
  • Es fundamental evitar el estreñimiento. Podemos consumir fruta madura, verduras, alimentos integrales y frutos y frutas secas. También podemos poner en remojo durante toda la noche una cucharadita de semillas de lino, y tomar el agua y las semillas por la mañana en ayunas.

¿Qué suplementos tomamos en esta época?

Los cítricos son un importante fuente natural de Vitamina C
Los cítricos son un importante fuente natural de Vitamina C
  • Los derivados de las abejas: miel (que debería ser ecológica para asegurarnos que no lleva sustancias añadidas), polen (preferiblemente molido para asimilar todos sus nutrientes), propóleo (antibiótico natural)…
  • Vitamina C: Como suplemento o en alimentos que la contengan (frutos rojos, limón, naranja, kiwi, pimiento rojo y verde, tomates, espinacas…)
  • Limón: el limón merece que lo destaquemos, ya que por sus múltiples propiedades conviene incluirlo en la dieta diaria. Es un gran depurador.
  • Levadura de cerveza: un suplemento rico en vitaminas y minerales, regulador del sistema nervioso, que mejora el estado de nuestra piel y cabello y regula los niveles de azúcar.
  • Germen de trigo: es un gran antioxidante, rico en vitaminas (sobre todo en vitamina E).

A la hora de tomar suplementos es fundamental consultar previamente a nuestro médico o naturópata, ya que algunos de ellos pueden interceder en la acción de algunos medicamentos o subir ligeramente la tensión.

Te puede gustar