Dietas para niños con sobrepeso u obesidad

David Sanchez · 8 abril, 2018
La obesidad infantil es un problema mundial que puede derivar en enfermedades durante la adultez. Te proponemos dietas saludables para niños con sobrepeso.

Durante los últimos años, la cantidad de niños con sobrepeso u obesidad ha ido aumentando gravemente. Muchos padres tratan de buscar soluciones para la alimentación de sus hijos que les evite futuras complicaciones de salud. Para ello, es fundamental estimular una vida más activa y aplicar dietas para niños con problemas de sobrepeso u obesidad.

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. El problema es mundial y está afectando progresivamente a muchos países de bajos y medianos ingresos. El problema es que los niños obesos y con sobrepeso tienden a seguir siendo obesos en la edad adulta y, además, tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas problemas cardíacos, diabetes, asma e incluso problemas por discriminación social.

El sobrepeso, la obesidad y las enfermedades conexas son en gran medida prevenibles. Por consiguiente, hay que dar una gran prioridad a la prevención de la obesidad infantil.

También lee Método de María Sandón contra la obesidad infantil

Ayudar a los niños con sobrepeso a adoptar hábitos saludables

Niños

Para obtener resultados de las dietas para niños con problemas de obesidad, es esencial equilibrar la ingesta de calorías mediante una alimentación adecuada.

La base de esta dieta será:

  • Fomentar el consumo de frutas, verduras y productos integrales, para evitar los refinados.
  • También será importante incluir en la dieta lácteos bajos en grasas
  • Reducir el consumo de carnes rojas en beneficio de carnes magras de aves o pescados.
  • Las legumbres también deben ser un componente esencial de estas dietas para niños con problemas de obesidad ya que son una gran fuente de proteínas.
  • Las cantidades deben ser moderadas, para evitar ingestas excesivas de calorías
  • Por supuesto, limitar considerablemente el consumo de azúcar y las grasas saturadas.
  • Una de las claves de estas dietas será evitar que los niños tomen muchas bebidas azucaradas o bollería industrial.

Hay que tener creatividad y encontrar métodos para hacer versiones más sanas de los platos favoritos de los niños.  También buscar formas creativas de incorporar alimentos menos apetecibles para los niños, como las verduras.

Lee también: Alimentación saludable para niños

Modelos de dietas para niños con problemas de obesidad

3 recetas nutritivas y cautivadoras para niños

Para ofrecer algunas ideas sobre dietas adecuadas para niños con problemas de sobrepeso, incluimos dos ejemplos de menús diarios.

Menú 1

  • Desayuno: Es esencial introducir versiones desnatadas de los lácteos, y acompañarlos con tostadas integrales con aceite de oliva y un jugo de frutas natural.
  • Almuerzo: Una ensalada verde con semillas y alguna verdura aportará energía y proteínas. También puede ser pasta con verduras o pescado a la plancha. En el postre será importante reducir el consumo de azúcar y darles fruta o yogur desnatado.
  • Merienda: No debe ser demasiado contundente. Por ejemplo, un plato basado en fruta o un tazón de cereales integrales con leche desnatada.
  • Cena: Puede incluir más verduras, puré de patatas o un plato de pollo con verduras. De postre, un plátano o un melocotón para completar el consumo diario de fruta.

También lee Cereales integrales vs cereales refinados

Menú 2

Alimentos-niños

A continuación, sugerimos otra alternativa para ampliar las posibilidades de la dieta:

  • Desayuno: Puede ser un batido de frutas con leche desnatada, unos cereales integrales o unas tostadas con mermelada light. También podría ser un yogur desnatado o unas tostadas con aguacate, aceite de oliva y sal. De esta forma, se adicionan a la dieta de los niños una buena cantidad de grasas naturales saludables.
  • Comida: Un plato de arroz integral con verduras o setas, unos guisantes con patata o una crema de calabacín puede aportar a los niños una buena cantidad de las verduras diarias requeridas.
  • Merienda: A media tarde es bueno dar a los niños un aperitivo basado en fruta o en lácteos desnatados. Para incentivarlos a seguir la dieta, otra opción es darles pan con chocolate negro o queso light con miel. Así podrán tomar algo dulce pero sin un consumo excesivo de azúcar.
  • Cena: Para terminar su dieta diaria con una ingesta suave, podemos preparar una ensalada de frutas, espárragos gratinados o unas brochetas de queso y mozzarella.

En definitiva, la clave de estas dietas para niños con sobrepeso u obesidad es reducir el consumo de azúcar. También será importante evitar que los niños tomen comidas rápidas a menudo basadas en productos precocinados.

Debemos evitar que coman de manera distraída, como golosinas mientras ven la televisión y, por supuesto, incentivar el ejercicio físico habitual.

Recuerda siempre consultar con un médico para acordar la dieta y asegurarte de no privarlos de ningún nutriente.