10 trucos caseros que te ayudarán a tener unos talones suaves

El secreto para poder lucir unos talones suaves está en la constancia. Deberemos aplicar estos remedios de forma habitual, hidratar la zona a diario y exfoliar para evitar la formación de durezas

La estética de los talones agrietados sugiere falta de cuidado en los pies y deshidratación. Además, puede tener consecuencias en lo que a la salud se refiere porque, al fin y al cabo, son una alteración de la dermis. Las personas diabéticas y con problemas circulatorios deberían prestar especial atención en conseguir unos talones suaves.

¿Quieres saber cómo devolver la belleza a tus pies? Sigue leyendo

¿Por qué se forman los talones agrietados?

En los pies está nuestra piel más gruesa porque estos aguantan toda la presión del cuerpo. Su pobreza en sustancias grasas no permite la autohidratación por lo que debemos exfoliar con frecuencia y aplicar crema a diario. El problema de los talones agrietados se caracteriza porque afecta sobre todo a la capa externa de la piel. Las grietas, que se forman cuando la piel que rodea a los talones se reseca, pueden penetrar a través de la dermis. En los peores casos puede originar un dolor intenso.

Algunos de los síntomas que acompañan a esa falta de hidratación pueden ser:

  • Picor
  • Descamación
  • Enrojecimiento
Unos talones suaves son sinónimo de higiene, belleza y salud
La salud de los pies es fundamental porque estos son los encargados de aguantar toda la presión del cuerpo

También hay supuestos en los que este problema se origina por deficiencia de zinc y de ácidos grasos omega 3, por lo que si tu problema persiste después de tratarlos deberías considerar acudir al médico.

Visita este artículo: ¿Por qué siempre nos olvidamos de la salud de los pies?

El calzado adecuado

La amortiguación es fundamental. Si el peso del cuerpo recae en una suela prácticamente inexistente y en un zapato que no permita la transpirabilidad hay más posibilidades de que nuestros pies de resientan. Entonces, ¿cómo debería ser nuestro calzado para tener unos talones suaves?

  • Amplio
  • Que el pie no pueda desplazarse en el interior
  • Libre de costuras
  • Sin exceso de tacón
  • Que sujete bien el talón

Trucos caseros para conseguir unos talones suaves

Entre los mejores consejos para prevenir talones suaves está el utilizar zapatos cerrados y aplicar una crema humectante en los talones. Pero si los pies ya se han resecado y hay grietas, existen algunos remedios caseros efectivos para que se vayan desprendiendo las células de piel muerta. 

1. Piedra pómez y baño de los pies

  1. Antes de irte a la cama, remójalos en agua caliente de 15 a 20 minutos
  2. A continuación, frota los talones con una piedra pómez, con cuidado de no maltratar las zonas agrietadas
  3. Enjuágate los pies y seca
  4. Aplica una crema humectante y extiende bien por toda la superficie del pie

No te pongas calcetines después de la crema porque favorecen la maceración, es decir, el ablandamiento de la piel y su aspecto arrugado al permanecer en contacto durante mucho tiempo con un objeto húmedo.

2. Aceites vegetales saludables

El uso de aceites vegetales es un remedio casero, práctico y muy útil para hidratar y conseguir unos talones suaves. El de coco o el de oliva son dos buenos remedios hidratantes que también van fenomenal en los tratamiento capilares. Aplícalo poniendo unas gotas en la mano y haciendo un masaje.

El aceite de coco te ayudará a devolver la suavidad a tus talones

3. Vaselina y jugo de limón

El jugo de limón y la vaselina actúan sobre la piel y ayudan a ablandar las durezas y reducen las grietas. El limón, además, es un remedio natural para blanquear y fortalecer las uñas. También previene la aparición de hongos y alivia el mal olor.

  1. Sumerge los talones en agua caliente con sal durante 15 o 20 minutos
  2. Seca bien los pies
  3. Impregna los talones con una mezcla de jugo de limón y vaselina

¿Quieres conocer más? Lee: 7 trucos de belleza con vaselina que te gustará saber

4. La miel, un suavizante natural

La miel se utiliza en muchas cremas industriales para conseguir unos talones suaves por sus propiedades antibacterianas. La Abeja Prodigiosa recoge algunos remedios como esta mascarilla de miel y aguacate:

Mascarilla de miel y aguacate

Mezcla una cucharada de miel con la pulpa de un aguacate hasta crear una pasta blanda. Aplica la mezcla sobre los talones y déjala actuar por 10 a 15 minutos. Retira enjuagando con agua tibia.

-La Abeja Prodigiosa-

Miel
La miel tiene propiedades antibacterianas

5. Tratamiento con parafina

La parafina es una excelente terapia para conseguir unos talones suaves. Es ideal para tratar los talones con grietas que originan dolor y molestias. Mezcla la cera de parafina con aceite de coco o de mostaza y calienta ambos ingredientes a una temperatura soportable. Después aplica la mezcla sobre el talón

6. Exfoliante de harina de arroz

  1. Mezcla 2 o 3 cucharadas de harina de arroz, vinagre de miel y sidra de manzana
  2. Remoja los pies en agua tibia para ablandar las durezas
  3. Aplica esta mezcla exfoliante con masajes circulares
Exfoliante de harina de arroz

Puedes leer: Tratamiento casero de yogur y vinagre para remover las durezas de los pies

7. Exfoliante de avena

La avena es otro producto natural con efectos muy beneficiosos para llegar a tener unos talones suaves. Además de ablandar las durezas, ayuda a que el pie tenga más estética. Para aprovechar sus propiedades deberemos mezclar unas cucharadas de avena en polvo con aceite de jojoba.

Aplica la mezcla en la zona afectada, con masajes circulares y deja actuar durante 10 minutos. Después enjuaga.

8. Mezcla de yogur y miel

Ingredientes

  • 1 yogur (125 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

Combina el yogur con la miel y aplica la mezcla sobre las durezas de los talones. Para obtener mejores resultados deberemos repetir este proceso cada noche.

Visita este artículo: 9 antiguos remedios de belleza que todavía son efectivos

9. Mezcla de bicarbonato sódico con avena

También se pueden conseguir unos talones suaves si elaboramos una pasta con bicarbonato sódico y avena y la aplicamos sobre las zonas afectadas.

10. Aceite de ricino

El aceite ricino puede ser de gran utilidad para mejorar la apariencia de las grietas, pero debemos tener cuidado de que no haya heridas abiertas. Impregnaremos una toallita o gasa con aceite de ricino, la colocaremos en la parte reseca y la sujetaremos con esparadrapo.

aceite de ricino
El aceite de ricino también se conoce como aceite de castor