¿Qué diferencia hay entre ELA y esclerosis múltiple?

05 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
Mientras que la esclerosis múltiple (EM) es más frecuente en mujeres y adultos jóvenes, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) suele presentarse en hombres de en torno a los 60 años.

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y la esclerosis múltiple (EM) son enfermedades degenerativas que afectan al sistema nervioso central. Mucha gente tiende a confundirlas, pero lo cierto es que tienen características diferentes entre sí.

Se estima que la ELA afecta en torno a medio millón de personas en todo el mundo. Sin embargo, la prevalencia de la esclerosis múltiple es mucho mayor, ya que hay alrededor de 2,5 millones de afectados en la actualidad.

Por desgracia, hasta ahora se desconoce la causa de ambas enfermedades. Lo que se sabe es que se originan porque el tejido del sistema nervioso central se destruye o se lesiona. En este artículo te explicamos las diferencias entre estas ambas. 

¿En qué consisten la ELA y la esclerosis múltiple?

Tal y como hemos mencionado, estas enfermedades se producen cuando las neuronas del sistema nervioso central se lesionan y no pueden conducir los impulsos de manera adecuada. En el caso de la esclerosis múltiple, lo que ocurre es que el sistema inmune ataca a una sustancia llamada mielina.

La mielina recubre las neuronas y  permite que se puedan transmitir dichos impulsos. En el caso de la ELA, aún se está investigando cuál es el mecanismo que la produce. No obstante, se cree que ambas tienen un gran componente genético.

La ELA se caracteriza porque las neuronas que se lesionan son las llamadas neuronas motoras. Estas son las que participan en la realización de todos los movimientos de nuestro cuerpo. En consecuencia, se va reduciendo la movilidad de todos los músculos.

La esclerosis múltiple, por el contrario, puede afectar a cualquier neurona. Esto quiere decir que se pueden alterar otras funciones además de la motora, como la sensibilidad. Por ejemplo, es frecuente que haya problemas de visión.

¿En qué consisten la ELA y la esclerosis múltiple?
Tanto la ELA como la esclerosis múltiple (EM) tienen lugar cuando las neuronas del sistema nervioso central se lesionan.

Podría gustarte: El diagnóstico de la esclerosis múltiple

¿Cuáles son las diferencias más importantes entre ambas?

En primer lugar, debemos destacar que la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y la esclerosis múltiple EM afectan, de manera general, a grupos diferentes de personas. La esclerosis múltiple es más frecuente y, además, afecta mucho más a mujeres que a hombres. El rango de edad en el que suele aparecer es entre 20 y 40 años.

Sin embargo, la ELA es más frecuente en hombres y suele aparecer en torno a los 60 años. La esperanza de vida es diferente en cada una de ellas. En la esclerosis lateral amiotrófica, las personas sobreviven solo entre 3 y 5 años tras ser diagnosticados.

La diferencia radica en que las personas con esclerosis múltiple pueden vivir una vida larga si reciben tratamiento. Esta enfermedad cursa en forma de brotes, en los que aparecen síntomas que luego pueden remitir. La ELA sí progresa de manera constante.

Esto nos lleva a otro rasgo distintivo entre ambas. Mientras que para la esclerosis múltiple existen tratamientos que permiten frenar la patología, en el caso de la ELA no hay nada actualmente para pararla. 

Quizá te interese: Esclerosis múltiple

Síntomas más frecuentes de ELA y EM

La esclerosis múltiple, como hemos indicado, cursa de forma remitente-recurrente. Esto quiere decir que hay períodos sintomáticos y otros en los que estos desaparecen. Los síntomas y signos más frecuentes son:

  • Trastornos visuales, como visión doble o borrosa. Incluso, puede conllevar la pérdida de la visión.
  • Debilidad en las extremidades y fatiga.
  • Problemas de memoria, anímicos y de orientación. Es muy frecuente que estas personas cursen con depresión o ansiedad.

Los síntomas de la ELA son motores, por lo que se afectarán tanto los movimientos voluntarios como los involuntarios. Es decir, estas personas también sentirán debilidad y fatiga pero, además, irán perdiendo la capacidad de tragar o de hablar.

Del mismo modo, esta enfermedad va afectando de forma progresiva a todos los músculos, como los que nos permiten respirar. Por eso, es frecuente que las personas con esta patología acaben falleciendo por asfixia.

Lo que debemos recordar es que ambas enfermedades son degenerativas y afectan al sistema nervioso central. No obstante, la esclerosis múltiple puede afectar a muchas funciones, mientras que la ELA es exclusivamente motora.

  • La Enfermedad | Asociación Española de ELA. (n.d.). Retrieved April 28, 2020, from https://adelaweb.org/la-ela/la-enfermedad/
  • Ghasemi N, Razavi S, Nikzad E. Multiple Sclerosis: Pathogenesis, Symptoms, Diagnoses and Cell-Based Therapy. Cell J. 2017;19(1):1‐10. doi:10.22074/cellj.2016.4867
  • Li G, Esiri MM, Ansorge O, DeLuca GC. Concurrent multiple sclerosis and amyotrophic lateral sclerosis: where inflammation and neurodegeneration meet?. J Neuroinflammation. 2012;9:20. Published 2012 Jan 24. doi:10.1186/1742-2094-9-20
  • Esclerosis lateral amiotrófica : National Institute of Neurological Disorders and Stroke (NINDS). (n.d.). Retrieved April 28, 2020, from https://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/esclerosis_lateral_amiotrofica.htm