Diferencias entre coach y psicólogo deportivo

Raquel Lemos Rodríguez · 10 febrero, 2019
Además de la formación de ambos profesionales, la finalidad tanto del coach como del psicólogo deportivo también se encuentra a diferentes niveles, pero ambos son fundamentales para el buen desempeño del atleta.

Quizás creas que coach y psicólogo deportivo son dos palabras sinónimas. Sin embargo, aunque sí hacen referencia a un cargo similar, vamos a descubrir que hay bastantes diferencias entre un profesional del coaching y un psicólogo deportivo.

Para empezar, hay que aclarar que un coach no puede ejercer de psicólogo deportivo. Ya que a este le falta la formación adecuada. No obstante, un psicólogo sí puede hacer de coach. Esto marcará la manera en la que ambos van a actuar. Veamos cuál es la diferencia de cada uno de estos profesionales.

¿Qué hace un psicólogo deportivo?

Entrenador con una chica en el gimnasio: diferencias entre coach y psicólogo deportivo
El psicólogo deportivo tratará de buscar la motivación personal del deportista.

Un psicólogo deportivo ha estudiado la carrera de psicología para después especializarse en este ámbito en particular. Las herramientas con las que cuenta son muy precisas. Un psicólogo se encarga de estudiar la psique, la cognición, el comportamiento y las emociones humanas.

Todo esto hace que sea muy interesante contar con un psicólogo deportivo en el campo de juego. Este analizará las actitudes que tendrá un deportista, o un grupo de ellos. Así, intentará potenciar sus aptitudes o corregir determinadas conductas que pueden restarles rendimiento.

El psicólogo deportivo es un profesional completamente indicado para motivar y ayudar a cada deportista a dar lo mejor de sí mismo. Pero, al mismo tiempo, le ayuda no solo a trabajar en grupo, sino a trabajarse como persona. Un psicólogo deportivo sabe que el trabajo individual también es necesario.

Competencias del psicólogo deportivo

Un coach y psicólogo deportivo no son lo mismo, porque las funciones específicas que van a llevar a cabo son completamente diferentes. A continuación, vamos a ver las que competen al psicólogo deportivo:

  • Evaluación: si hay lesiones o algún problema familiar, esto puede afectar al rendimiento en el deporte. El psicólogo deportivo debe ver cuál es la situación para poder asesorar de la mejor manera al deportista.
  • Asesoramiento: tras la evaluación se procede al asesoramiento. Por ejemplo, imaginemos que un deportista es incapaz de lidiar de manera sana con los medios. El psicólogo le ayudará a saber cómo hacerlo.
  • Intervención: consiste en darle herramientas al deportista para lidiar con el problema que le asola.
  • Formación de los deportistas: el psicólogo deportivo también forma a los deportistas. Les ayuda a gestionar su estrés, motivándoles y potenciando sus aptitudes y habilidades.

No te pierdas: 5 formas para encontrar motivación cuando te sientes agobiado

¿Qué papel ocupa un coach deportivo?

Entrenador con una chica mirando sus relojes: diferencias entre coach y psicólogo deportivo
La figura del coach busca desarrollar las capacidades del deportista individualmente.

Un coach deportivo no tiene formación en psicología. Por lo tanto, su manera de proceder será bastante diferente a la de un psicólogo deportivo. Su objetivo o forma de actuar con los deportistas es distinta. Veamos cómo lo hace:

  • Motiva: ayuda a cada jugador a dar lo mejor de sí mismo confrontándolo con sus límites para, de esta manera, lograr un mejor trabajo en grupo.
  • Dialoga: utiliza el diálogo como herramienta vital. Gracias a este analiza los puntos débiles y fuertes de cada jugador para potenciar estos últimos.
  • Juega con la perspectiva: intenta cambiar la perspectiva que un individuo puede tener con respecto a sus capacidades.

En definitiva, un coach deportivo busca que cada individuo potencie sus habilidades, se sienta motivado a mejorarlas y, sobre todo, que afronte sus limitaciones.

Descubre: Cuál es el mejor deporte para ti según tu personalidad

¿Psicólogo o coach?

Aunque hayamos podido ver ciertas similitudes entre un coach y psicólogo deportivo, ambos tienen maneras de proceder diferentes. Un psicólogo cuenta con determinadas herramientas apoyadas en metodologías estratégicas.

Sin embargo, un coach no tiene esta formación tan especializada, pero sí se le da bien comunicar, dialogar y motivar, por lo que puede convertirse en alguien fundamental para sacar adelante a un equipo o lograr que una persona consiga todos sus objetivos.

Ambos profesionales son igual de importantes, pues buscan que los deportistas consigan sus objetivos dando lo mejor de sí mismos, solo que el coach y psicólogo deportivo van a actuar o a trabajar desde ópticas distintas.