¿Es difícil amar a personas que no se aman?

Los que no se aman creen que no son dignos del cariño de otros, tienen dificultades para comunicarse, para aceptar cumplidos, son dependientes emocionales. Quizás terminan agotando a su pareja. Conoce qué podrías hacer en esta situación.

Enamorarse de personas que no se aman a sí mismas puede ser una tarea difícil.

El principal motivo es que, cuando amas a alguien, quieres recordarle siempre lo increíble que es. A personas que no se aman, les cuesta aceptar ese tipo de comentarios. Las personas que no se aman suelen desechar los cumplidos sin darse cuenta de cuán doloroso puede ser eso para los demás.

Por esta razón, buscamos una pareja que se valore a sí misma. Sin embargo, hay otros motivos por los cuales es difícil amar a personas que no se aman a sí mismas. Los mencionamos a continuación. 

Lee también Riesgos de enamorarse del amor y no de una persona real

La comunicación es difícil

La comunicación puede convertirse en toda una odisea si estás en una relación con alguien que no sabe amarse a sí mismo.

quienes aman

Estas personas suelen malinterpretar las cosas que dices y asumir siempre lo peor.

Para muchos es muy frustrante vivir esta clase de situaciones. En la mayoría de los casos, aquellos que no se aman simplemente proyectan sus propios defectos en su pareja.

Por ejemplo, puede que tú completes una buena idea que tu pareja haya tenido. Eso sería algo común para mucha gente. Sin embargo, las personas que no se aman pueden tomar tu actitud como condescendiente o como si le mintieras.

No olvides leer: 6 razones para apreciar las diferencias con tu pareja

Es difícil cuidar de alguien que no se preocupa por sí mismoguardar-a-quien-no-se-ama

Para cualquiera puede ser frustrante querer a quien no se ama ni se preocupa de sí mismo. Esto hace que frases espontáneas como un “te ves bien hoy” se vuelvan una discusión debido a su baja autoestima.

Es muy común que, por sus problemas de inseguridad, estas personas comiencen a reprochar todo lo que dices.

Puede resultar cansador tratar de hacer sonreír a la persona que amas y no obtener el resultado que esperas.

Las personas que no se aman tienden a ser dependientes

Es normal, en su justa medida, que, cuando tu pareja se sienta triste o negativa, confíe y cuente contigo para que le des ánimos y le hagas sentir mejor. Eso es seguramente lo que tú también esperas de la otra persona.

Esto deja de ser algo saludable cuando se depende de la pareja para conseguir la felicidad. La dependencia emocional extrema puede conducir a que tu pareja sea asfixiante.

Es probable que llegue a creer que la dejarás. Con el tiempo, posiblmente pienses que esa es una opción y el motivo de su felicidad se habrá ido.

Aquel que no se ama suele rechazar la ayuda de los demás

Cuando amas a alguien, quieres ayudarle a buscar su bienestar. Sin embargo, debes recordar que su rechazo a sí mismo ha existido desde antes de que le conocieras. Por esto, no quiere recibir ayuda de nadie.

Esto complicará las cosas ya que, aunque creas que en algún momento podría aceptar tu ayuda, en realidad es muy poco probable que esto pase.

Debes recordar que no puedes cambiar a las personas. Nadie es capaz de transformar su esencia para ser lo que tú quieres que sea o conseguir lo que esperas.

La confianza en la relación suele terminar destruidapareja-sin-confianza

Cuando alguien no se ama por lo que es, no entiende por qué otras personas podrían amarlo. Suelen estar constantemente preocupados de que su pareja se “dé cuenta” de lo que upone que es, y termine con la relación.

Este tipo de cosas hace que sea muy difícil establecer un vínculo de confianza con tu pareja.

Una persona que está permanentemente angustiada o preocupada de que la otra se marche suele tener comportamientos negativos. La ironía es que justo es este temor el que acaba por alejar a su pareja.

Lee también No todo el que siembra confianza cosecha respeto

Cosas que debes saber si amas a una persona que no se ama

Si tienes la capacidad de estar al lado de alguien que no se ama a sí mismo significa que eres una persona cariñosa y protectora. Sin embargo, creer que con una conversación se arreglará todo no es lo correcto.

Si realmente quieres ayudar a tu pareja considera que, en primer lugar, debe ser la propia persona quien realmente quiera cambiar y acepte la ayuda que le ofreces.

Debes prestar atención porque cuando sientes que estás agotado física y emocionalmente debido a la relación, es muy probable que se trate de una situación de la que debes salir.

En ese caso, debes hacerte algunas preguntas:

  • ¿Realmente creo que mi pareja puede cambiar?
  • ¿Mi pareja es consciente de que no estoy satisfecho?
  • ¿Realmente tiene interés en cambiar?

Una vez que tengas las respuestas te darás cuenta de si vale o no la pena seguir intentando. Quizás no debas sacrificar tu propia felicidad con una persona que no puede dejar de ser infeliz.

Recuerda que el único que es responsable de su propia felicidad eres tú mismo, al igual que tu pareja debe ser responsable de la suya.