Difteria: síntomas y causas

17 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
La difteria es una enfermedad caracterizada por la aparición de placas grisáceas en el tracto respiratorio superior. Descubre sus síntomas, causas y tratamiento.

La difteria es una enfermedad infecciosa aguda ocasionada por una toxina producida por la bacteria Corynebacterium diphtheriaeun bacilo Gram positivo que crece en presencia de oxígeno (es decir, es aerobio). Según diversas fuentes bibliográficas, a lo largo de la historia esta patología ha sido la causa de muchas epidemias mortíferas.

Debido al agresivo cuadro clínico y a la situación epidemiológica global de esta enfermedad, se hace necesario reconocer todos los rasgos de la misma. Por ello, aquí te comentamos los síntomas y causas de la difteria.

Situación global

La Asociación de Médicos de Sanidad Exterior (AMSE) nos brinda ciertos datos relevantes acerca de esta patología y su distribución mundial. Algunos de ellos son los siguientes:

  • A principios del siglo XX, la difteria era la décima causa de muerte del mundo, con un millón de casos al año, de los cuales 50 000 terminaban con el fallecimiento del paciente.
  • A partir de la introducción de la vacuna (en la década de los cuarenta) la incidencia de la enfermedad entró en declive, bajando hasta en un 90 % para el año 2000.
  • En el periodo comprendido entre el 2011 y 2015, India reportó el mayor número de casos del mundo, con 18 350 pacientes detectados.
  • En el 2018, la cifra global se situó al rededor de los 16 600 casos, aunque se estima que sean más por la falta de diagnóstico.

Como hemos podido ver, esta patología ya no causa las olas de muerte masivas recogidas en diversos portales informativos (como los 206 000 casos en Estados Unidos en 1921, de los cuales más de 15 000 terminaron en fallecimiento), pero sigue presente en nuestra sociedad. A continuación, te mostramos la sintomatología típica y el tratamiento de la difteria.

Bacteria que causa la difteria.
La difteria es una enfermedad bacteriana que está mediada por una toxina.

Quizás te pueda interesar: Tratamiento de la difteria

Difteria: síntomas y causas

Como hemos dicho con anterioridad, esta patología es causada por el microorganismo Corynebacterium diphtheriae. Es curioso conocer que para que esta bacteria pueda producir la exotoxina tan perjudicial para el ser humano, debe de estar infectada por un fago lisosómico b (es decir, un virus que solo afecta a procariotas, como son las bacterias).

Esta toxina diftérica, una vez se produce la infección, se puede transportar en el torrente sanguíneo del paciente causando un cuadro clínico característico y que cursa con diversa gravedad. Te lo exponemos a continuación.

Síntomas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los portales citados con anterioridad recogen la sintomatología de la difteria. Es necesario conocer que el cuadro clínico comienza a expresarse tras 2-5 días de la infección, pudiendo variar de leve hasta grave. En general, la potencia de los efectos suele presentarse de forma gradual. Los síntomas más comunes son los siguientes:

  • En los primeros días: fiebre, falta de apetito y dolor de garganta.
  • Aparición de una o varias placas membranosas grisáceas (pseudomembranas) en la faringe, laringe, amígdalas, nariz y otras mucosas. Se producen por el cúmulo de sustancias de desecho, tejido muerto y proteínas relacionadas con la toxina. Esto dificulta la respiración del paciente.
  • En los casos más graves (es decir, el paso de la toxina a la sangre), se puede producir miocarditis (inflamación del tejido muscular del corazón), daños nerviosos, parálisis y fallos renales. En estos casos hablamos de una tasa de mortalidad entre el 5 y el 10 %.

También es necesario recalcar que la difteria se puede presentar en una variante cutánea, caracterizada por la aparición de úlceras y picores en la piel. Si bien esta no suele resultar en ningún tipo de complicación, es de cuidado.

Causas

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), esta patología se transmite de persona a persona tras la inhalación de gotas de saliva infectadas, que pueden ser expulsadas por el hospedador en toses y estornudos. La infección también es posible por tocar de forma directa heridas y úlceras cutáneas producidas por la enfermedad.

Tratamiento

Es de especial importancia subrayar que existe una vacuna contra la difteria. Según la OMS, todos los niños del mundo deberían de estar vacunados frente esta patología, pues con tres dosis durante el primer año de vida se obtiene inmunidad vitalicia. Se calcula que el 86 % de los infantes de la Tierra se encuentran inmunizados y el porcentaje restante corresponde a regiones desatendidas.

Si no se ha podido evitar la infección, la CDC recoge dos métodos de abordaje que resultan efectivos:

  1. Aplicar al paciente una antitoxina que contrarreste el efecto de la toxina diftérica. Este tratamiento es muy importante para las personas con el tracto respiratorio afectado.
  2. Aplicación de antibióticos para acabar con la bacteria en sí misma.

Tras las primeras 48 horas de tratamiento, el paciente ya no suele presentar capacidad de transmisión a otras personas. Es por ello que es esencial detectar los casos de forma temprana mediante visitas al médico en cuanto se perciban estas pseudomembranas en el tracto respiratorio.

Vacunación en niños.
La vacuna para la difteria está disponible y reduce la incidencia de la enfermedad.

Para saber más: Calendario de vacunaciones 2020

Difteria: ¿qué recordar?

Como hemos visto, esta patología casi forma parte del pasado en los países occidentales, pues la mayoría estamos vacunados contra ella sin tan siquiera saberlo. Aún así, la difteria sigue siendo un problema en ciertas regiones mundiales como India, Indonesia, Nepal u Oriente Medio.

Por todas estas razones, conocer los síntomas y causas de esta enfermedad se hace esencial. Ante la presencia de la ya mencionada espesa capa gris en la garganta, visitar al médico con presteza se hace obligatorio.

  • Sebastiá, L. A., Martínez, R. L., Baixauli, F. F., & Fabiani, V. S. (2002). La difteria y los médicos españoles del Renacimiento. Acta Otorrinolaringologica Española53(2), 146-150.
  • Difteria, Asociación de Médicos de Sanidad Exterior (AMSE). Recogido a 15 de agosto en https://www.amse.es/informacion-epidemiologica/79-difteria-epidemiologia-y-situacion-mundial
  • Difteria, The history of vaccines. Recogido a 15 de agosto en https://www.historyofvaccines.org/es/contenido/articulos/difteria
  • Difteria, OMS. Recogido a 15 de agosto en https://www.who.int/features/qa/diphtheria/es/
  • de Torres, Arelis Lleras. "Difteria. Una Amenaza ActuaL." Kasmera 44.2 (2016): 76-77.
  • Difteria, CDC. Recogido a 15 de agosto en https://www.cdc.gov/diphtheria/about/causes-transmission.html
  • Torres, Luis C., et al. "Difteria: Aspectos microbiológicos." Medicina Interna 32.4 (2017).