Dile adiós a las espinillas de la espalda con este remedio de ajo y limón

Carolina Betancourth 1 febrero, 2017
Para evitar la acumulación de toxinas que puede dar lugar a la aparición de espinillas es conveniente recurrir a remedios con propiedades exfoliantes y antibacterianas

Las espinillas son una forma de acné leve que se producen cuando los poros de la piel se obstruyen debido a la suciedad, el exceso de grasa y la acumulación de células muertas.

Suelen aparecer en la llamada zona “T” del rostro, pero su presencia también es habitual en otras zonas del cuerpo como la espalda.

Estas últimas pueden darse debido a las sustancias que se liberan con el sudor durante la actividad física, aunque a veces son la señal de un desbalance hormonal o una acumulación de toxinas.

Pueden notarse como pequeños comedones blancos o amarillos, los cuales tienden a ponerse negros por la exposición al oxígeno.

Si bien no son tan visibles como las que se dan en la cara, muchos buscan tratamientos para combatirlas porque consideran que es un problema estético que afecta la belleza de la piel.

Por suerte, hay soluciones de origen natural que, por un precio módico, limpian a profundidad la espalda para remover las impurezas que le causan esta condición.

En esta ocasión queremos proponer un remedio de ajo y limón cuyas propiedades antibacterianas y exfoliantes brindan interesantes efectos.

¡Toma nota!

Remedio casero de ajo y limón para combatir las espinillas de la espalda

El remedio natural de ajo y limón es un producto muy efectivo en el tratamiento del acné que afecta la belleza de la espalda.

Estos ingredientes son ricos en sustancias antibacterianas, exfoliantes y antiinflamatorias que facilitan la limpieza profunda de la piel, reduciendo la presencia de bacterias y células muertas.

También son buenos reguladores del pH cutáneo, lo cual evita la producción excesiva de sebo y, por ende, la obstrucción de los poros.

Te recomendamos leer: ¿Padeces dolor de espalda y cuello? Te enseñaremos qué hacer

Beneficios del ajo

Ajo

El ajo se utiliza de forma externa para combatir muchas afecciones y alergias de la piel.

Tiene propiedades antisépticas y astringentes que remueven los desechos de los poros para combatir las espinillas, los puntos negros y otros tipos de acné.

Su aplicación directa destruye gérmenes y bacterias dañinos que, de no controlarse, pueden derivar en infecciones y complicaciones de esta afección.

Su alta concentración de compuestos azufrados regula la producción natural de aceites y ejerce un efecto antioxidante que minimiza los efectos negativos de los radicales libres.

Beneficios del limón

limón

El limón es rico en ácido cítrico y aceites naturales que ayudan a regular el pH de la piel para evitar la formación de granos y espinillas.

Su jugo natural actúa como un astringente, ideal para controlar el exceso de grasa y la acumulación de impurezas en la superficie cutánea.

Facilita el cierre de los poros y promueve la eliminación de células muertas que interrumpen la óptima oxigenación celular.

Asimismo, cuenta con poderosos antioxidantes y compuestos rejuvenecedores que promueven la eliminación de manchas, cicatrices y otras molestas imperfecciones.

¿Cómo preparar este remedio de ajo y limón para las espinillas de la espalda?

ajo-limon-espalda

La ventaja de este remedio casero contra las espinillas de la espalda es que no cuesta tanto como los productos comerciales y no contiene sustancias químicas agresivas.

Sin embargo, es importante tener cuidado con su uso durante el día, ya que la posterior exposición al sol puede ocasionar manchas debido al uso de limón.

Lo más conveniente es aplicarlo en horas de la noche, justo antes de ir a dormir.

Lee también: Aclara las manchas de tu rostro con esta mascarilla de avena y limón

Ingredientes

  • 3 dientes de ajo crudos
  • El jugo de 1 limón

Preparación

  • Tritura los dientes de ajo en un mortero y mezcla la pasta obtenida con el jugo de un limón.
  • Deja que repose durante 20 minutos para que los extractos se concentren y procede a aplicarlo.

Modo de aplicación

  • Lava la espalda con un jabón neutro para retirarle las impurezas adquiridas durante el día.
  • Luego, extiende una fina capa del tratamiento y frótalo con suaves movimientos circulares.
  • Deja que actúe 20 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Repite su uso 2 o 3 veces a la semana para mantener la piel limpia.

Ten en cuenta que, aunque este tratamiento no suele causar agresiones, lo mejor es hacer una pequeña prueba en una de las zonas de la piel para detectar si ocasiona alguna irritación o sensibilidad.

En caso de presentar algún tipo de molestia, evita su uso y busca otras alternativas.

Si no tienes ningún problema, incorpóralo en tu rutina de belleza regular y disfruta de sus beneficios para lograr una espalda limpia y suave.

 

 

Te puede gustar