Dile adios a los looks aburridos para ir a la oficina

Fernando Clementin 13 abril, 2018
Algunos trabajos ofrecen más libertades que otros en lo que a vestimenta se refiere. De acuerdo a tus posibilidades, elige el atuendo que más te agrade y siéntete cómoda en la oficina.

Ir a trabajar es, para muchas mujeres, una actividad como cualquier otra que requiere de planificación de la ropa a utilizar. Siempre que no tengas obligación de usar un uniforme, elegir el mejor outfit para trabajo es una actividad muy placentera. A continuación, te brindamos algunos trucos y opciones para dejar atrás los looks aburridos para ir a la oficina.

Podrá parecer una nimiedad, pero el hecho de sentirse cómoda y elegante contribuye en gran medida a la productividad de toda persona. ¿Cómo se relacionan estos factores? Fácil. Una empleada con confianza en sí misma y de buen humor es mucho más productiva en el trabajo que una disgustada y con poca autoestima.

La ropa colabora con estas sensaciones positivas que experimentamos. Sin duda, lucir y sentirte bella te hará pasarla mucho mejor a lo largo del día. Para lograrlo, es necesario que explores las alternativas con las que cuentas y elijas la mejor conforme a tus preferencias.

¿Cómo debo vestir para la oficina?

Equilibrar el trabajo y la vida

Como todo lugar de trabajo, un cargo administrativo demanda ciertos parámetros que todo empleado debe cumplir. Claro, hay que buscar atuendos acordes al ámbito en el que te desempeñas. En otras palabras, evitar los looks aburridos para ir a la oficina no implica desatender las formalidades.

Para evitar malos entendidos, aquí te dejamos algunas consideraciones previas a elegir tu outfit del día:

  • Conserva el profesionalismo. Sacrificar prestigio por lucir mejor no es buen negocio. Por lo tanto, no utilices prendas demasiado osadas ni tampoco llames la atención de manera excesiva con colores fuertes.
  • No olvides la comodidad. Este tipo de trabajos implica pasar horas sentada y esto es un aspecto central para elegir tu indumentaria. Procura seleccionar ropas cómodas, preferiblemente sueltas.
  • Consulta por el código de vestimenta. Muchas empresas tienen uno, por lo que tus chances de elección se pueden ver limitadas.
  • Ten criterio al elegir los zapatos. Lo mismo que con la ropa, estos deben denotar profesionalismo y seriedad. Preferiblemente, se han de evitar el calzado que deje los dedos de los pies al descubierto (como las sandalias) y los zapatos estrafalarios, en líneas generales.
  • Evita los estampados excesivamente recargados y mézclalos con prendas un poco más sobrias que sean unicolor.
  • Si tienes personas a tu cargo, los colores fuertes y las telas unicolor te darán más autoridad.

Ponle fin a los looks aburridos para ir a la oficina

Una vez saldados los ítems anteriores, ya estarás lista para ir a tu trabajo siempre impecable. Aquí te dejamos algunas opciones de prendas que no pueden faltar en tu armario:

Vaqueros o jeans negros

Si los combinas con un blazer o zapatos cerrados, te darán un look ejecutivo (pero fresco) excepcional. Además, los vaqueros te brindan una infinidad de combinaciones: camisas claras, camisetas a rayas y accesorios pueden hacer juego con un buen par de pantalones oscuros. Evita los que tienen agujeros y rasgaduras.

Camisa blanca

camisa-blanca-colgada-puerta-blanco-negro

Esta prenda es un básico que toda persona debe tener y que no puede faltar en el armario. Te servirá para crear miles de combinaciones. Además, si eliges una tela como la gasa, es una opción muy elegante en sí misma.

No solo puede ser de color blanco. Las camisas de colores neutrales, como el salmón claro o el azul marino, o las negras —en menor medida— son igual de efectivas para combinar.

Lo positivo de añadir blazers o chaquetas de colores más fuertes —aunque no demasiado— es que levanta la imagen en épocas de frío. Recordemos que es en estos meses cuando la piel suele estar más blanca y, por lo tanto, necesita complementos que la revitalicen.

Chaqueta de cuero

Chica con sombrero tomando café en la calle.

Gracias a la nueva tendencia lady like, el cuero se puede llevar a la oficina. Lo mismo corre para las prendas con cuerina combinada con otro material; son excelentes para romper con los looks aburridos para ir a la oficina. Sin embargo, es necesario considerar algunos detalles.

Dado que esta prenda está relacionada a atuendos más informales en décadas pasadas, es necesario estilizarlas para usarlas en el trabajo. ¿Cómo? Puedes combinarla con una falda sin cierres ni cremalleras y con blusas discretas pero profesionales.

También son importantes para esto los accesorios: relojes, collares, pulseras y bolsos te ayudarán. Así, podrás mezclar un estilo laboral con un aditivo ‘rebelde’ que te hará lucir muy a la moda.

Descubre: 14 ideas prácticas para acomodar tus accesorios femeninos

Faldas tipo tubo

Puedes utilizarlas junto con blusas y blazers para obtener un atuendo totalmente profesional y elegante. Los colores neutros son los más adecuados; puedes agregar detalles mínimos de colores para darle vida a un outfit fenomenal.

Si vas a usar este tipo de faldas, es aconsejable que el calzado sea del mismo color, o por lo menos similar. La blusa debe colocarse por dentro de la falda y los accesorios jugarán a favor, siempre y cuando no se abuse de los mismos.

Zapatos cerrados

Las sandalias o los zapatos que muestran los pies restan formalidad. No obstante, en empresas con mayores libertades se pueden llevar, siempre y cuando se preserve la formalidad en el resto del atuendo. Todo dependerá del área en el que te desempeñes y la imagen que quieras dar al público.

¿Y qué hay de los vestidos?

En el caso de los vestidos, los más aconsejable es optar por aquellos que tienen cortes en la parte de la cintura. Nada entallado ni al cuerpo. Se ven muy bien, pero no van con el trabajo.

Es mejor utilizar vestidos holgados, preferiblemente de manga o, al menos, tres cuartos. En cuanto al largo, por la rodilla es la medida ideal.

Con todas las opciones disponibles hoy día, es difícil elegir. Sin embargo, todo se trata de conocer bien tu cuerpo, respetar ciertas reglas y atreverte a salir de los looks aburridos para ir a la oficina. ¡Aplica tu creatividad y crea combinaciones para estar presentable y a la moda!

Te puede gustar