La dinoprostona: un gran aliado durante el parto

La dinoprostona es una prostaglandina que se administra en mujeres que están dando a luz para facilitarles el proceso.

La dinoprostona es un fármaco de estructura eicosanoide utilizado como agente estimulador del parto, es un oxitócico. Tiene acción directa en la inducción del parto, expulsión del feto muerto y aborto espontáneo.

¿Qué es un eicosanoide?

Esta denominación engloba a un conjunto de sustancias, como las prostaglandinas, los tromboxanos, las prostaciclinas o leucotrienos, que son sintetizadas a partir de ácidos grasos poliinsaturados ensenciales formados por 20 átomos de carbono.

Estas moléculas contienen tres, cuatro o cinco dobles enlaces, por ello se llaman poliinsaturados, si no tuviesen dobles enlaces serían saturados.

Los eicosanoides provienen del ácido araquidónico, siendo éste el precursor más abundante en el ser humano. El ácido se almacena formando parte de los fosfolípidos de la membrana celular y se libera mediante la acción de la fosfolipasa 2α o por la fosfolipasa C.

Las fosfolipasas son unas enzimas que se encargan de transmitir señales a las células, somo si fuesen unos mensajeros.

Ver también: Ketoprofeno: qué es y cómo actúa

¿Cómo se forman los eicosanoides?

Cómo se forman los eicosanoides

Como ya hemos comentado, el ácido araquidónico es el precursor de la formación de los eicosanoides. Una vez que se ha movilizado por la acción de las fosfolipasas, es rápidamente oxigenado, es decir, se le añaden átomos de oxígeno, por cuatro sistemas enzimáticos diferentes:

  • Vía de la COX 1 y COX 2.
  • Vía de la LOX: estas enzimas se encuentran en el citoplasma celular y se encargan de oxidar a los ácidos grasos poliénicos en el carbono 5, 12 o 15. La más importante es la 5-LOX, que se localiza sobre todo en células inflamatorias.
  • Vía de la epooxigenasa o del citocromo p 450: En esta vía, el ácido araquidónico se convierte en al menos 4 ácidos epoxieicosatrienoicos (EET), que pueden ser incorporados a los fosfolípidos de membrana donde actúan como depósito. Modulan la función cardiovascular y renal.
  • Isoprostanos: son muy abundantes, hasta 10 veces más que las prostaglandinas. Aunque ejercen múltiples acciones, entre las que destacan las renales, su papel es aún bastante desconocido.

Vía de la COX 1 y COX 2

Existes dos isoformas de la enzima COX, la ciclooxigenasa. La COX 1  es una enzima constitutiva encargada de la síntesis de prostaglandinas, como la dinoprostona, con funciones paracrinas y autocrinas. Se encuentra principalmente en plaquetas y en el endotelio vascular.

En cuanto a la COX 2, es una enzima con forma inducible y otra constitutiva. La primera se localiza en células inflamatorias e inmunológicas donde es responsable de la producción de prostaglandinas durante la inflamación y el cáncer.

La COX 2 constitutiva se localiza en el riñón, la médula espinal, el cerebro y en el endotelio. Media la síntesis de las protaciclinas.

Acciones farmacológicas de la dinoprostona

Acciones farmacológicas de la dinoprostona

El principio activo de la dinoprotona es la prostagladina E2 (PGE2). A pesar de tener un papel muy importante en el parto, también tiene efectos sobre otras funciones del organismo.

  • Inflamación: la dinoprotona, al ser una PGE2 tiene propiedades antiinflamatorias, a diferencia de otras prostaglandinas. Inhibe la producción de IL-1, la formación de leucotrienos, de los radicales superóxido y de las lipoxinas.
  • Sistema cardio-vascular: la dinoprostona tiene acción vasodilatadora sin modificar mucho el funcionamiento del corazón, como la mayoría de las prostaglandinas.
  • Pulmón: las acciones de la PGE2 son diferentes al resto en esa parte del cuerpo. Actúa como broncodilatadora y disminuye la secreción bronquial.
  • Sistema nervioso: las prostaglandinas desempeñan un importante papel en la formación de la fiebre. Sensibilizan las terminaciones nociceptivas sin producir dolor de forma directa.
  • Tracto gastrointestinal: mantiene la integridad del epitelio digestivo ya que es un potente inhibidor de la producción de ácido clorhídrico y pepsina en el estómago. También actúa como vasodilatadora en la mucosa.

Te recomendamos leer: Inflamación

¿Y en el parto?

Recuperarse de una cesárea el “después” del parto

A parte de todas estas acciones que caracterizan a la PGE2, en este caso, a la dinoprotona, su principal indicación es la de ayudar a las mujeres que están en el proceso del parto.

La dinoprostona es un agente oxitócico, es decir, tiene las mismas funciones que la hormona oxcitocina en el parto.  Es un agente estimulante del parto. Presenta una acción directa en la inducción de éste, en la expulsión del feto muerto y puede producir aborto espontáneo.

Este fármaco tiene las propiedades de aumentar la amplitud y la frecuencia de las contracciones uterinas al igual que la oxitocina, por lo tanto, potencia sus acciones. Además, también provoca una dilatación cervical, ayudando así al cuerpo a adaptarse al parto.

En determinadas situaciones, la administración de dinoprostona está contraindicada. Por ejemplo, no se puede administras este fármaco una vez que el parto haya empezado porque se potenciarían mucho los efectos de la oxitocina y podría darse la situación de que el músculo uterino no se pueda relajar, manteniendo por lo tanto una contracción prolongada que induciría a aborto.

Otra situación en la que está contraindicada la dinoprostona es conjuntamente con oxitocina exógena por lo explicado anteriormente. Tampoco se debe administrar en fases tempranas del embarazo.