Dip de queso feta y de queso blanco

La salsa que queso feta y blanco admite variaciones en su preparación, por lo que podemos añadirle especias al gusto o incluso agregarle algún ingrediente extra

¿Estás buscando una receta para acompañar unas tostadas, galletas, pan pita o snacks, y por supuesto, una cerveza fría con amigos? ¡Entonces no te pierdas estas alternativas deliciosas de dip de queso feta y de queso blanco.

Receta 1 de dip de queso feta y de queso blanco

Tu próxima reunión con amigos será todo un éxito cuando lleves a la mesa este rico acompañante. Lo mejor de todo es que se prepara en dos minutos y el resultado es exquisito.

Necesitas:

  • 200 gramos de queso feta
  • 100 gramos de queso blanco
  • 1 limón
  • 1 diente de ajo
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de tomillo
  • Para acompañar: tortillas de maíz, vegetales, pan pita, galletas, etc.

Preparar esta receta es muy simple:

grisines queso

  • 1-Trocea el queso feta en dados.
  • 2-Pica el ajo lo más fino posible.
  • 3-Exprime el limón y ralla su cáscara.
  • 4-Vierte en un recipiente junto al queso crema, el aceite de oliva y el tomillo.
  • 5-Tritura con la batidora o con un tenedor, (si además quieres aprovechar para hacer algo de músculos en los brazos).
  • 6-Lleva a la nevera hasta el momento de servir.
  • 7-Antes de degustar, echa un poco más de aceite y de tomillo y si es necesario, salpimenta.

Receta 2 de dip de queso feta y de queso blanco

Los dips son perfectos para las fiestas, los cumpleaños o las cenas donde cada uno puede servirse lo que desea. En este caso, un dip de queso feta y de queso blanco con pimientos… rico y fácil de preparar.

¿Qué necesitas?

  • 200 gramos de pimiento del piquillo
  • 450 gramos de queso blanco
  • 120 gramos de queso feta
  • 1 diente de ajo
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 6 cucharadas de eneldo picado

¿Cómo se prepara?

  • 1-Corta en cubos o tiras el queso feta.
  • 2-Pica el ajo y el pimiento.
  • 3-Coloca en el triturador de alimentos junto a los demás ingredientes.
  • 4-Mezcla bien y lleva a la nevera una hora antes de servir (puedes tapar con papel film para que conserve el sabor).
  • 5-Acompaña con pan baguette crujiente, nachos o galletas.

Receta 3 de dip de queso feta y de queso blanco

Con esta tercera opción terminarás de convencerte de que invitar gente a tu casa no es un trastorno, ni que tienes que pasarte horas y horas cocinando, sobre todo ahora que empiezan los días calurosos y queremos estar lo mínimo posible cerca del horno. Ofréceles una opción para que el paladar se llene de sabores diferentes y tú quedes como un chef profesional ¡con un puñado de ingredientes y 5 minutos de preparación! En esta oportunidad, añadiremos al dip unos ricos champiñones.

Precisas:

  • 200 gramos de queso blanco
  • 200 gramos de queso feta
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 200 gramos de champiñones (o si quieres más refinado, champiñones)
  • Sal y pimienta al gusto

Paso a paso:

  • 1-Limpia los champiñones y sécalos con una servilleta de papel (tienen la capacidad de absorber mucha agua).
  • 2-Coloca la mantequilla en una sartén para que se derrita.
  • 3-Corta en rebanadas los hongos (no muy finos) y saltea en la mantequilla, salpimenta.
  • 4-Deja que se enfríe un poco y mientras tanto corta el queso feta y mezcla en un recipiente con el queso blanco.
  • 5-Vierte los champiñones salteados y remueve.
  • 6-Condimenta al gusto con las especias que quieras.
  • 7-Lleva a la nevera media hora y listo, ya puedes servir.

Receta 4 de dip de queso feta y de queso blanco

queso lonchas

Tres ingredientes, cinco minutos de elaboración (o menos) y un millón de elogios para ti. ¿Vale la pena esta ecuación verdad?

Necesitarás:

  • 1 bote de queso blanco
  • 1 cebolla grande
  • 200 gramos de queso feta

Pasos a seguir:

  • 1-Pica la cebolla en trocitos (puede ser también cebollines).
  • 2-Corta el queso feta.
  • 3-Vuelca el queso blanco en un recipiente y echa el otro queso y la cebolla picada.
  • 4-Si quieres puedes salpimentar y condimentar como prefieras (con orégano, albahaca, eneldo, tomillo, nuez moscada… las opciones son infinitas).
  • 5-Lleva a la nevera durante unos minutos cubierto con papel film.
  • 6-Sirve con pan, galletas, tostadas o snacks (con los nachos combina perfecto por ejemplo).