Disuelve las piedras en los riñones preparando 5 remedios de origen natural

Daniela Castro 21 agosto, 2017
Aunque estos remedios naturales no suelen presentar ningún efecto secundario, si estamos siguiendo algún tratamiento médico es importante consultar con el especialista antes de consumirlo por si pudiera haber alguna contraindicación

El sistema renal desempeña un papel muy importante en la vida de todas las personas, dado que es el que se encarga de filtrar las toxinas de la sangre para, posteriormente, eliminarlas a través de la orina.

Sus funciones influyen en la salud de otros órganos vitales y, por lo tanto, su buen estado resulta clave para gozar de una buena calidad de vida.

El problema es que, muchas veces, el exceso de toxinas y la deshidratación impiden que trabajen de forma óptima y conducen al desarrollo de enfermedades.

Estos reducen su capacidad para remover los minerales y proteínas que retiene en sus tejidos y, con los días, da lugar a la formación de piedras o cálculos renales.

Se trata de unos pequeños cristales duros que, en función de su tamaño, pueden obstruir las vías urinarias y causar incómodos síntomas.

Su tratamiento oportuno es clave para evitar complicaciones y, por lo tanto, es esencial atenderlos lo antes posible.

La buena noticia es que hay remedios de origen natural que, por sus propiedades, ayudan a disolverlos sin necesidad de tratamientos agresivos.

En el siguiente espacio queremos compartir los 5 mejores para que los tengas en cuenta cuando te enfrentes a este problema.

1. Limón y vinagre de manzana

Jugo y vinagre de manzana

Al combinar zumo de limón con vinagre de sidra de manzana podemos obtener un tratamiento alcalino que, además de purificar la sangre, ayuda a disolver las piedras que se forman en los riñones.

Sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias optimizan las funciones renales y ayudan a mejorar la producción de orina para promover la limpieza de las vías urinarias.

Ingredientes

  • El zumo de ½ limón
  • 1 vaso de agua tibia (200 ml)
  • 1 cucharada de vinagre de manzana orgánico (10 ml)

Preparación

  • Incorpora el zumo de medio limón en un vaso de agua tibia y mézclalo con el vinagre de manzana.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida en ayunas, mínimo durante 3 semanas seguidas.

Visita este artículo: ¿Sirve el vinagre de manzana para bajar de peso?

2. Infusión de semillas de apio

Las propiedades diuréticas de las semillas de apio son útiles para estimular la limpieza de los riñones en caso de piedras.

Sus fitonutrientes fortalecen la salud de estos órganos y ayudan a reducir la acumulación de toxinas y sales minerales.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharadita de semillas de apio (5 g)

Preparación

  • Pon a hervir un vaso de agua y, cuando llegue a ebullición, incorpora las semillas de apio.
  • Tapa la bebida, espera que repose 15 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión en ayunas, durante un mes.
  • Si gustas, puedes repetir su consumo 2 o 3 veces al día.

3. Infusión de hojas de aguacate

te-hojas-aguacate

Las hojas de aguacate o palta están llenas de sustancias antioxidantes y antiinflamatorias.

Estas, tras ser asimiladas en el organismo, ayudan a remover las toxinas para facilitar el tratamiento de las piedras en los riñones.

Ingredientes

  • 3 hojas de aguacate
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Introduce las hojas de aguacate en un vaso de agua hirviendo y déjalas reposar de 15 a 20 minutos.
  • Cuando esté tibia, pásala por un colador y consúmela.

Modo de consumo

  • Toma la infusión a media mañana, durante 3 semanas seguidas.

4. Zumo de manzana y pepino

Además de mejorar el proceso de digestión, el zumo de manzana y pepino es una solución alternativa para tratar las piedras que se forman en los riñones.

Su significativo aporte de fibra dietética y antioxidantes remueve los minerales y desechos retenidos, por lo que favorece la eliminación de los cristales.

Ingredientes

  • 5 manzanas
  • ½ pepino

Preparación

  • Pasa las manzanas y el pepino a través de un extractor de jugos y, tras obtener su zumo natural, sírvelo de inmediato.

Modo de consumo

  • Toma el zumo en ayunas, durante un mes seguido.

Ver también: 5 remedios caseros que puedes preparar a base de manzana

5. Té de barbas de mazorca

infusion de barbas de mazorca

Si bien muchos las consideran un desecho, las barbas de mazorca están llenas de nutrientes que benefician la salud.

Estas tienen propiedades diuréticas y antiinflamatorias que ayudan a limpiar los riñones para facilitar la descomposición de las piedras.

Ingredientes

  • Las barbas de 7 mazorcas
  • 2 vasos de agua (400 ml)

Preparación

  • Incorpora las barbas de mazorca en una olla con dos vasos de agua y déjalas hervir a fuego bajo durante 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, espera que reposen y sirve la infusión.

Modo de consumo

  • Ingiere un vaso de té en ayunas y repite su consumo a media tarde.
  • Realiza el tratamiento durante 3 o 4 semanas.

Ten en cuenta que los remedios mencionados son útiles para disolver las piedras renales que no han alcanzado un tamaño significativo.

Si estas están causando más complicaciones en la salud, lo mejor es acudir de inmediato al médico.

 

 

 

 

Te puede gustar