Los 10 mejores diuréticos naturales

Aydee Castaño · 24 diciembre, 2013 · Última actualización: 3 diciembre, 2018 3 diciembre, 2018
Además de sus otros muchos beneficios, el consumo de zanahoria nos ayuda a desintoxicarnos y a acelerar el metabolismo.

Los diuréticos se utilizan para tratar la retención de líquidos en el cuerpo, los cálculos renales, el glaucoma y la hipertensión. Al margen de los medicamentos diuréticos que existen en el mercado, es útil saber que hay alimentos con esas mismas propiedades.

La ventaja de los últimos sobre los primeros es que no tienen los desagradables efectos secundarios. He aquí, pues, algunos de los alimentos que podemos utilizar como diuréticos naturales.

La sandía

Sandias

Gracias a su alto contenido de agua, la sandía es un alimento diurético natural. También contiene licopenos, antioxidantes que fortalecen el cuerpo y previenen el potencial daño que representan los radicales libres.

Además, los aminoácidos que contiene ayudan a ensanchar las venas. De esta manera, los líquidos pueden fluir mejor y arrastran con ellos los retenidos en los tejidos. También es desintoxicante, alcalinizante y mineralizante, lo que redunda en una buena salud intestinal.

El tomate

Tomate

El 90% de la composición del tomate es agua. Posee gran cantidad de antioxidantes, licopeno, betacaroteno, vitamina C y selenio. Todos esos componentes son muy útiles en la prevención del daño que los radicales libres podrían causar en las paredes de los vasos sanguíneos.

El pepino

pepino

De seguro, habrás observado que el pepino posee una gran cantidad de agua. Precisamente, por esta razón, es un excelente alimento diurético natural. Contiene también silicio y azufre, elementos que ayudan a que los riñones eliminen el ácido úrico. Todo ello permite que disminuya la retención de líquidos.

El jugo de arándanos

arandanos

Los arándanos son muy efectivos en el tratamiento de las infecciones urinarias, por ser un excelente diurético natural. Tiene un alto poder antibiótico, lo cual facilita que vejiga se mantenga saludable.

La zanahoria

zanahoria

La zanahoria es considerada como uno de los mejores vegetales diuréticos naturales. Ayuda a desintoxicar el cuerpo y a acelerar el metabolismo. Las vitaminas, minerales y antioxidantes que contiene la zanahoria explican que sea tan apreciada.

La berenjena

berenjenas3

Debido a su alto contenido de agua y de flavonoides, la berenjena ayuda a mejorar considerablemente la circulación. Como los alimentos anteriormente comentados, es potente diurético natural. La manera adecuada de beneficiarse de sus propiedades es beber el agua resultante de la cocción. Hacerlo también te ayudará a bajar de peso.

La alcachofa

Las alcachofas, uno de los limentos mas saludables

Las alcachofas se conocen principalmente por su capacidad para mejorar la función de los riñones. Portan flavonoides y ácido cafeico que, junto a las vitaminas y los minerales, tienen efecto diurético.

El apio

Apio

Las semillas de apio aumentan la producción de orina y la excreción de ácido úrico. Ello permite que el cuerpo se desintoxique de manera muy natural. Conviene tener presente, además, que el apio contiene altos niveles de sodio. Ello favorece la eliminación de toxinas a través de la orina.

Las uvas

uvas-antioxidantes

Las uvas tienen un importante contenido de agua y potasio. Estas características las hace un alimento diurético natural muy potente. Como las semillas de apio, otra de sus ventajas es que tiene niveles muy bajos de sodio.

Los espárragos

Esparragos

Los espárragos contienen asparagina, un aminoácido que les proporciona a estos vegetales un gran poder diurético. De ahí que sea posible tratar los dolores de la artritis, el reuma, y la retención de líquidos que puede causar el síndrome premenstrual. Además, son muy bajos en calorías. Gracias a su alto contenido de fibra, ayuda de manera muy eficaz a eliminar las toxinas del intestino.

  • Font Quer, P. (1980). Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Barcelona: Labor.
  • Mabberley, D. J. (1987). The Plant Book. A portable dictionary of the higher plants. Cambridge: Cambridge UP.
  • Sosa Gómez, R. (1998). El poder medicinal de las plantas. México, DF: Asociación Publicadora Interamericana.