Causas del dolor articular nocturno y pautas para aliviarlo

Valeria Sabater·
22 Marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
27 Diciembre, 2018
Los estiramientos son una forma muy eficaz de mitigar los dolores de la artritis por la noche. Si te afecta las manos, puedes optar por tejer, para movilizar los dedos.
 

Si padeces artritis seguro que habrás pasado más de una noche en vela sin poder conciliar el sueño debido a sus síntomas. Es una molestia muy común que puede reducir la calidad de vida si no se le brinda un tratamiento adecuado. ¿Sabes cómo reducir el dolor articular nocturno?

En primer lugar, hemos de tener muy claro que los problemas de artritis no suelen tener curación. Es decir, tal y como nos indican en la Arthritis Foundation, existen tratamientos eficaces para aliviar el dolor, pero estamos ante una dolencia que no es reversible.

Para encontrar mayor bienestar en el día a día y, sobre todo, aliviar el dolor articular nocturno, te vendrán muy bien los consejos que compartimos a continuación. 

1. ¿Por qué el dolor articular es más intenso por las noches?

dolor articular nocturno
 

La actividad diaria

A lo largo del día estás en movimiento, manipulas cosas, subes escaleras y haces un sinfín de actividades…Todo ello hace que la articulación “esté caliente” y, a pesar de que puedas sentir cierto dolor, es por la noche y ante la inmovilidad, cuando el sufrimiento es más acusado.

Fatiga suprarrenal

Es probable que ya hayas oído hablar de la fatiga suprarrenal, también conocida como fatiga crónica. Este estudio realizado por la Universidade Federal de São Paulo (Brasil) que afirma que el término no es correcto, puesto que las glándulas adrenales no “sienten” fatiga.

En realidad, a lo que se refieren los médicos con este término es a la relación que tiene que ver con nuestras glándulas suprarrenales y con una estimulación del sistema nervioso que nos ocasiona dolor, cansancio, ansiedad, insomnio, inapetencia, entre otros. Esta dolencia está relacionada, a su vez, con el hecho de que por las noches el sufrimiento sea más intenso.

Estrés

 

Si a lo largo del día has vivido situaciones llenas de presión, de preocupación, de ansiedad y un estrés que no has gestionado de modo saludable, todo ello hará que aumente el nivel de cortisol en sangre, especialmente en hombres, según afirma este estudio realizado por el AF2R-Centre Hospitalier de Rouffach (Francia).

Alimentación

Como ya sabrás, hay determinados componentes en los alimentos que consumimos cada día, capaces no solo de causarnos inflamaciones, sino de provocar que almacenemos toxinas en nuestro cuerpo. Una dieta inapropiada puede incidir en la aparición de dolor articular nocturno.

Sedentarismo e inmovilidad

Si hay días en que apenas nos movemos del sofá, o que pensamos, por ejemplo, que es mejor mantener la articulación quieta durante todo el día, lo más probable es que cuando llegue la noche el dolor aumente.

¿La razón? Cuando las articulaciones están inmovilizadas, aparece la rigidez y el anquilosamiento. Si practicamos simples ejercicios de estiramiento por la mañana y por la noche, conseguiremos minimizar el dolor. ¡Vale la pena!

 

Lee también: Tratar el dolor articular con cúrcuma y jengibre

Pautas para aliviar el dolor articular nocturno

Artritis

1. Cuidar la alimentación

A pesar de que el origen de la artritis puede ser muy variado, una forma de encontrar una mejor calidad de vida es a través de la alimentación. Una dieta adecuada te ayudará a proteger los cartílagos, nutrir el hueso y evitar inflamaciones.

Remedios tan sencillos como tomar una infusión de jengibre cada día o priorizar la fruta y los alimentos frescos antes que los platos precocinados son sencillas claves que debes tener cuenta.

Algunos alimentos recomendables son: 

 
  • Aceite de oliva extra virgen. Según este estudio realizado por la Universidad de Gdansk (Polonia), contiene antioxidantes y una gran capacidad antiinflamatoria.
  • Tomates, zanahorias y pimientos. Contienen licopeno que, según este estudio realizado por la Universidad Autónoma de Yucatán (México), contiene múltiples antioxidantes.
  • Alcachofas. Según este estudio realizado por el Institute of Sciences of Food Production (Italia), también previenen el envejecimiento.
  • Limones y cítricos. Acorde a esta investigación realizada por los Centros de Investigación en Nutrición y Salud (España), fortalecen el sistema inmune gracias a su contenido en vitamina C.
  • Piña. Contiene bromelina, caracterizada, según este estudio de la Universidad Sri Ramachandra, por promover y mejorar la circulación.
  • Cereales integrales. Según la Clínica Mayo, son fundamentales para una dieta equilibrada.

2. Terapia frío calor

Para evitar el dolor articular nocturno, según afirma este estudio realizado por la Universidad de las Américas (Chile), se recomienda también la crioterapia, una terapia específica de intervalos frío-calor,  una hora antes de dormir:

 
  • Una bolsa de cubitos de hielo.
  • Una tina con un litro de agua caliente (no hirviendo) con 3 ramas de romero.
  • Aplicaremos ahí donde tengamos el dolor articular esa bolsa de cubitos sobre la zona afectada. Manténla 20 segundos.
  • Ahora, sumerge la articulación siempre que te sea posible en la tina de agua caliente con romero. Repite esta acción 5 veces. Verás cómo se alivia el dolor.

Visita este artículo: Aprende a realizar la chocolaterapia en casa

3. El mejor analgésico natural

Jengibre

Infusión de jengibre

Ingredientes

  • Jengibre fresco (3 g). Según este estudio realizado por la Isfahan University of Medical Sciences (Irán), el jengibre es un alimento antiinflamatorio realmente beneficioso.
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g) que, según este estudio llevado a cabo por la clínica central Cira García (Cuba), es cicatrizante y previene la inflamación.
 

Preparación

  • Es muy sencillo. Pon a hervir ese vaso de agua y, cuando llegue a ebullición, añade el jengibre y la miel. Permite que se haga la cocción a lo largo de 15 minutos y deja reposar.

Modo de consumo 

  • Una taza al desayuno y otra antes de ir a dormir.

4. Pequeños estiramientos antes de ir a dormir

Si realizamos ejercicios suaves con nuestras articulaciones afectadas, tanto el cartílago como la propia articulación estarán menos entumecidos y agarrotados. 

  • Así pues, un modo eficaz de aliviar el dolor articular nocturno es, por ejemplo, tejer a mano si tienes artritis en esta zona del cuerpo, o hacer estiramientos con ambas piernas si tu problema es de rodillas. Esto, según afirma esta investigación realizada por la Universidad de Málaga, también previene futuras lesiones.
  • Puedes, por ejemplo, poner un pequeño peso en tus tobillos y levantarlo 5 veces. Notarás mucho alivio a la hora de ir a dormir.

¿Tienes dolor articular nocturno constantemente? El diagnóstico no siempre arroja artritis. Es importante que consultes al médico para determinar cuál es su origen y qué tratamiento es el apropiado.