El dolor crónico de lumbares

Elena Martínez Blasco·
30 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
13 Diciembre, 2018
Aunque solemos asociarlos a una mala postura, los dolores lumbares pueden aparecer por otras muchas cuestiones que es conveniente tener en cuenta para ponerles solución antes de que empeoren

Los dolores lumbares crónicos son frecuentes tanto en hombres como en mujeres de mediana edad. Sin embargo, es cierto que cada vez son más habituales en personas de todas las edades, incluso adultos jóvenes, dada la tendencia que existe al sedentarismo por el ritmo de vida de la sociedad actual.

Descubre en este artículo cuáles son las diferentes causas del dolor crónico de lumbares, así como los tratamientos y remedios naturales para tratar cada caso. 

Las lumbares

Dolor crónico de lumbares.

La lumbar es la parte más baja de la espalda, que abarca la franja que va desde las dorsales hasta la base de la columna o sacro. Esta parte tiene una curvatura natural que denominada lordosis. Cuando esta curvatura natural se ve deformada, aparece una condición denominada hiperlordosis.

El dolor que afecta a las lumbares pueden estar relacionados con cuestiones musculares o vertebrales. No obstante, también puede ser el reflejo del mal funcionamiento de algún órgano, como los riñones o el intestino.

Mientras que en algunos casos está claro que una mala postura o la ejecución brusca de un movimiento es el origen del dolor, en otros, el estrés y las cuestiones emocionales son un factor determinante.

Descubre: Dolores físicos y emociones: ¿cuál es la conexión entre ellos?

Problemas renales, una posible causa de las molestias

Para saber si los dolores lumbares están relacionados con los riñones, hay que colocar las palmas de las manos abiertas en la zona más estrecha de la cintura. El lugar donde se colocarán los pulgares es, de forma aproximada, la ubicación de estos órganos.

Si al apretar nos resulta dolorosa esa zona, es posible que debamos recurrir a un tratamiento para desinflamar los riñones. Así, por ejemplo, podemos tomar abundante cantidad de agua, sopas, caldos e infusiones con propiedades diuréticas (como la de diente de león), si el médico así lo autoriza.

Sensibilidad al frío y la humedad

Hay personas que, por trastornos del metabolismo u otros motivos, pueden ser muy sensibles al frío y la humedad, sobre todo cuando los cambios son bruscos. Además, las lumbares son una de las zonas más vulnerables a estos agentes externos, junto con las articulaciones.

Protegeremos bien la zona lumbar con una tela de lana que colocaremos a modo de faja. Este tejido es excelente para protegernos de la temperatura exterior y, además, calma el dolor y aporta una agradable sensación de bienestar.

Malas posturas y movimientos bruscos

La mala postura

Si observamos a las modelos de moda nos daremos cuenta que suelen arquear el cuerpo de manera exagerada, empujando las lumbares hacia delante de una manera forzada y muy poco recomendable.

Esta mala postura es la causa de muchos dolores de espalda, tanto en adultos como en gente muy joven. Es también frecuente en mujeres embarazadas por el peso extra que soportan.

Para solucionar la mala postura haremos ejercicios de reeducación postural y estiramientos que nos permitan estirar bien la columna vertebral. También son muy beneficiosas las máquinas de inversión (excepto para las mujeres embarazadas).

Trastornos intestinales

Los trastornos intestinales como el estreñimiento, la diarrea o los estados alternos de estos dos desequilibrios pueden tener su reflejo en la zona posterior, es decir, la lumbar.

Para solucionarlos, además de seguir las indicaciones del médico, podemos recurrir a la medicina natural:

  • Estreñimiento: semillas de chía y de lino, suplementos de probióticos, fruta y vegetales crudos y ricos en fibra y mucha agua entre comidas.
  • Diarrea: té verde, arroz blanco, sopa de pollo con plátano, patatas y zanahorias.

Te puede interesar: 7 maneras de aumentar el consumo de fibra para tratar el estreñimiento

Estrés y cuestiones emocionales

Mujer estresada en la multitud.

El estrés, las preocupaciones y las emociones pueden afectar la salud física de muchas maneras. Por ello, en ocasiones, cuando experimentamos un determinado dolor o molestia, puede que el origen sea una inquietud, como puede ser el trabajo, una discusión con la pareja, o la incertidumbre por el futuro.

Si bien las técnicas de relajación, mindfulness y gestión del estrés pueden ser útiles en el día a día, en algunos casos hay que considerar la terapia cognitivo conductual, ya que permite hacer un abordaje más completo del problema y en función de ello, dirigirnos hacia la búsqueda de la solución.

Lesiones

Por último, una razón muy frecuente de los dolores crónicos de lumbares son las lesiones fruto de un ejercicio, accidente, mal movimiento, etc.

Todas las lesiones deben tratarse siempre desde el primer momento y de la manera correcta para que no nos causen dolores crónicos.

En el primer momento, aplicaremos frío para calmar. Asimismo, con posterioridad será mucho más efectivo que nos apliquemos calor local con una esterilla, bolsa de agua caliente, crema, etc.

El reposo será clave, pero sin caer en la inmovilidad absoluta, pues esto podría empeorar la situación. Sobre el tipo de ejercicios que sería recomendable realizar, podemos consultar al médico o al fisioterapeuta.

Como hemos podido ver, más allá de la causa, la clave para que el problema no se agrave está en consultar con el médico y seguir sus indicaciones a la par que mantenemos un estilo de vida saludable.

  • “Low back pain” en web orthoinfo
  • “Hiperlordosis” en web espalda.org, 2016
  • Cátedra Extraordinaria del Dolor “FUNDACIÓN GRÜNENTHAL” Universidad de Salamanca, ABORDAJES TERAPÉUTICOS EN EL DOLOR LUMBAR CRÓNICO, 2013
  • NIH. National Institute of Neurological Disorders and Stroke (diciembre de 2014). «Low back pain fact sheet. What causes lower back pain?».
  • Atlas SJ, Deyo RA (febrero de 2001). «Evaluating and managing acute low back pain in the primary care setting». J Gen Intern Med (Revisión) 16 (2)
  • “Normas de higiene postural y ergonomía”, web espalda.org
  •  Koes, B W; van Tulder, M W; Thomas, S (junio de 2006). «Diagnosis and treatment of low back pain». BMJ (en inglés) (BMJ Group) 332 (7555): 1430-1434