Dolor de cabeza nocturno: ¿a qué se debe este trastorno?

Valeria Sabater·
24 Junio, 2020
Si se presenta de forma habitual es importante consultar con un especialista para que nos haga las pruebas pertinentes para determinar el origen del dolor de cabeza nocturno.
 

El dolor de cabeza nocturno afecta el descanso y la posibilidad de conciliar un sueño reparador. Y dado que necesitamos esas horas para levantarnos al día siguiente con vigor y optimismo, por ello, es importante saber cuál puede ser la causa de esta molestia y cómo tratarla correctamente. 

Esta molestia es mucho más común de lo que podamos pensar. De hecho, la mayoría lo experimenta en algún momento de su vida. Y aunque a menudo tendemos a confundirlo con cefaleas comunes, el dolor de cabeza nocturno no se manifiesta exactamente igual.

5 causas del dolor de cabeza nocturno

En ocasiones, ya nos vamos a la cama con una molestia previa. Después, ese dolor avanza, alcanzando mayor intensidad a medida que avanza la noche. Entonces abrimos los ojos, y nos sentimos embotados, como si una pesada nebulosa nos oprimiera la cabeza hasta dejarnos sin fuerzas.

En general, el dolor de cabeza puede tener múltiples orígenes. Sin embargo, el que aparece de forma súbita a lo largo de la noche interrumpiendo el descanso responde a ciertos factores.

Mujer despertándose con dolor de cabeza nocturno.

Descubre: Cómo tratar la migraña con remedios caseros

 

1. Dolor de cabeza hípnico

La cefalea hípnica no es muy conocida. Cabe decir que puede aparecer por la noche e incluso mientras dormimos una siesta.

  • Por lo general, aparece durante el sueño REM. Es un dolor leve pero incisivo que suele durar entre 15 minutos, una hora e incluso dos horas.
  • No se conocen bien las causas, pero lo que está claro es que aparece siempre en esa fase tan concreta del sueño. Por ello, se cree que la cefalea hípnica puede estar relacionada con una disminución súbita de la melatonina. Esta hormona media con el descanso.
  • El dolor de cabeza hípnico suele hacer acto de presencia en muchas personas cuando superan los 50 años.

2. Alimentos con propiedades inflamatorias

Los quesos pueden causar dolor de cabeza nocturno

Este es otro dato que no siempre tenemos muy presente. Hay determinados alimentos que, consumidos en exceso, generan alteraciones en el organismo.

  • Es común que muchos de esos platos que consumimos ricos en glutamato monosódico generen cefaleas en medio de la noche. En especial, si los incluimos en las cenas.
  • Este aditivo sintético, además de poco saludable, resulta muy adictivo.
 
  • Ofrece un sabor intenso a muchos productos de la alimentación cotidiana. Por ejemplo, las salsas, las cremas, las pastillas de caldo y muchos tipos de comida precocinada.
  • Asimismo, los quesos u otros tipos de lácteos tienen también propiedades inflamatorias. Estos derivan a menudo en dolor de cabeza nocturno.

Todo ello nos obliga a que controlemos un poco más la calidad de las cenas. Debemos elegir bien qué productos nos servimos en esa última comida del día.

3. Dolor de cabeza sinusal

El dolor de cabeza sinusal es otro asociado al dolor de cabeza nocturno.

  • Este tipo de cefalea, como la palabra indica, es originada por una sinusitis.
  • El dolor del seno paranasal afectado es muy intenso. Hay una fuerte sensibilidad que alcanza, a su vez, a los oídos y a la cabeza.
  • Muchas veces las personas piensan que el origen como tal, dada su intensidad, está en algún tipo de migraña. O tal vez que es de tipo vascular.
  • Este tipo de condiciones suelen intensificarse por la noche si el ambiente de la habitación es muy seco. De ahí, que los purificadores sean muy aconsejables.

4. Síndrome de cabeza explosiva

Tan curioso como cierto. El síndrome de cabeza explosiva se describió ya a finales del siglo XIX. Sin embargo, a día de hoy sigue sin saberse con claridad qué lo origina.

Este tipo de trastorno que entra dentro de la categoría de las llamadas «parasomnias», es decir, un desorden del sueño:

Se trata de un dolor intenso de cabeza que aparece justo cuando la persona está a punto de dormirse. Generalmente, lo sufren más las mujeres que los hombres.

 

Hay quien lo experimenta una sola vez en la vida. Para otras personas, sin embargo, puede durar algunos meses. No obstante, en todos los casos registrados este problema suele desaparecer por sí mismo.

Los indicios que se tienen hasta el momento se relacionan con alguna lesión en uno de los huesos del oído. También puede ser por un fallo en la actividad neuronal justo cuando conciliamos el sueño.

Descubre: 10 claves para una buena higiene del sueño

5. Dolores de cabeza en racimo

Hombre con migraña

El dolor de cabeza en racimo es un tipo de migraña que aparece más en hombres que en mujeres.

  • Aparece entre dos y tres horas después de que se concilie el sueño.
  • El dolor es muy intenso y dura relativamente poco, entre 15 minutos y media hora.
  • El dolor se localiza en un lado de la cabeza, detrás de un ojo y puede llegar hasta la sien y el cuello.
  • Entre los síntomas que acompañan el dolor de cabeza está también la inflamación de los ojos, nariz congestionada, lagrimeo, etc.
  • El dolor de cabeza en racimo puede ser crónico en algunos casos.

¿Te duele la cabeza?

Si has experimentado alguno de estos problemas durante varios días seguidos, no dudes en consultar con tu médico. Es importante que el profesional te haga un chequeo completo para averiguar qué te puede estar ocurriendo y cuál es la forma más adecuada de tratar la cuestión para que puedas recuperar tu bienestar y hacer vida normal.