Dolor de cabeza por estrés

El dolor de cabeza por estrés puede originarse por diversas causas, entre ellas tensiones, dolores en el cuello, fatiga visual, malas posturas, esfuerzos excesivos y algunas otras enfermedades crónicas. Pueden presentarse de manera esporádica o con demasiada frecuencia, caso en el cual ya son considerados padecimientos crónicos.

Las causas del dolor de cabeza por estrés

Una razón muy común por la que aparecen dolores de cabeza es por estrés y por acumulación de tensiones, principalmente en la zona del cuello, las cervicales y los hombros. Es uno de los casos en los que se presenta el síntoma de manera más frecuente (más de una vez por semana), provocando malestar, falta de concentración y bajo rendimiento. Este molesto problema es más común en adultos y adolescentes, aunque los niños que viven situaciones de estrés también lo pueden padecer.

Se desencadenan en situaciones de ansiedad, nerviosismo, estrés o cuando se está bajo demasiada presión. El dolor de cabeza por estrés se siente con mayor intensidad en las sienes y en el centro de la cabeza y su duración puede ir desde unos pocos minutos hasta continuar durante varias horas e incluso días. Lo común es iniciar con molestias poco duraderas que se deben tratar cuanto antes.

Aquellas actividades que requieren mantener una sola posición durante un intervalo prolongado de tiempo, predisponen a este tipo de dolores de cabeza. Es importante poder, cada tanto, tomarse un descanso y hacer algunos movimientos que aflojen el cuello y los músculos de los hombros y espalda para relajar y aflojar tensiones.

Tratamientos para combatir el dolor de cabeza por estrés

Los tratamientos recomendados cuando se está atravesando por un dolor de cabeza incluyen consumir analgésicos de venta libre, beber abundante líquido, recibir masajes, tomar un baño con agua tibia y reposar en una posición horizontal hasta que las molestias disminuyan.

Es importante para prevenir su aparición, evitar situaciones que desencadenen estrés, llevar una alimentación balanceada, descansar lo suficiente y hacer ejercicio físico con regularidad. En resumen, procurar llevar un estilo de vida saludable minimizando la exposición a hechos que provoquen reacciones perjudiciales para el cuerpo.

La necesidad de un control más profundo

Si la situación que origina el dolor de cabeza por estrés se repite con frecuencia, es probable que la migraña por tensión también lo haga. En estos casos, es necesario abordar los motivos más profundos que la causan como exceso de preocupaciones, manejo de la frustración, estrés por sobrecarga de trabajo, etc. y tomar medidas para disminuir las mismas con la ayuda de la relajación, la meditación, una efectiva terapia y algunos masajes descontracturantes.

Es importante tratar y evitar los dolores de cabeza por estrés debido a que son un problema que puede llevarnos a vivir situaciones muy incómodas y molestas. Si identificas que una determinada actividad te provoca tanto estrés que causa dolores de cabeza, prueba a realizar actividades que te relajen o disminuir el tiempo que pasas en la actividad problemática.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar