¿Dolor de dientes? descubre 3 recetas caseras para tratarlo

Ana Quintana 1 diciembre, 2017
Existen varios factores que contribuyen a desarrollar bacterias en la boca formando placa dental y provocando dolor. Te mostramos algunos remedios caseros para combatirlo.

La mala alimentación, la falta de higiene bucal y las infecciones son los principales factores que contribuyen a que se desarrollen bacterias en la boca formando placa dental y, por ende, aparece el dolor.

En términos de odontología se le conoce como dolor dentinario. Este consiste en un dolor intenso pero que dura pocos segundos y se produce por estímulos externos, como los cambios de temperatura e ingerir alimentos o bebidas muy azucaradas.

Sin embargo, esta sensación no siempre es señal de que exista un problema patológico, simplemente, es una reacción en los dientes.

¿Qué puede causar el dolor dental?

  • Caries
  • Fractura
  • Fisura
  • Irritación después de un tratamiento dental
  • Raíces dentales expuestas
  • Abscesos
  • Inflamación en las encías
  • Úlceras
  • Hinchazón en las fosas nasales

Consecuencias|

Dientes fuertes

Si no atendemos el dolor dental es posible que se desarrolle una infección que puede tener consecuencias graves al esparcirse en la cara o parte del cuello. En caso de que exista una infección, el paciente tendrá problemas para abrir la boca e incluso respirar por la inflamación.

Las personas que tienen trastornos crónicos deben tomar doblemente precauciones, pues las infecciones pueden ser fatales.

Visita: 7 síntomas que te alertan una infección dental 

Tipos de dolores

  • Mucoso: Se trata de un dolor superficial que afecta la mucosa de la cavidad bucal. Las mucosas presentan dolor cuando se aplica un estímulo en la lesión.
  • Bucodental: el dolor más frecuente. Se deriva cuando aparece caries en los dientes. Es un dolor físico profundo que puede ser originado por la pulpitis aguda o crónica, así como una periodontitis.
  • Periodontal: este dolor es bastante profundo y no hay edad para su aparición. En realidad no es una molestia intensa, suele ser continúo y opresivo. Por lo general, es una sola área y el dolor aumenta al hacer presión en el diente afectado.

A continuación se muestran remedios caseros efectivos, fáciles de preparar y al alcance de tu bolsillo:

1. Clavos de olor

Clavos rojos

Los botones de clavos de olor son considerados un analgésico natural. Estos tienen propiedades antibacteriales que se encargan de atacar los posibles gérmenes que causan dolor.

Ingredientes

  • Clavos de olor (30 g)
  • 1 taza de agua (125 ml)

Preparación

  • En primer lugar pon a hervir el agua.
  • Seguidamente, vierte los clavos de olor.
  • Para finalizar, espera a que se tibie.

Modo de uso

  • Humedece un algodón con la infusión y aplica en la zona afectada.

Otros usos

  • Coloca uno o dos clavos en la zona donde sientas la molestia.
  • También, puedes utilizar el aceite de clavo de olor y diluirlo con aceite de almendras.

2. Asafétida

La resina que se encuentra dentro de esta especia no solo disminuye el dolor de dientes, también, el sangrado en las encías.

Ingredientes

  • 1 cucharada de asafétida (10 g)
  • Jugo de un limón (50 ml)
  • 1 taza de agua (145 ml)

Preparación

  • En primer lugar pon a calentar el agua.
  • Luego vierte el jugo de limón y añade la asafétida.
  • Finalmente aplica.

Modo de uso

  • Aplica directamente sobre la zona afectada.

3. Extracto de vainilla

Vainilla

La vainilla contiene eugenol, este derivado fenólico se utiliza en odontología desde siglos atrás por sus propiedades analgésicas y antisépticas. Además, combate el deterioro dental.

Ingredientes

  • Gotas de extracto de vainilla

Preparación

  • Corta un pedazo de algodón y vierte 5 gotas de extracto de vainilla.

Modo de uso

  • Aplica sobre el diente dañado. Puedes repetir el procedimiento las veces necesarias hasta que desaparezca el dolor.

No te pierdas: Refresca tu aliento con 6 plantas medicinales 

Recomendaciones

  • Al lavar los dientes cepille todas las caras de los mismos haciendo movimientos circulares y cortos. Nunca en sentido horizontal y hay que cepillar después de cada comida.
  • Es importante  cepillar las encías por lo menos durante un minuto. De lo contrario no se elimina la placa bacteriana.
  • Hay que mantener el cepillo dental en buen estado. Lo ideal es cambiarlo cada 3 meses.
  • Es indispensable el uso de hilo dental para retirar la comida entre los dientes una vez al día, preferentemente, antes de dormir.
  • Disminuir la ingesta de azúcares o alimentos muy pegajosos como chicles o caramelos.
  • Aumentar los alimentos ricos en fibra.
  • Evitar fumar cigarrillos porque afectan las encías y el esmalte de los dientes.

Si después de haber seguido las recomendaciones y remedios no hay mejoría dentro de las primeras 72 horas, no dudes en acudir inmediatamente al médico.

 

Te puede gustar