Dolor de tobillos: causas y tratamientos

Valeria Sabater · 6 enero, 2015
El dolor de tobillos es una situación muy común en las personas. Puede estar causada por diversas causas que explicamos a lo largo del artículo.

Es muy común que en alguna vez en nuestro día a día suframos algún dolor de tobillos como por ejemplo un rápido pinchazo que no nos permita apoyar el pie ni caminar. Esta molestia puede que se pase inmediatamente o que llegue a durar días.

Por ello, es importante saber por qué puede aparecer para prevenirlo y cuál es su tratamiento con el fin de no tener que pasar por esta situación dolorosa.

Causas del dolor de tobillos

Para poder entender mejor por qué puede aparecer el dolor de tobillos, es importante saber cómo son anatómicamente nuestros pies. Pues bien, de manera sencilla podemos decir que los pies contienen un gran número de pequeños huesecillos bien ensamblados formando muchas articulaciones.

Además, también tienen diferentes músculos y ligamentos que nos ayudan a realizar los constantes movimientos que hacemos con estas extremidades. Estos movimientos no los podemos comparar con la frecuencia con la que movemos otras articulaciones del cuerpo como pueden ser los hombros. Tampoco es comparable con otras partes del cuerpo la cargan que los tobillos y los pies soportan.

Como estas extremidades soportan todo nuestro cuerpo, es de suma importancia tener los ligamentos, los músculos y las articulaciones que las forman en buen estado. Sin embargo, como están en casi constante movimiento y soportan tanta carga, es muy normal que suframos dolores.

Entre las causas que pueden desencadenar dolor de tobillos podemos mencionar 4 principales:

  • Tobillos débiles.
  • Esguinces.
  • Artritis.
  • Enfermedad de la gota.

1. Tobillos débiles

Hay personas que sufren más que otras el dolor de tobillos. Esto se debe al hecho de que los ligamentos son  más débiles y, por lo tanto, se cansan antes y son más propensos a sufrir lesiones como los esguinces.

Además, hay que tener en cuenta que calzado inadecuado durante mucho tiempo, suele debilitar los ligamentos, y como consecuencia producir dolor de tobillos.

Los médicos nos advierten que una mala alimentación o incluso el estrés, puede derivar también en este cuadro de dolor o molestias.

2. Esguinces

Los esguinces son, básicamente, una lesión de los ligamentos que forman parte de las articulaciones del tobillo. Cuando una persona sufre uno, estos ligamentos se estiran demasiado pudiendo llegar a romperse en los casos más extremos.

A pesar de que nos puede pasar a todo el mundo, es una lesión muy habitual en los deportistas. Cuando tenemos un esguince, sufrimos un fuerte dolor de tobillos, además de una importante inflamación de la articulación.

3. Artritis

Este dolor aparece con frecuencia y se vuelve más intenso en épocas de frío o cuando hemos andado durante un largo período de tiempo.

El dolor de tobillos producido por la artritis no es punzante. La sensación que sufren estas personas es la de un quemazón que envuelve todo el pie, no solo el tobillo.

4. Enfermedad de la gota

En caso de que el dolor de tobillo se deba a la enfermedad de la gota, es característico que, además del dolor, el tobillo se hinche y se inflame.

Para saber que el dolor de tobillos es causado por esta enfermedad, se debe hacer un análisis de sangre porque la gota la causa un exceso de ácido úrico. Este exceso se acumula formando cristales que se almacenan en las articulaciones causando dolor.

Tratamientos paliativos para el dolor de tobillos

Es importante recordar que se debe acudir al médico para que sea éste el que de las indicaciones más adecuadas para el tratamiento del dolor de tobillos.

A continuación, mencionamos algunos sencillos remedios caseros que te ayudarán a combatir con este dolor, dependiendo de cual sea su origen. ¿Te apetece conocerlos?

  • Tobillos débiles: en estos casos es recomendable utilizar calzado cómodo con el fin de no sobrecargar los tobillos. Además, una alimentación rica en vegetales fortalecerán, también, los ligamentos. El practicar ejercicios suaves, como el yoga, es también muy adecuado para fortalecer la articulación.
  • Esguinces y artritis: un remedio natural para ayudar a reducir a inflamación es aplicar en el tobillo baños de agua con sal y aceite de romero. Además, las infusiones de jengibre y los zumos naturales de zanahoria, pueden aliviar el dolor y la inflamación.
  • Gota: en estos casos es importante mejorar la alimentación. Evitar carnes rojas, grasa o vísceras de animales. Eleva tu consumo de líquidos y jugos naturales como por ejemplo, el agua sobrante de la cocción de las alcachofas. Además, el zumo de limón es muy beneficioso para esta situación.

https://mejorconsalud.com/esguinces-por-que-suceden-como-se-tratan/

 

  • Romero, M. (1998). Artritis reumatoide. Guias Clínicas. https://doi.org/10.1016/B978-84-458-1911-1.50048-8
  • Barrois, B., Ribinik, P., & Davenne, B. (2002). Esguinces de tobillo. EMC - Kinesiterapia - Medicina Física. https://doi.org/10.1016/S1293-2965(02)71938-5
  • Kuntz, D., & Lioté, F. (2003). Gota. EMC - Aparato Locomotor. https://doi.org/10.1016/S1286-935X(03)72272-2