Dolor en la boca del estómago: ¿A qué se debe?

Este problema tan común en la población no siempre es producto de los nervios, también puede deberse a otros motivos. 

Toda persona ha sufrido, alguna vez en su vida, dolor en la boca del estómago. Se trata de una afección muy común y que constituye el 30 % de los casos de las consultas médicas.

Ahora bien, es bien sabido que la intensidad del dolor puede variar y puede estar acompañada por otros síntomas muy variados. Pero ¿a qué se debe esta molestia?

Por lo general, el dolor en la boca del estómago está asociado con los nervios y las malas digestiones, sin embargo, también puede ser causado por otras afecciones gastrointestinales. De ahí la importancia de acudir al médico para determinar el origen exacto del problema.

Causas del dolor en la boca del estómago

Aunque no se considera una enfermedad como tal, el dolor en la boca del estómago sí se clasifica como anomalía del sistema digestivo. Por lo general, no suele ser significativa, salvo en aquellos casos en los que la molestia persiste y se agrava.

A continuación, te comentaremos con mayor detalle cuáles son las causas más comunes del dolor en la boca del estómago y también qué remedios pueden ayudar a aliviarlo. ¡No te los pierdas!

1. Nervios

Tal y como se mencionó anteriormente, los nervios son la causa más común de dolor en la boca del estómago. Y es que muchas veces el organismo somatiza la ansiedad y el estrés y produce este tipo de molestias. Este dolor suele estar acompañado por acidez y diarrea.

2. Gases

Gases intestinales.

Los gases no solo dan retortijones sino que también pueden ocasionar dolor en la boca del estómago. Por lo general, los gases suelen ser producto de una mala digestión o, incluso, intolerancia a ciertos alimentos, como los lácteos y sus derivados.

Los gases suelen acumularse, casi siempre, en la boca del estómago, justo por debajo de las costillas. Producen cierta presión y, por ello, el cuerpo se inflama y siente dolor en forma de pinchazos. 

3. Acidez

La acidez estomacal (reflujo gástrico) también es una causa de dolor en la boca del estómago. Al subir los ácidos a esta parte del órgano, el dolor aparece de forma ascendente. 

Lee también: 7 remedios tradicionales para neutralizar la acidez estomacal

4. Síndrome del colon irritable

Hay ciertas afecciones del sistema digestivo que también pueden producir dolor en la boca del estómago, como el síndrome del colon irritable. A estas enfermedades se las califica como: dispepsias orgánicas. La inflamación del intestino y la zona del colon suele ocasionar, además de dolor muy intenso, diarreas o estreñimiento y vómitos. 

5. Fármacos

Hay fármacos que causan molestias gastrointestinales; por ello, muchos médicos deben prescribir la toma de ciertos protectores, según sea el caso. Por ejemplo, si una persona toma suplementos de hierro o analgésicos como el ibuprofeno, es normal que experimente dolor en la boca del estómago con cierta sensación de ardor. Por lo general, no se trata de algo grave y la molestia desaparece por sí sola.

6. Falta de masticación y deglución rápida

Cuando una persona no mastica lo suficiente sus alimentos y los traga de forma muy rápida, se producen molestias gastrointestinales como el dolor en la boca del estómago. Es de suma importancia masticar despacio y correctamente los alimentos para que así pueda haber una correcta salivación y deglución de los alimentos.

Para saber más: Problemas que se producen por no masticar bien los alimentos

7. Úlceras

Cuando existen úlceras en el sistema gastrointestinal, uno de los síntomas suele ser el dolor en la boca del estómago. Se trata de una molestia muy grande, puesto que no impide incluso la ingesta de alimentos. En especial, todos aquellos que estén sazonados o que tengan un sabor picante.

Este tipo de dolor viene acompañado de vómitos y una marcada sensación de ardor. Los vómitos pueden llegar a tener sangre, por lo que no deben ignorarse bajo ninguna circunstancia. 

Remedios para el dolor en la boca del estómago

Beber infusiones

Infusión de té.

Una infusión de anís, poleo y menta después de cada una de las comidas es una buena forma de favorecer la buena digestión y relajar el cuerpo. De esta manera, también se combate el dolor en la boca del estómago. Se pueden beber hasta 3 tazas de infusión al día. 

También es muy beneficiosa la infusión de raíz de jengibre: calma, relaja, desinflama y mejora las digestiones. O, si lo prefieres, puedes hacer la infusión de salvia y manzanilla.

Tomar baños

Tomar un baño caliente puede ayudar a aliviar todo tipo de tensiones y molestias. De hecho, si el baño se acompaña por un masaje suave en la zona del abdomen con un poco de aceite de lavanda, el alivio será casi inmediato. El masaje debe realizarse con movimientos lentos y circulares con la mano o con ayuda de una esponja.

Cuidar la alimentación

Por supuesto, para evitar el dolor también es necesario prestar atención a nuestros hábitos alimenticios, y esto incluye la forma en que comemos los alimentos. Hay que masticar sin prisa y evitar las comidas copiosas, puesto que los excesos solo harán que el problema sea más grave.

Por otra parte, es importante mantener una buena hidratación para ayudar al organismo a realizar la digestión. De esta manera, no solo aliviaremos el dolor sino que también evitaremos que surjan otros malestares.