¿Dolor de garganta? Combátelo siguiendo estos consejos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 24 mayo, 2019
Carolina Betancourth · 4 marzo, 2018
Aunque no lo relacionemos, el descanso es fundamental para favorecer la curación del dolor de garganta, sobre todo en caso de infección o sobresfuerzo. Evita también forzar la voz.

El dolor de garganta es un incómodo síntoma que suele aparecer cuando se origina una infección en el tracto respiratorio o las amígdalas.

Es una molestia que puede afectar a cualquier persona, causándole, entre otras cosas, irritación y problemas para deglutir los alimentos.

La mayor parte de las veces no representa un problema grave y se cura en pocos días. No obstante, a veces puede presentar complicaciones, siendo necesaria la intervención de un médico.

Hoy en día hay muchos tratamientos farmacológicos y naturales que pueden ayudar a minimizarlo. Pese a esto, es conveniente seguir otros consejos para acelerar su recuperación.

En esta ocasión hemos recopilado los más importantes para que no dudes en ponerlos en práctica cuando te enfrentes a este problema.

Consume abundante agua para hidratar la garganta

beber-agua

Para controlar la irritación que sufre la garganta es importante incrementar el consumo de agua. Este líquido vital lubrica la zona y ayuda a acelerar la recuperación de los tejidos afectados.

  • Dado que el frío puede empeorar la condición, lo mejor es consumirla tibia.
  • Tomar entre 6 y 8 vasos diarios, a pequeños sorbos, resulta muy beneficioso.

Ver también: 6 formas de saber si hay placa en la garganta

Realiza gárgaras de agua salada

Una sencilla combinación de agua con sal puede ser suficiente para desinfectar la boca y la garganta. Esta solución detiene la proliferación de las bacterias y ayuda a disminuir la inflamación.

  • Disuelve un poco de sal en agua tibia y haz gárgaras durante 2 minutos, 3 veces al día.

Toma caldo de pollo

caldo

El caldo de pollo es uno de los remedios clásicos para las enfermedades que afectan a la salud respiratoria. Sus nutrientes fortalecen el sistema inmunitario y aumentan las defensas contra los microorganismos

Es ideal para controlar los episodios crónicos de tos y congestión. Gracias a esto, también es un buen remedio para el dolor de garganta.

  • Consume una taza de caldo de pollo al día en caso de resfriado o infecciones.

Evita el cigarrillo

Las toxinas que contiene el cigarrillo resecan la garganta y producen irritación en sus tejidos. Al fumar durante una infección respiratoria es común presentar síntomas más severos.

  • Es primordial evitar el contacto con el tabaco, es decir, no se debe fumar ni respirar su humo.

Descansa lo necesario

Descansar

Si el dolor de garganta aparece por una infección o sobresfuerzo, es primordial descansar el tiempo que sea necesario. Al someterla a más esfuerzo se prolonga el periodo de curación.

  • Por ello, lo mejor es relajar la garganta y tomar un descanso adecuado.
  • Evita cantar fuerte, gritar y ejercitar las cuerdas vocales.

Controla la humedad del ambiente

Hay algunas medidas sencillas que pueden ayudar a controlar la humedad del ambiente para que la garganta no se reseque. Si bien es fácil pasarlo por alto, esta puede ser la causa de la sensación de dolor.

  • Poner un humidificador en la habitación y evitar encender el aire acondicionado ayuda a mantener un clima adecuado.

Prepara un té

Infusiones relajantes

Hay varios tipos de tés o infusiones que cuentan con propiedades para controlar las infecciones y el dolor. Sus propiedades antiinflamatorias relajan la garganta y aceleran el periodo de recuperación.

  • Tés herbales como el de manzanilla, menta o jengibre resultan idóneos.

Ingiere vinagre de manzana

Los ácidos orgánicos que contiene el vinagre de manzana ayudan a regular el pH de la garganta para evitar la proliferación de bacterias.

  • Lo mejor es diluirlo en agua para facilitar su consumo.

Te recomendamos leer: Comer guanábana estimula el sistema inmune y protege el hígado

Come un diente de ajo crudo

dientes-ajo

No es necesario experimentar dolor de garganta para aprovechar las propiedades del ajo. Este ingrediente es un antibiótico natural que ayuda a proteger el organismo contra varios tipos de infecciones.

Esto quiere decir que, ingerido de forma regular, es un buen complemento para prevenir esas enfermedades que producen irritación en esta zona.

  • Se recomienda consumir un diente de ajo crudo en ayunas.

Consume miel de abejas

Por sus propiedades hidratantes, cicatrizantes y antiinflamatorias, la miel de abejas es una de las mejores soluciones para los problemas que aquejan la garganta.

Está recomendada para el tratamiento de las infecciones, o bien, para ese dolor que se produce por el exceso de sequedad.

  • Lo ideal es consumir 3 o 4 cucharadas al día, hasta calmar la molestia.

Sigue estas sencillas recomendaciones y alivia ese molesto dolor. Si tras varios días no notas una mejoría, consulta al médico.