Dolores de cabeza primarios y secundarios por tos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 24 marzo, 2019
Edith Sánchez · 19 abril, 2019
Existen distintos tipos de dolor de cabeza originados por la tos y no todos son igual de graves.

Los dolores de cabeza ocasionados por la tos generalmente son consecuencia de alguna problemática previa, que no necesariamente es grave. A veces porque la tos es muy seca, o bien porque tiene lugar desde hace un tiempo relativamente prolongado.

Desde el punto de vista físico, los dolores de cabeza ocasionados por la tos son fáciles de explicar. Obedecen a que la tos genera una presión en zonas como pecho, cuello y cabeza. Dicha presión repetida y frecuente facilita la aparición de cefaleas.

Sin embargo, en los casos en los que la tos origine dolores de cabeza, siempre es conveniente consultar al médico. Esto permite minimizar los impactos negativos sobre el organismo y/o descartar problemas graves que puedan estar asociados.

Qué son los dolores de cabeza primarios y secundarios por tos

dolor de cabeza sinusitis

Los dolores de cabeza desencadenados por la tos son episodios poco frecuentes. Corresponden a un tipo de cefalea que se produce al toser o realizar esfuerzos similares como estornudar, cantar, sonarse la nariz, reírse, llorar o defecar.

Estos dolores de cabeza se dividen en dos categorías:

  • Dolores de cabeza primarios. Corresponden a episodios limitados, que por lo general duran poco tiempo y mejoran espontáneamente.
  • Dolores de cabeza secundarios. Son ocasionados por problemas dentro del cerebro. Por supuesto, son más graves y pueden requerir cirugía.

Los dolores de cabeza primarios por tos son una cefalea benigna, muy típica en personas mayores de 50 años. Va de moderado a intenso y rara vez dura más de dos horas. Se localiza en toda la cabeza, por encima de la nuca, o en la mitad de la cabeza.

El dolor de cabeza secundario obedece a una enfermedad subyacente. Podría implicar la presencia de un tumor o un trastorno vascular en el cerebro. Por lo general, no depende exclusivamente de la tos, pero empeora cuando esta se presenta.

Principales causas

Se desconoce la razón exacta por la cual la tos da origen a dolores de cabeza primarios. Sin embargo, se sabe que esto sucede con más frecuencia en personas fumadoras o alérgicas a factores ambientales como el polen.

Otras causas incluyen:

  • Asma. El asma desemboca en dolores de cabeza primarios por tos, especialmente cuando dicha tos es seca. Ese tipo de tos provoca una presión intracraneal intensa, que suele desencadenar una cefalea. Superada la crisis asmática, el dolor desaparece.
  • Sinusitis. La sinusitis ocasiona una presión en los senos paranasales, que muy frecuentemente desemboca en cefalea.
  • Inflamaciones de laringe o faringe. Provocan tos y originan jaquecas.

La causa más frecuente de los dolores de cabeza secundarios por tos es la denominada Malformación de Chiari tipo I. Esta es una anomalía anatómica. Otras posibles causas son un tumor cerebral, otras malformaciones, debilidad en los vasos sanguíneos o pérdida espontánea de líquido cefalorraquídeo.

Descubre: Alternativas para aliviar la migraña

Síntomas

dolor de cabeza

Los dolores de cabeza primarios por tos comienzan súbitamente al toser y provocan un dolor punzante, agudo e intenso. Generalmente duran poco y nunca más de dos horas. Lo más importante es que no se acompañan de síntomas adicionales. Si hay nauseas, fotosensibilidad, lagrimeo, etc., puede que se trate de una migraña.

Los dolores de cabeza secundarios tienen síntomas similares, pero presentan algunas características diferenciales. Pueden estar acompañados de inestabilidad, mareos y desmayos. Así mismo, tiene una duración mayor.

Es posible sospechar de una lesión cerebral cuando el dolor de cabeza por tos se presenta en una persona menor de 50 años, especialmente si la molestia se localiza en la zona del cuello y la nuca.

Lee: Alivio y manejo de migrañas con la práctica del yoga: ¿sí funciona?

Diagnóstico y prevención

El diagnóstico se realiza básicamente a partir de la historia clínica y del relato del paciente. Se toman en cuenta aspectos relevantes como la edad (mayor o menor de 50 años), el sexo (los dolores de cabeza primarios son más frecuentes en los hombres) y la presencia de enfermedades concomitantes como asma o sinusitis.

Es muy probable que el médico ordene exámenes tales como resonancia magnética (RM) y/o exploración por tomografía computarizada (TC). Estas pruebas permitirán confirmar o descartar otras posibles causas del dolor de cabeza.

La mejor manera de prevenir los dolores de cabeza primarios por tos es tratando adecuadamente las afecciones respiratorias. La presencia de faringitis, bronquitis, asma o sinusitis, entre otras, dan origen a tos, con la consecuente cefalea. También es importante evitar grandes esfuerzos y aplicar anualmente la vacuna contra la gripe.

Fernández Concepción, O., & Pando Cabrera, A. (1999). Diagnóstico de las cefaleas. Revista Cubana de Medicina General Integral, 15(5), 555-561.