Receta de donuts de chocolate blanco

Yamila Papa Pintor · 1 septiembre, 2015 · Última actualización: 9 enero, 2019 9 enero, 2019
El tiempo de espera es fundamental para que la levadura haga efecto y la masa duplique su tamaño. Es conveniente dejar la masa tapada durante este proceso.

No sabemos si os ocurrirá lo mismo, pero cada vez que oímos o leemos la palabra donut nos imaginamos a Homer Simpson… Pero, ¿qué pensarías si te dijéramos que tenemos una receta de donuts de chocolate blanco?

Seguro que, como a nosotros, se te hace la boca agua.

Si eres un fanático de los donuts no dudes en leer el siguiente artículo.

Receta de donuts de chocolate blanco

Son muy ricos pero algo adictivas… Así que ten mucho cuidado con cuántas veces los preparos a la semana… ¡Seguro que volarán de la bandeja!

Además, seguro que a tu familia les encantarán estos donuts de chocolate blanco. Y a ti te gustará mucho ofrecerles algo tan rico para la hora de merendar o desayunar.

donuts

Ingredientes

Para el fermento

  • 25 g de levadura fresca
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharadas de harina
  • ½ taza de agua tibia

Para la masa

  • 360 g de harina
  • 1 pizca de sal
  • 50 g de azúcar
  • 100 g de mantequilla
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 2 huevos

Para la cobertura y la presentación

 

  • 100 g de chocolate blanco para la cobertura
  • Cantidad necesaria de aceite para freír
  • Azúcar glas al gusto

Utensilios

  • Tazón
  • Cuchara de madera
  • Paño
  • Tamizador
  • Recipientes
  • Varillas eléctricas
  • Papel film
  • Rodillo
  • Cortador de 7 cm de diámetro
  • Cortador de 2 cm de diámetro
  • Bandeja
  • Papel de cocina
  • Cazo

Preparación

donuts caseros

  • En primer lugar, vamos a preparar el fermento. Para ello pon la levadura en un tazón junto al azúcar y la harina. Echa poco a poco de agua tibia mezclando bien para que te quede una crema homogénea. Tapa con un paño y deja actuar unos 10 minutos en un lugar templado (o hasta que ya formado una espuma en la superficie y aumentado su tamaño).
  • En segundo lugar, tienes que preparar la masa. En un recipiente echa la harina tamizada con la sal. Agrega el azúcar y remueve. Añade la mantequilla a temperatura ambiente y trabaja con las manos para que quede una mezcla granulada. Vierte la levadura espumada de la preparación anterior. Remueve y echa los huevos ya batidos.
  • Después, une todo y vuelca sobre la encimera para trabajarla mejor. Cuando esté blanda y elástica (quizás necesites un poco de harina extra) y ya no se te pega en los dedos, es momento de reservarla. Forma el bollo y coloca en un recipiente enharinado para que descanse y duplique su tamaño. Cubre con papel film o un paño y deja 30 minutos aproximadamente.

¡Cuidado con la forma y la presentación! Todo cuenta

  • Ahora es el momento del armado de los donuts de chocolate blanco. Vuelca la masa sobre la encimera y estira con un rodillo hasta que quede de 1 cm de grosor. Con un molde cortante de 7 cm de diámetro forma las roscas. No olvides usar un cortante más pequeño para el hueco del centro. Acomoda en una bandeja y cubre con un paño. Deja 15 minutos.
  • En una sartén coloca una buena cantidad de aceite y 2 trozos de cáscara de limón para que no se queme. Lleva al fuego para que se caliente. Cocina de a 2 o 3 donuts al mismo tiempo con fuego moderado. Dora por ambos lados y coloca en una bandeja con papel de cocina.
  • ¡Vamos que ya falta poco! Es tiempo de preparar el baño de chocolate blanco. Pica el chocolate y ponlo en un cazo para que se derrita al baño María (poniendo encima de otro cazo más grande con agua hasta la mitad). Retira del fuego y deja unos minutos para que se enfríe un poco, removiendo de vez en cuando para que no se solidifique nuevamente. Finalmente, baña los donuts y por último espolvorea con el azúcar glas.

¿Estás preparado para elaborar esta receta y sorprender a tu familia y/o amigos? El tiempo de elaboración suele ser aproximadamente unas dos horas, y el nivel de dificultad es intermedio.

Como último consejo, si no quieres usar levadura fresca puedes sustituir por 1 cucharada de levadura en polvo o seca.

Y ahora… ¡a disfrutar!