Donuts caseros

Los donuts caseros son una buena opción para evitar los conservantes de los dulces industriales. Además, ¡a los niños les encantarán!

Los donuts caseros son un dulce riquísimo que vale tanto para desayuno, merienda, postre o tentempié.

Uno de los puntos críticos a la hora de hacer donuts es la fritura. Si se fríen demasiado rápido los donuts quedan crudos por dentro, y si se fríen muy lentamente la masa absorberá el aceite.

Lo mejor es freírlos en una sartén pequeña llena de aceite hasta la mitad y controlar la temperatura con el termómetro (170ºC/180ºC). Otra advertencia es que los donuts deben comerse en el día, porque se secan. Aunque también pueden congelarse en una bolsa hermética.

Receta: Donuts caseros

Donuts caseros.

Ingredientes (para unos 20 donuts)

Para los donuts

  • 10-12 cápsulas de semillas de cardamomo (prescindible)
  • Piel de 1 naranja (solo la parte naranja porque lo blanco es amargo)
  • 220 g de harina floja o de repostería
  • 80 g de harina de fuerza o de panadería
  • 1 cucharadita pequeña de sal
  • 80 ml de leche
  • 40 g de mantequilla
  • 25 g de levadura fresca
  • 30 g de azúcar invertido
  • 1 huevo
  • Aceite de girasol para freír

Para el glaseado

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 3 cucharadas de agua
  • 6-8 cucharadas de azúcar glas

Lee también: Boston cream donuts

Elaboración

  • Primero, abre las cápsulas de semillas de cardamomo metiéndolas en un paño y golpéalas con un rodillo. Descarta la cáscara y extrae las semillas negras que contienen.
  • Pon las semillas de cardamomo en un vaso de batidora junto a la piel de naranja, la harina, la sal y tritura bien a velocidad máxima, hasta que quede bien fino. Reserva.
  • En una cacerola echa la leche, la mantequilla y el azúcar invertido. A fuego lento, bate la mezcla a media potencia.
  • Agrega el huevo y bate de nuevo.
  • Después, retira del fuego y añade la mezcla de cardamomo y harina. Vuelve a batir hasta que quede una masa homogénea.
  • Forma una bola con la masa, tapa con un paño húmedo y deja reposar durante una hora y media.
  • Pasado ese tiempo, precalienta el horno a 40-50ºC.
  • Saca la bola de la cacerola y estírala sobre una superficie plana con un rodillo, hasta que tenga unos 2 cm de espesor.
  • Seguidamente, corta los donuts. Con un cortapastas se le da la forma exterior y con un tapón o un vaso de chupitos se corta el círculo central. Los recortes que queden se vuelven a amasar, se estiran de nuevo con el rodillo y se vuelven a cortar.
  • Por último, apaga el horno y mete los donuts hasta que suban el doble o el triple de su volumen inicial (unos 15-20 minutos). Cuidado porque si están mucho tiempo pueden volverse a bajar.
Donuts con chocolate.

No te pierdas: 3 rellenos de rosquillas muy fáciles de preparar

Elaboración del glaseado

  • Para empezar, derrite la mantequilla en el microondas, añade el azúcar glas y mezcla hasta que quede todo bien integrado. Agrega el agua y sigue mezclando. Añade azúcar glas hasta conseguir la textura deseada.
  • Cuando los donuts caseros hayan doblado o triplicado su tamaño, fríelos en abundante aceite de girasol, que no esté muy caliente, ya que se hacen enseguida. Los donuts no deben tomar demasiado color, o la corteza estará demasiado crujiente.
  • Saca los donuts de la sartén e inmediatamente y en caliente, unta el glaseado con un pincel. (Bastante, para que lo absorban).
  • Si se quieren congelar, ahora es el momento. Se envuelven con film transparente o en una bolsa hermética y se meten en el congelador. Cuando vayan a comerse, habrá que sacarlos 1 ó 2 horas antes.
  • En lugar de glasearlos con mantequilla y azúcar glas, se pueden bañar en chocolate o hacerles una cobertura de azúcar.

Los donuts caseros son una buena opción para evitar los conservantes de los dulces industriales. Además, ¡a los niños les encantarán!