Dormir mejor: 4 bebidas naturales que pueden ayudarte

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 10 enero, 2019
No descansar bien puede conllevar consecuencias graves. Tanto a nivel físico como psicológico. Por lo tanto, encontrar un remedio eficaz resulta fundamental.

El insomnio es un problema grave que afecta a un gran número de personas en la sociedad. En ocasiones, factores como el dolor articular, el estrés o incluso abusar demasiado de las nuevas tecnologías pueden dar lugar a esta situación.

No descansar bien puede conllevar consecuencias graves. Tanto a nivel físico como psicológico. Por lo tanto, encontrar un remedio eficaz resulta fundamental.

Para tratar el problema adecuadamente es importante acudir a un especialista. En especial porque cada persona es diferente y no siempre los mismos remedios tienen idénticos efectos en cada uno.

Además, es posible hacer uso de determinados métodos naturales que pueden ayudar a combatir el insomnio. A continuación desarrollamos varios que pueden resultar eficaces.

Mujer con insomnio

1. Leche de almendras y miel

La leche con miel está considerada como un recurso natural eficaz. Debido a que no todo el mundo tolera bien los lácteos, es posible sustituir la leche de vaca por la de almendras.

Además, las almendras son ricas en triptófano y magnesio. Estas son dos sustancias que, combinadas con la miel, pueden ayudar a conciliar el sueño.

La miel, por su parte, ayuda a aumentar los niveles de insulina en sangre, y estimular la producción de triptófano en el cerebro. De este modo, aporta al cuerpo serotonina. Lo cual ayuda a la persona a relajarse y permite un descanso más profundo.

Para saber más:  beneficios de la leche de almendras

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel, 25 gramos.
  • 1 vaso de leche de almendras, 200 gramos.

Preparación

Lo primero será calentar la leche. Es recomendable mantenerla tibia, no excesivamente caliente. Hay que recordar que las bebidas muy calientes no suelen sentar bien al hígado.

Entonces, añade la cucharada de miel. Es recomendable tomar esta bebida una media hora antes de ir a la cama.

2. Leche de avena y plátano

Licuado-de-platano

Lo más recomendable es elegir un plátano que no esté demasiado maduro. Tras ello, habrá que triturarlo en la batidora junto con un vaso de bebida de avena.

El plátano es rico en triptófano. Al igual que la miel, ayuda a liberar un mayor nivel de serotonina. Por su parte, la avena, tomada tibia, es una buena mediadora para el descanso.

Ingredientes

  • 1 plátano, preferiblemente no excesivamente maduro.
  • 1 vaso de bebida de avena, 200 ml.

Preparación

En primer lugar, calienta el vaso de bebida de avena y llévalo a la batidora para combinarlo con un plátano. En este caso, es recomendable tomarlo una hora antes de acostarse.

Descubre también: ¿Es malo dormir con el móvil cerca de la cama?

3. Zumo de cereza

La bebida está considerada vitamínica y relajanteEl alimento contiene melatonina, una sustancia segregada por la glándula pineal que permite regular determinados ciclos humanos como, por ejemplo, el descanso.

Generalmente se suele recomendar tomar dos vasos diarios. Uno por la tarde y otro dos horas antes de acostarse. El efecto es acumulativo y, además, ayuda a obtener un elevado nivel de antioxidantes.

Se puede encontrar zumo natural en los supermercados. También es posible elaborarlo en casa, en concreto cuando sea la temporada. El método de elaboración se basa en mezclar un vaso de agua con unas 10 cerezas en la batidora.

4. Infusión de valeriana, pasiflora y melisa

Se puede encontrar esta combinación en las tiendas naturales o herboristerías. La valeriana es una de las plantas más poderosas en cuanto a propiedades sedantes y ansiolíticas se refiere.

Combinar valeriana, pasiflora y melisa ayuda a facilitar el descanso. Por ejemplo, colabora en tratar de impedir que la persona se despierte de forma frecuente por la noche.

También presentan propiedades relajantes para los músculos. Por lo que ayudan a evitar contracciones producidas por la tensión.

Preparación

  • ½ cucharadita de valeriana en polvo, 3 gramos.
  • ¼ cucharadita de la planta seca de melisa, 1,2 gramos.
  • ¼ cucharadita de la planta seca de pasiflora, 1,2 gramos.
  • 1 vaso de agua, 200 ml.

Preparación

Primero hay que poner a calentar el agua y dejar que infusionen las cantidades señaladas de los ingredientes a lo largo de 1o minutos. Entonces, permite que repose otros 10 minutos, cuela y sírvete la mezcla. Para que este remedio sea eficaz es recomendable tomar una taza todas las noches.

Para concluir, de entre todos los remedios aquí señalados, basta con elegir aquel que siente mejor a cada uno. Del mismo modo, es buena opción iniciar y mantener una rutina diaria con horarios fijos para irse a dormir.

Acostumbrar al cuerpo a unas horas concretas para irse a dormir puede ser de gran ayuda.

  • https://blogs.webmd.com/sleep-disorders/2008/01/warm-milk-true-or-false.html
  • Montes Rodríguez, J. M., Saiz Ruiz, J., & Morales, G. M. (2003). Insomnio. Farmacéuticos: Revista Del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. https://doi.org/10.1002/elps.201300255
  • Amaral, M. O. P., de Almeida Garrido, A. J., de Figueiredo Pereira, C., Master, N. V., de Rosário Delgado Nunes, C., & Sakellarides, C. T. (2017). Quality of life, sleepiness and depressive symptoms in adolescents with insomnia: A cross-sectional study. Atención Primaria. https://doi.org
  • Morin, C. M., Drake, C. L., Harvey, A. G., Krystal, A. D., Manber, R., Riemann, D., & Spiegelhalder, K. (2015). Insomnia disorder. Nature Reviews Disease Primers. https://doi.org/10.1038/nrdp.2015.26/10.1016/j.aprim.2016.03.004