Dos ideas fantásticas para hacer un puff

Atrévete a hacer tu propio puff. Te proponemos un par de ideas muy diversidad y fáciles de llevar a cabo para que adornes tu hogar con estas piezas tan únicas.

El puff es un elemento que llegó para quedarse. Sin duda alguna, la comodidad que brindan los puffs es la característica que los hace tan atractivos. Además, se pueden adaptar a cualquier espacio y brindan un toque original y desenfadado al resto de la decoración.

Estas piezas se pueden elaborar con un presupuesto pequeño. No hace falta hacer una gran inversión. Bastará con que busquemos ciertos materiales y les demos un tratamiento apropiado.

Los puffs son cómodos, dinámicos y divertidos. Sirven como complemento para diversos espacios: dormitorios, salones, cuartos de juegos, etcétera.

Dos ideas para hacer un puff

1. Puff neumático

Puff neumático

En nuestro hogar solemos tener materiales en desuso que no están listo para desechar por completo. Estos son el tipo de materiales que aún se pueden aprovechar para elaborar un nuevo elemento y, por supuesto, no afectar nuestro bolsillo.

Si tienes vehículo propio, seguramente tienes un neumático viejo guardado en algún rincón olvidado. Para darle una nueva utilidad podemos hacer un puff con este material y unos cuantos más muy fáciles de conseguir en cualquier ferretería. ¿Quieres averiguar cómo? Continúa leyendo.

Materiales

  • 2 láminas circulares de MDF de 60 x 60 centímetros (que servirán como la tapa inferior y superior del asiento).
  • Tornillos de ¼ de pulgada.
  • Adhesivo de montaje.
  • neumático usado.
  • Pistola calafatera.
  • Topes de goma.
  • Cuerda de yute.
  • Laca al agua.
  • Silicona.
  • Taladro.
  • Colillas.
  • Látex.

Instrucciones

  1. Con la pistola calefatera, coloca un cordón de silicona en el borde del neumático.
  2. Toma una de las láminas de MDF y pégala a la rueda.
  3. Fija con cuatro tornillos. Usa el taladro y repite estos pasos por la otra cara, así tendrás las dos bases listas.
  4. Comienza a darle forma al puff. Toma la cuerda de yute y comienza a cubrir el asiento.
  5. Para esto, comienza a enrollar de forma circular la cuerda, como si fuera un espiral, desde la parte superior. Por cada vuelta que hagas, pega con el adhesivo de montaje.
  6. Enrolla con mucho cuidado para lograr una buena terminación. Las vueltas con la cuerda no deben tener separación. Si se acaba la cuerda, toma otra y continúa justo donde se acabó la anterior.
  7. Todo el neumático debe quedar cubierto con la cuerda yute.
  8. Una vez enrollado el yute en toda la rueda, tanto en la parte superior como en la inferior, coloca los topes de goma.
  9. Estas piezas servirán como mini patas para separar el asiento del suelo. Atornilla con el taladro o pegarlos a la madera con la silicona.
  10. Decora el puff. Puedes pintarlo de la mitad hacia abajo con látex del color de nuestra preferencia. Debes aplicar varias capas para que la pintura cubra la superficie correctamente.
  11. La parte superior del puff debes rociarla con laca al agua. Esto le dará un acabado brillante que contrastará con la parte inferior de color.
  12. En la madera aplica una laca protectora incolora.
  13. Espera un par de horas para que todos los materiales se peguen correctamente.

Visita este artículo: ¿Cómo hacer lámparas caseras para decorar tu habitación?

2. Puff de botellas de plástico

Puff de botellas de plástico

También puedes hacer tu propio puff con botellas de plástico. En este caso, vamos a utilizar varios objetos como: retazos de tela y goma espuma de almohadones o almohadas que ya no uses. Así lograrás tener un asiento cómodo y bien acolchado.

Materiales

  • 32 botellas del mismo tamaño.
  • 1 rollo de cinta adhesiva.
  • Retazos de tela.
  • Gomaespuma.
  • 1 esponja.
  • 1 aguja.
  • Hilo.

Instrucciones

  1. Toma 16 botellas y córtalas a la mitad para elimina la parte superior.
  2. Introduce las partes superiores de cada botella en la parte inferior. El pico debe quedar hacia dentro.´
  3. Únelas con la cinta adhesiva.
  4. Ubica los 16 elementos ensamblados en forma de cubo 4 x 4.
  5. Une toda la pieza resultante con cinta adhesiva. Tanto en la parte inferior, como en la parte superior.
  6. Luego de tener ese cubo, coloca un cojín en la base superior. Esto servirá para que el asiento esté amoblado.
  7. Consigue una tela que te guste y forra la pieza para que tenga el porte de un puff con calidad. Puedes usar el hilo o la máquina de coser.

La mayoría de los puff están hechos de un material blando y flexible, pero aquí te hemos mostrado opciones con objetos reciclables que sirven como variantes de la idea original.

El objetivo es que tu puff sea una pieza innovadora que no pierda su comodidad y que cumpla su función en cualquier espacio que decidas ubicarlo.