Si duermes menos de 7 horas, empieza a poner en práctica estos sencillos consejos

Valeria Sabater 18 noviembre, 2016
Cuando duermes menos de 7 horas tu cerebro no puede rendir de forma correcta durante la jornada, por lo que debes entrenar a tu organismo para descansar lo suficiente

Si duermes menos de 7 horas cada día y de forma crónica, tu salud se resiente.

Poco a poco irás notando las secuelas de esa falta de descanso que te reclaman como una deuda tanto tu cuerpo como tu cerebro.

Para conseguir un descanso saludable y reparador debemos descansar entre 7 y 9 horas. Queda claro también que cada persona tiene unas necesidades, y que no serán las mismas en un niño que en un adulto de edad avanzada.

No obstante, hemos de quedarnos con el umbral de las 7 horas.

En el momento en que nuestro descanso oscila entre las 4 o las 6 de forma continuada (no hablamos, pues, del insomnio ocasional) es necesario cambiar rutinas o consultarlo con nuestro médico.

A continuación, te proponemos que empieces a establecer pequeños cambios en tus hábitos de vida. Tanto si tenemos problemas para conciliar el sueño como si no, pueden ser beneficiosos para todos nosotros.

Vale la pena probarlo. ¡No perdemos nada y ganamos en descanso!

Si duermes poco, empieza a aplicar en tu día a día estos sencillos pasos

El siguiente dato puede parecerte curioso: las personas que más entienden de higiene del sueño son los astronautas.

  • El hecho de tener que vivir durante largas temporadas en el espacio exterior les obliga a desarrollar adecuadas rutinas para mantener sus ritmos circadianos.
  • Desde sus estaciones espaciales pueden ver cómo la Tierra, en su ritmo pausado y perfecto, recibe el amanecer del sol en cada rincón de nuestro mundo, mientras en otros rincones llega la noche.
  • Los astronautas, en la soledad de sus reducidos cubículos y dominados por la gravedad, han perdido ya el contacto con la luz y la oscuridad para poder regular sus propios ciclos de sueño y vigila.

Descubre también 10 formas de combatir el cansancio de modo natural

Los efectos de esta alteración del sueño provocan graves problemas. Algo serio, si tenemos en cuenta la importante labor que llevan a cabo, donde cualquier fallo puede ser irreparable.

Por ello, la propia NASA realizó interesantes estudios sobre nuestros reloj biológico, recomendándonos incluso una serie de consejos para conciliar un sueño adecuado.

Te los explicamos a continuación.

amanecer-planeta-regular-sueño (Copy)

Mantén unos horarios regulares ¡Tu cuerpo tiene un reloj interno!

Todos disponemos de ese “reloj biológico” que marca los ciclos circadianos. De este modo, se regulan determinados cambios fisiológicos a lo largo de 24 horas.

  • Seguir unas rutinas adecuadas donde comer siempre a la misma hora e ir a la cama en el mismo momento cada día nos garantizará la armonía en esos cambios fisiológicos.
  • A mayor constancia en esos ciclos, en esas rutinas cotidianas, mayor bienestar y un mejor descanso.

Ahora bien, sabemos que cumplir estas rutinas nos siempre es posible. Tener un trabajo con rotación de turnos, por ejemplo, nos obliga a desajustar este reloj.

En estos casos, y en la medida de lo posible, debemos cumplir cada día nuestras 7 o 9 horas de adecuado descanso. Los siguientes consejos pueden servirte de ayuda.

Controla las señales externas que te rodean

cuando duermes con el móvil

Para dormir necesitas oscuridad. Es así como nuestro cerebro regula nuestros patrones de sueño-vigilia. Si te ves obligado a dormir de día, baja las persianas e intenta que no entre luz por debajo de las puertas.

  • Asimismo, otras señales que debemos controlar son las electrónicas. Para disfrutar de un sueño reparador, es necesario apagar el móvil, el ordenador y la televisión una hora antes de acostarnos.

Aunque nos cueste, nuestra mente lo agradecerá.

Descubre qué alimentos pueden potenciar tu memoria

La temperatura de tu habitación y los olores

Puede parecer una tontería, sin embargo, es necesario tenerlo muy en cuenta. La temperatura ideal de una habitación para conciliar el sueño debe estar entre los 15 y los 22 grados centígrados.

  • Asimismo, un olor incómodo puede enturbiar que podamos conciliar el sueño o incluso puede hacer que tengamos pesadillas.
  • La fragancia a lavanda o vainilla es muy relajante.

Una hora de adecuado descanso antes de dormir

leer

Si duermes menos de 7 horas, este consejo puede ayudarte. Una hora antes de ir a dormir, tal y como te hemos señalado antes, apagaremos todos los aparatos electrónicos.

  • Nos pondremos cómodos y leeremos un libro. No te obsesiones con “tengo que dormir”. Es momento de apagar el rumor de nuestras preocupaciones y del “mañana tengo que…” para sumergirnos en la lectura.

Nada tiene importancia ahora, todo debe ser calma. Poco a poco, y sin que te des cuenta, llegará el sueño a tu cerebro. Ríndete.

Las siestas cortas te ayudarán a combatir el insomnio

Puede que te parezca contradictorio. No obstante, para entenderlo analicemos esta información.

  • La siesta más saludable es la que dura entre 15 y 20 minutos, no debemos excedernos más allá de este intervalo.
  • Es el tiempo perfecto para despertarnos de nuevo más activos, recuperados.
  • Dormir más supondría todo lo contrario: nos levantaríamos cansados y llegaríamos a la cama sin ganas de descansar.

Una pequeña siesta al mediodía nos ayuda a regular también nuestros ciclos y nuestro reloj interno.

Te recomendamos leer “¿dormir la siesta engorda?”

Para concluir, si duermes menos de 7 horas debes ser consciente de que la clave está en “entrenar” a tu cerebro para que se regule. Debemos ser constantes en estos consejos.

Asimismo, no dudes en consultar a tu médico este problema. Es necesario saber a qué se debe esa incapacidad para descansar, y qué estrategias clínicas deberíamos seguir en caso de sufrir insomnio crónico.

 

Te puede gustar