¿Cómo son y cuánto duran las picaduras de pulga?

Edith Sánchez·
22 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
21 Agosto, 2020
Las picaduras de pulga no suelen traer grandes complicaciones. Sin embargo, si se presentan síntomas poco usuales o la lesión tarda en sanar, lo más adecuado es consultar al médico.
 

Las picaduras de pulga pocas veces tienen consecuencias graves, pero sí pueden dar origen a problemas de salud como complicación. Por eso no hay que subestimar la presencia de esos molestos insectos en el hogar y lo mejor es erradicarlos.

Las pulgas son muy pequeñas y bastante resistentes: pueden durar hasta un año sin comer. Se alimentan de la sangre de los mamíferos y tienen un cuerpo duro que las protege de los intentos por destruirlas; además, se reproducen de manera copiosa.

Las picaduras de pulga

Las picaduras de pulga pueden provocar desde una simple molestia hasta peste bubónica, en algunos pocos casos. Lo usual es que su víctima ni siquiera sepa qué le ha picado ni en qué momento, o en qué lugar se produjo el ataque.

Es común que haya un enrojecimiento en la zona donde sucedió la picadura. También es habitual que esto cause picor. Sin embargo, los síntomas pueden variar de manera notable entre una persona y otra.

Las picaduras de pulga aparecen en la zona de los tobillos y las piernas, ya que es la región más cercana al suelo y está descubierta en el verano. También es frecuente que tengan lugar en la cintura, los senos, la ingle y las axilas o los pliegues de codos y rodillas.

Casi siempre aparecen entre dos y tres picaduras, a veces dispuestas en línea recta. Hay comezón y algo de irritación en la piel que varía en intensidad con base en el tipo de epidermis de la persona. Por otro lado, algunos no tienen ningún síntoma.

 
Pulga.
Las pulgas son insectos resistentes y difíciles de erradicar, gracias a su gran resistencia.

Sigue leyendo: ¿Cómo diferenciar las picaduras de pulgas, chinches y mosquitos?

¿Cómo reconocer las picaduras de pulga?

Las picaduras de pulga se ven como protuberancias rojas con un puntito en el centro. Son muy similares a las picaduras de mosquitos. Sin embargo, las primeras son lesiones más pequeñas y suelen rodearse de un halo de color rosado.

La disposición habitual de las picaduras de pulga es en hilera, ya que estos insectos no vuelan y su forma tradicional de atacar es picando, dando unos pasos y picando de nuevo. Es frecuente que la herida sangre y por eso se encuentran rastros de tal hemorragia en las sábanas o la ropa.

Problemas generados por las picaduras

En la mayoría de los casos, las picaduras de pulga solo provocan síntomas leves como picor, irritación de la zona y comezón. La lesión se puede infectar y, si esto ocurre, hay presencia de pus, mayor enrojecimiento y calor en la parte afectada.

En algunas personas, este tipo de picaduras pueden desencadenar una reacción alérgica. La misma oscila entre una irritación más intensa en la zona hasta dificultad para respirar. Los síntomas tardan en aparecer entre 12 y 24 horas.

 

En las personas con dermatitis es posible que se desencadene una urticaria. La picadura provoca una lesión y esta también puede convertirse en una puerta de entrada para las bacterias al cuerpo. Por eso siempre conviene tratarla.

Es muy bajo el riesgo de contraer una enfermedad grave a través de las picaduras de pulga. Sin embargo, tampoco es descartable. Estos animales pueden transmitir patologías como tifus o peste bubónica.

Lee también: 7 remedios caseros para aliviar las picaduras de las pulgas

Cuánto duran y cómo tratarlas

Aunque lo habitual es que la lesión ocasionada por la picadura de pulgas desaparezca por sí sola en uno o dos días, siempre es mejor limpiar bien la zona para evitar complicaciones. Lo más recomendable es lavar la parte afectada con agua y un jabón suave.

La picazón se puede reducir con hielo o con una crema que contenga antihistamínicos o corticoides. Si hay una reacción alérgica, podrían aparecer síntomas como los siguientes:

  • Hinchazones en otras zonas del cuerpo.
  • Enrojecimiento intenso y durable, con mayor picazón.
  • Mareos, vómitos y desmayos.
  • Urticaria en todo el cuerpo.
  • Visión borrosa.
  • Dificultad para respirar.

Esos síntomas requieren asistencia médica. De igual manera, si las molestias persisten por más de dos días o se experimentan síntomas poco usuales, como fiebre o alguna otra reacción, lo más conveniente es consultar al facultativo.

Perro con pulgas.
Las pulgas presentes en las mascotas deben controlarse con un veterinario.
 

Erradicar las pulgas como solución

Para evitar los inconvenientes y los riesgos de las picaduras de pulgas, lo mejor es erradicar estos bichos de la casa. Es muy común que provengan de las mascotas y, por eso, lo aconsejable es tratarlas con las indicaciones del veterinario.

Las pulgas tienden a instalarse en las alfombras, por lo cual hay que aspirarlas bien y arrojar la bolsa de residuos fuera del hogar. También conviene lavar muy bien la ropa de cama y mantener los colchones higienizados. En casos extremos, se puede contratar un servicio de control de plagas.

 
  • Meregildo-Rodriguez, E. D., & Villegas-Chiroque, M. (2019). Peste septicémica rápidamente fatal secundaria a peste bubónica primaria inicialmente no diagnosticada: reporte de caso. Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Publica, 36, 515-519.
  • Manzanares, J. L. (2018). Distribución espacial de egresos hospitalarios de casos por infección vírica por picadura de mosquito en México entre 2004 y 2014. Revista Panamericana de Salud Pública, 41, e30.
  • Lozano, Ana Milena, et al. "Papular urticaria: A review of causal agents in Colombia." Biomédica 36.4 (2016): 632-645.
  • Verde Arribas, M. T., & Marteles Aragüés, D. (2009). ¿Por qué no conseguimos controlar el problema de las pulgas? Clínica veterinaria de pequeños animales, 29(2), 0126-128.
  • Navarro, L., and Mª T. Verde Arribas. "La dermatitis alérgica a la picadura de pulga." Clínica veterinaria de pequeños animales 22.4 (2002): 0311-317.
  • Horrillo, Marina Sánchez, José Marín Sánchez Murillo, and Marta Vivas Martín. "Artrópodos y humanos. Generalidades sobre sus picaduras y las enfermedades que transmiten." Badajoz Veterinaria 15 (2019): 22-31.
  • García-Acosta, Jesús, and César Raúl Aguilar-García. "Tifus murino o endémico." Medicina interna de México 31.4 (2015).
  • Zaragozano, Jesús Fleta. "Rickettsiosis transmitidas por piojos, pulgas y ácaros." Medicina integral: Medicina preventiva y asistencial en atención primaria de la salud 39.4 (2002): 147-152.