Efectivo remedio a base de ajo para tratar la ciática

Mientras que los medicamentos que nos recete el especialista siempre serán fundamentales, la leche de ajo puede ser un gran complemento para aliviar los dolores de manera natural

La ciática es un conjunto de síntomas que se caracteriza por el dolor, debilidad o entumecimiento de la pierna, causado por una lesión o presión excesiva sobre el nervio ciático. Se trata de una dolencia que se puede producir por diferentes problemas de salud, pero no una enfermedad por sí sola.

El nervio ciático comienza en la parte lumbar y baja por la parte posterior de cada pierna, siendo aquel que controla los músculos de la parte posterior de la rodilla y los de la región inferior de la pierna.

Cuando este se ve afectado por alguna lesión o daño, la persona empieza a sentir un dolor intenso que puede ir acompañado de una sensación de hormigueo o de ardor.

El dolor del nervio ciático puede volverse algo intenso cuando no se le da un tratamiento oportuno. Por esto, es importante consultar al médico para recibir un diagnóstico adecuado y, luego, proceder a controlar los síntomas.

El médico puede recetar algunos medicamentos y terapias con el fin de reducir los síntomas y mejorar la condición. Pero además, se pueden tener en cuenta algunas alternativas naturales que por sus propiedades pueden ayudar a aliviar el problema.

Leche de ajo para calmar la ciática

Beneficios-del-jugo-de-ajo

Uno de los remedios naturales que se está popularizando para el tratamiento de la ciática es la leche de ajo. Este remedio natural, que se prepara con varios ajos, concentra importantes propiedades que ayudan a disminuir el dolor y la inflamación asociados a este problema.

Para hacer efectivos los efectos de la leche de ajo es muy importante tomarla durante tiempo prolongado y en conjunto con la modificación de algunos hábitos que pueden estar influyendo en el problema.

Ingredientes

  • 5 dientes de ajo
  • 1 taza de leche de almendras o de arroz (250 ml)
  • Miel para endulzar (opcional)

¿Cómo prepararlo?

  • Para empezar, se debe preparar un puré de ajo utilizando un triturador o piedra para machacar bien los cinco dientes de ajo.
  • Luego, mezclar la pasta de ajo con la leche vegetal que se haya elegido.
  • Para terminar se le agrega un poco de miel para endulzar.

Esta bebida se puede tomar fría o caliente, según el gusto de cada uno. Cabe aclarar que al cocinarlo, el ajo pierde muchas de sus propiedades, pero sin dejar de ser efectivo.

Leche-de-ajo

 ¿Cómo consumirlo?

  • Para conseguir buenos resultados en el tratamiento de la ciática es muy importante tomar de 200 a 250 ml de leche de ajo al día.
  • La bebida se puede tomar en una sola vez o dividir para dos veces al día.

Cabe aclarar que este remedio natural funciona como un complemento del tratamiento de la ciática y no debe consumirse para sustituir los medicamentos o terapias recetadas por el médico.

Ver también: 15 usos saludables del ajo

Otros importantes beneficios de la leche de ajo

El ajo es un ingrediente conocido por su particular sabor y múltiples propiedades medicinales. Este alimento contiene importantes nutrientes, entre los que se destacan:

  • Vitaminas A, B1 (tiamina), B2 (riboflavina), vitamina B6 y C.
  • Minerales como potasio, cobre, manganeso, fósforo, zinc, selenio y calcio.
  • Proteínas, flavonoides, enzimas y antioxidantes.
Ajo

Por su importante aporte nutricional, la leche de ajo también es efectiva en el tratamiento y prevención de diferentes enfermedades. Estos son algunos de sus principales beneficios:

  • Combate el asma: Por su capacidad para aumentar la respuesta inmunológica del cuerpo, la leche de ajo es ideal para combatir y prevenir problemas respiratorios como el asma.
  • Ayuda a controlar la tos: Agregándole un poco de cúrcuma a la mezcla se puede hacer un remedio natural para combatir los molestos síntomas de la tos. Las propiedades antibióticas y antivirales del ajo y la cúrcuma hacen de este tratamiento uno de los mejores para combatir esta afección.
  • Controla los niveles de colesterol: Por concentrar importantes antioxidantes, este remedio contribuye a bajar los niveles de colesterol “malo” al tiempo que aumenta los del colesterol “bueno”.
  • Alivio del hígado graso: El ajo ayuda a activar las enzimas del hígado, contribuyendo a la eliminación de toxinas y desechos que se acumulan en el cuerpo. Además, está cargado de alicina y selenio, compuestos que incrementan la producción de bilis reduciendo de grasa en el hígado.
  • Refuerza el sistema inmune: Al aportar importantes nutrientes al organismo, la leche de ajo contribuye a reforzar las defensas y crear una barrera protectora contra diferentes enfermedades.

Te recomendamos leer: ¿Qué destruye y debilita el sistema inmune?