Efectos de la sal en la salud de nuestros riñones y cómo depurarlos

Valeria Sabater · 7 junio, 2015
Para eliminar el exceso de sal de nuestro cuerpo es fundamental que permanezcamos bien hidratados. Intenta beber entre 6 y 8 vasos de agua diarios

La sal es ese condimento tan habitual en nuestras comidas del que tanto nos cuesta desprendernos. ¿Cómo hacerlo? Las recetas están más sabrosas y disfrutamos mucho más de nuestros platos, sin embargo, las consecuencias que pueden traernos a largo plazo son tan graves que bien merece hacer un gran esfuerzo, y prescindir de ella.

Los órganos que más daño suelen sufrir por los efectos de la sal son los riñones. Debes tener en cuenta que son ellos los encargados de filtrar y depurar cerca de 5 litros de sangre y de eliminar toxinas y desechos que, de acumularse, nos podrían ocasionar numerosas enfermedades e incluso la muerte.

A continuación, te explicamos las consecuencias del consumo continuado de este condimento.

1. Efectos de la sal en nuestra salud renal

Riñones

Empezaremos dándote un buen consejo: A partir de hoy guarda tu salero y sustituye este elemento por otras opciones más saludables con las que potenciar el sabor de tus comidas:

  • La mostaza
  • Ajo asado o en polvo
  • Cebolla en polvo
  • Salsa de soja
  • Jugo de limón
  • Pimienta fresca
  • Orégano
  • Perejil
  • Jengibre
  • Comino
  • Albahaca
  • Cúrcuma
cúrcuma
La cúrcuma puede ser un sustituto de la sal en muchos de nuestros platos

Cada especia y cada alimento aquí señalado se ajustará a un determinado tipo de comida, no obstante, te aseguramos que el sabor será muy acertado y el cambio merecerá la pena. Nuestro consejo no es solo que “reduzcas” el consumo de sal de mesa, sino que lo elimines. Debes pensar que muchas cosas que comemos diariamente ya contienen una cantidad determinada de sal, la justa para que nuestros riñones puedan depurarla y filtrarla diariamente, y que viene a ser entre 3 y 5 gramos.

Veamos ahora qué consecuencias tiene la sal para nuestra salud renal.

1. La sal acidifica nuestro organismo

Es vital tener en cuenta que en el momento en que consumimos más de 5 gramos de sal al día, esta va acumularse en nuestros tejidos, en los órganos y en la sangre, con lo cual, empezamos a “acidificar” el organismo. En nuestro espacio te hemos hablado en numerosas ocasiones de la necesidad de mantener un oganismo “alcalino, nunca ácido. Las consecuencias en este caso serían las siguientes:

  • Más enfermedades
  • Riesgo de padecer distintos tipos de cáncer
  • Problemas cardíacos y renales
  • Retención de líquidos
  • Cansancio crónico
  • Sensación de frío y agotamiento
  • Dificultades de concentración
  • Irritabilidad
  • Uñas quebradizas
  • Dolor articular
  • Infecciones
  • Alergias

2. La sal impide que podamos depurar la sangre

Los efectos de la sal en nuestro organismo empiezan a ser patentes a partir de los 40 años, momento en que muchas personas sufren ya hipertensión, colesterol elevado, un índice de grasa corporal más llamativa, cambios metabólicos… Todo ello puede ser síntoma de un problema renal ocasionado por el exceso de sal y, a su vez, por la escasa cantidad de agua consumida.

  • El 60% de nuestro organismo está formado por agua. En el momento en que hay un exceso de sal en nuestro organismo, esta se acumula en tejidos y órganos impidiendo que los riñones puedan filtrar adecuadamente la sangre.
  • Padecemos una retención de líquido y de toxinas y nos inflamamos. Los efectos más visibles de un problema renal y de que nuestra sangre no se está depurando de modo adecuado son claros:
    • Hinchazón de los pies
    • Cansancio crónico
    • Sensación de frío
    • Abdomen muy prieto y abultado

3. El exceso de sal envejece nuestros riñones

A más sal en nuestro organismo, más tienen que esforzarse nuestros riñones en depurarla,  lo cual, sumado a un consumo deficiente de agua, va a suponer una sobrecarga excesiva capaz de conseguir que nuestros riñones envejezcan de modo prematuro. Es un riesgo muy elevado para nuestra salud.

4. Efectos indirectos de la sal en nuestro organismo que debes conocer

  • Venas y arterias enfermas: arteriosclerosis
  • Reumatismo y artritis
  • Cólicos renales
  • Pérdida de cabello
  • Problemas de piel
  • Problemas intestinales
  • Estreñimiento
  • Sobrepeso y retención de líquidos

Cómo eliminar el exceso de sal de nuestro organismo

Beber-agua

Una de las principales estrategias para eliminar el exceso de sal de nuestro cuerpo es bebiendo un poco más de agua. Lo normal es consumir entre 4 y 8 vasos al día y, aunque sabemos que en ocasiones supone un gran esfuerzo, te aconsejamos que lo intentes llevando siempre una botella de litro y medio de agua a tu lado, para ir bebiendo pequeños sorbitos a lo largo de todo el día. Inténtalo y tampoco olvides hacer algo de ejercicio durante una hora todos los días.

Además, ten en cuenta el siguiente remedio para eliminar ese exceso de sal de tu cuerpo. ¡Es muy efectivo!

Remedio con perejil

Perejil

Ingredientes

  • 50 g de perejil fresco
  • Un litro de agua
  • El jugo de un limón

Preparación

Empezaremos poniendo a hervir ese litro de agua, para después añadir el perejil. Permite que se haga una cocción a lo largo de 30 minutos y, seguidamente, deja que repose otra media hora. A continuación añade el jugo de un limón y cuela el contenido. Llévalo a una botella y bebe a lo largo de todo el día. El primer vaso será siempre por la mañana en ayunas, los siguientes, 20 minutos después de las comidas.

Sigue este remedio durante 3 días seguidos todos los meses. ¡Te irá muy bien!