Efectos negativos de los refrescos en tu cuerpo

Marcela Lugo 1 julio, 2013
¿Sabías que, además de otros múltiples efectos, las bebidas gaseosas debilitan tus huesos y pueden llegar a provocar osteoporosis?

Las bebidas gaseosas azucaradas son muy populares entre la población. La cola, el té helado, las bebidas remineralizantes, etc. ¿Quién no las ha probado alguna vez? Es mas, ¿quién no las consume casi a diario? Sin embargo, en la mayoría de los casos desconocemos los efectos perjudiciales que su consumo habitual acarrea.

Si tú también eres de los que consume esta clase de bebidas a diario, deberías echar un vistazo a este artículo. Quizá te sorprenda.

Efectos negativos de los refrescos

Caries

El ácido y el azúcar que se encuentran en los refrescos pueden disolver el esmalte dental. El exceso de caries puede llegar a afectar el nervio y la raíz del diente, causando dolor. En ocasiones, si la carie progresa, podemos llegar a perder la pieza dental.

En este caso es muy probable que debamos someternos a una cirugía para matar el nervio dental. Por este motivo es muy importante que no olvides cepillarte los dientes tras consumir refrescos azucarados. En caso de que consumas muchos, te recomendamos disminuir el consumo.

Problemas renales

El ácido fosfórico y el benzoato de sodio presentes en los refrescos, pueden llegar a originar cálculos y problemas renales. Los cálculos surgen tras la sedimentación continuada de minerales, que dan lugar a partículas sólidas. En caso de padecer o haber padecido cálculos te recomendamos encarecidamente evitar el consumo de este tipo de bebidas.

Quizá te interese: 7 señales de problemas renales

Obesidad

El consumo excesivo de refrescos y la obesidad tienen una relación muy estrecha. Se estima que por cada refresco que tomes eres 1.6 veces propenso a ser obeso. Recuerda que el sobrepeso aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer.

Osteoporosis

No sólo el ácido fosfórico que se encuentra en los refrescos afecta a los riñones, también afecta los huesos. Los altos niveles de fosfato en el cuerpo alteran el equilibrio mineral de los huesos, dañándolos. Evita el consumo de refrescos y en lugar de ellos, opta por bebidas saludables como la leche para ayudar a preservar la salud de tus huesos.

Diabetes

Tomar un refresco diariamente eleva el riesgo de diabetes tipo 2 en un 15%, promoviendo la resistencia a la insulina. La diabetes tipo 2 está vinculada a la sobrecarga que se le da al cuerpo con grandes cantidades de azúcares simples, como los que se encuentran en los refrescos.

Descubre: Últimas investigaciones para el tratamiento de la diabetes

¿Qué ocurre cuando dejas de consumir refrescos?

A modo de resumen, queremos realizar un listado de todos los beneficios de dejar de consumir refrescos azucarados. Muchos nos los podremos imaginar, habiendo leído los párrafos anteriores. Estos son los cambios positivos que puedes experimentar:

  • Te sentirás con más energía.
  • Evitarás problemas dentales.
  • Perderás peso.
  • Sentirás menos ansiedad por comer.
  • Evitarás problemas óseos.
  • Mantendrás una buena salud digestiva.
  • Tu piel lucirá más saludable.
  • Reduces el riesgo de padecer cálculos renales.
  • Reduces el riesgo de desarrollar diabetes.

Como puedes ver, los refrescos pueden llegar a afectar tu cuerpo en más de un sentido, además crean un enorme costo en tu salud en general. Después de leer cómo el refresco afecta negativamente tu cuerpo, crees que vas a hacer algún cambio en tu vida?

Te puede gustar