Horribles efectos secundarios de un trasplante de cabeza

Javier Garcia · 8 junio, 2018
Los trasplantes de cabeza no solo entrañan controversias morales y éticas, sino que también suponen un problema para nuestra salud.

Siempre se dijo que el primer trasplante de cabeza supuso un sin número de pesadillas para el paciente.

La operación corrió a cargo del neurocirujano Sergio Canavero en el año 2013. Todo comenzó con su proyecto HEAVEN (head anastomosis venture). Esto se podría traducir como “Aventura (de riesgo) de la anatomía en la cabeza”.

Esto provocó gran escándalo, en lo que se conoció como el Frankenstein de nuestra época.

Sergio Canavero es un cirujano nacido en Turín (Italia) y asociado a la Universidad de esta misma ciudad. Es uno de los primeros y mayores expertos en lo que a trasplante de cabeza se refiere. Además, él asegura que son muchos los famosos y ricos que le han pedido este tipo de operación.

Las noticias de la CNBC contaban que tanto el doctor Canavero como el cirujano chino Xiaoping Ren están ya planeando los nuevos pasos de este controvertido y sensacional avance de la ciencia.

Xiaoping Ren es un cirujano en el campo de la ortopedia. Junto a Canavero, es uno de los mayores expertos en trasplante de cabeza. El doctor Ren está a cargo de la facultad de medicina de la Universidad de Harbin, en China.

Operación quirúrgica en hospital.

Trasplante de cabeza: controversias y aceptación

Comenzaron enseguida a aparecer críticas del plan por parte de científicos independientes. Estas críticas fueron publicadas en Current Translation Reports recientemente.

La pregunta retórica que daba la revista como título era bastante llamativa. “¿Está la humanidad preparada para un trasplante de cabeza?”.

La respuesta era clara por todos los que participaron en dicho artículo: no.

Los primeros argumentos para el “no” los dieron científicos fundamentados en motivos morales y éticos. Estos ven obstáculos previos a la propia realidad, la operación. Y es que argumentan que va contra todo principio moral y ético.

Desde el punto científico, el primer argumento explica que el nuevo cuerpo podría decaer en una locura total. Esto va de la mano del estrés, asociado al sistema nervioso.

Además, estos científicos añaden que de darse el caso de sobrevivir a la operación, “los costes de sobrevivir posteriores serán muy caros”.  Y no, no se refieren al dinero: “¿Cómo es posible que tu mente se acostumbre a tu nuevo cuerpo?”.

El cerebro se tendrá que acostumbrar a un sistema nervioso que no es el suyo, causando una sensación de no saber dónde se está. Es decir, las consecuencias podrían ser catastróficas.

Y eso no es todo, existe una gran barrera quirúrgica e inmunitaria que superar. Cuando se practica el trasplante, el sistema inmunitario sufre una respuesta colosal; lo que requeriría un tratamiento a base de inmunosupresores.

El sistema inmunitario es el encargado de prevenir las enfermedades en el cuerpo. Cualquier circunstancia que afectara a este sistema podría provocar un sinfín de enfermedades en el cuerpo. Al no haber sistema inmunitario, la enfermedad provocaría la muerte.

Pero, con todo, aún es posible realizar la operación. Esto es debido a que se efectúa una reconexión en médula espinal.

La columna vertebral, médula espinal y el raquis conforman una compleja estructura osteofibrocartilaginosa articulada y resistente, en forma de tallo longitudinal, que constituye la porción posterior e inferior del esqueleto axial.

La columna vertebral está​ situada (en su mayor extensión) en la parte media y posterior del tronco. Va desde la cabeza (a la que sostiene), pasando por el cuello y la espalda, hasta la pelvis, la cual le da soporte.

Autotrasplante llevado a cabo por un científico.

Últimos movimientos del doctor Canavero

En 2017, el doctor Canavero intentó hacerlo de nuevo, aunque, esta vez, con dos cadáveres. La idea era buscar un voluntario que quisiera ser la “cobaya” de la operación. Tras conseguirlo, se probaría la cabeza en los cuerpos de los dos fallecidos.

Fue un joven ruso el que se ofreció voluntario, llamado Werdnig-Hoffman. Aunque, finalmente, la operación no se llevó a cabo.

Tras ello, muchos detractores salieron a la luz. Lo acusan de difundir noticias falsas y de estar fuera de su propio ser. La mayoría de científicos, desde entonces, se muestran escépticos con esta cirugía.

No obstante, Canavero sigue dando conferencias al respecto. En ellas, hace simulaciones de cómo serían estas operaciones. Además, suele dejar claro que el trasplante de cabeza es y será posible.

Algo nada nuevo para el doctor Canavero, quien ya ha sido capaz de reconectar cabezas de 16 ratones en espinas dorsales de perros.