Hacer ejercicio antes de dormir: ¿es recomendable?

29 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
El ejercicio físico puede ayudarnos a mejorar el descanso. Pero, ¿es beneficioso el deporte justo antes de irse a dormir? Te contamos cómo podemos manejar esta situación en lo cotidiano.
 

¿Podemos realizar ejercicio antes de ir a dormir? Es una pregunta cada vez más recurrente ante el aumento de los trastornos del sueño. Esto genera la búsqueda de alternativas para conciliar el descanso y mantenerlo por las hora suficientes que nos permitan no estar cansados al día siguiente.

Algunas personas optan por los tratamientos farmacológicos, que tienen un efecto inmediato, sin embargo, no están exentos de efectos dañinos. Por otro lado, se popularizan nuevos métodos para reducir el insomnio de manera más natural, como es el caso de la realización de actividad física antes de dormir.

Beneficios del ejercicio físico

Una de las ventajas principales del ejercicio para la salud es la reducción del riesgo de presentar enfermedad cardiovascular. Esto se logra, en gran medida, por el mantenimiento del índice de grasa corporal normal.

La actividad mejora la circulación sanguínea, logrando que la sangre alcance con mayor facilidad los músculos. Así, aumenta el rendimiento corporal y se disminuye el riesgo de mortalidad en personas jóvenes sedentarias, las cuales son más susceptibles al padecimiento de diabetes, por ejemplo.

Otra de las ventajas que presenta la realización de ejercicio físico es prevenir el síndrome metabólico. En este cuadro clínico existe una resistencia a la insulina. El ejercicio regula los niveles de glucosa en sangre al aumentar la demanda de energía muscular. Eso hace que el azúcar entre dentro del músculo para nutrirlo, disminuyendo sus niveles en la sangre.

 

El deporte mejora la calidad de vida e incrementa la longevidad, al mantener la movilidad, flexibilidad y fuerza corporal. El envejecimiento se enlentece y la producción de sustancias tóxicas, como los radicales libres, se hace menos potente.

Deporte y ejercicio físico
El ejercicio físico tiene múltiples beneficios para la salud, desde lo metabólico hasta lo cardiovascular

Quizás te interese: 10 claves para una buena higiene del sueño

Hacer ejercicio antes de dormir

Hay que recalcar que el ejercicio físico es beneficioso a cualquier hora del día. Permite que el organismo descargue energía física, a la vez que reduce la ansiedad y el estrés sufrido a diario por cuestiones personales, familiares y laborales.

Infinidad de personas padecen trastornos del sueño causados por el estrés. Sin embargo, la tensión acumulada puede reducirse con la realización de actividad física. Esto nos ayudará a estar más relajados, mejorando la inducción del descanso llegada la hora nocturna.

Por otra parte, a medida que nos hacemos mayores, las horas de sueño se reducen y su distribución durante el día es variable. El envejecimiento ocasiona una diferente distribución diaria del descanso, lo que ocasiona múltiples trastornos.

Por todo ello, el ejercicio físico aumenta la esperanza de vida y reduce los trastornos de insomnio. Además, si creamos una rutina deportiva que respete horarios y frecuencias diarias, regularemos con mayor efectividad el ciclo sueño-vigilia.

 
Mujer hace ejercicio de noche
Una rutina de ejercicio, a cualquier horario, ayuda a regular el ciclo de sueño y vigilia

Te puede interesar: Mi rutina no me permite descansar, ¿qué hago?

¿Puede ser perjudicial realizar ejercicio justo antes de dormir?

El ejercicio practicado en las últimas horas de la tarde incrementa la temperatura corporal y modifica la latencia del descanso y cansancio, así como las etapas del sueño profundo. En otras palabras, el practicar un deporte justo antes de irse a dormir, provoca una hiperactivación del organismo.

Podría obtenerse, entonces, un resultado opuesto al esperado. Suena contradictorio respecto a lo mencionado en las ventajas del ejercicio, pero hay que tamizar la información. Sí es beneficioso realizar ejercicio antes de dormir, pero no deberíamos hacerlo justo antes del descanso, sino que es preferible dejar un espacio intermedio.

Recomendaciones finales para ejercitarse antes de irse a dormir

Como consejo final, es recomendable dejar un período de tiempo prudencial desde la realización del ejercicio físico hasta irse a dormir. Además, después de una actividad intensa, se aconseja realizar estiramientos y relajaciones, para que el cuerpo pase de una hiperactivación al inicio de las fases que llevan al sueño.

 

Si realizas deporte de manera regular, o estás enrolado en actividades más intensas, la relación entre sueño y ejercicio es clave. Acorde a la información de los estudios científicos disponibles, sabemos que el cerebro y las neuronas requieren un período adecuado de reposo para reorganizarse.

  • Casaux Huertas A, Garcés Bernáldez LL. Influencia del ejercicio físico sobre la ansiedad y el “sueño.” Rev Complut Ciencias Vet. 2017;
  • Hernández, Esther de la Caridad Rúa, Elena Silva Jiménez, and Nuria Rua Hernández. "El ejercicio físico, una alternativa para mejorar la calidad de vida en el adulto mayor sedentario." Revista Cubana de Tecnología de la Salud 3.3 (2012).
  • Halson, Shona L., and Laura E. Juliff. "Sleep, sport, and the brain." Progress in brain research. Vol. 234. Elsevier, 2017. 13-31.
  • Halson, Shona L. "Stealing sleep: is sport or society to blame?." (2016): 381-381.