El ejercicio es bueno para la salud cerebral

Edith Sánchez·
24 Enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
21 Enero, 2020
Diversas investigaciones han comprobado que el ejercicio físico es bueno para la salud cerebral. La actividad física contribuye al buen funcionamiento del cerebro, previene su deterioro y tiene magníficos efectos sobre las capacidades cognitivas.
 

La actividad física regular es un factor decisivo para el bienestar humano. Está comprobado que el ejercicio es bueno para la salud cerebral, y de la salud de este órgano depende buena parte de nuestra salud psicológica y orgánica. Por lo mismo, ejercitarnos es casi una obligación si queremos llevar una vida saludable.

Hay evidencia suficiente de que el ejercicio es bueno para la salud cerebral, ya que ralentiza el envejecimiento y ayuda a prevenir enfermedades graves como el Alzheimer. Así mismo, incide de manera determinante en el buen estado de ánimo y en la calidad de vida.

Desde la Antigüedad viene afirmándose que el ejercicio es bueno para salud cerebral. La famosa frase Mens sana in corpore sano -mente sana en cuerpo sano-, fue dicha en el siglo II antes de nuestra era por el poeta Juvenal. Hoy en día, y gracias a la ciencia, sabemos que tenía razón.

El ejercicio es bueno para la salud cerebral

En principio, el ejercicio es bueno para la salud cerebral porque el cerebro depende en gran medida del sistema cardiovascular. Este, a su vez, funciona mucho mejor cuando se practican actividades físicas de forma regular. La salud cardiovascular repercute directamente en la salud del cerebro.

Hay varios estudios que evidencian una relación entre la práctica frecuente de ejercicio y un riesgo menor de sufrir enfermedades neurodegenerativas. Así mismo, se ha comprobado que la actividad física mejora diversas funciones cognitivas y trae beneficios psicológicos.

 

Un grupo de científicos de la  Universidad de Sídney Occidental y de la Universidad de Manchester publicaron un estudio al respecto en la revista NeuroImage. Según sus pesquisas, algunas zonas del cerebro disminuyen un 5 % cada década después de los 40 años. Al hacer ejercicio ese porcentaje baja, e incluso puede reducirse a poco más de cero.

Niño a hombros al aire libre
El ejercicio es bueno a cualquier edad y puede compartirse familiarmente

Sigue leyendo: 5 ejercicios para un paciente con hipertensión

Beneficios fisiológicos y cognitivos

Una de las principales razones por las que el ejercicio es bueno para la salud cerebral es que ayuda a que se generen más neuronas. Durante mucho tiempo se creyó que el cerebro no era capaz de generar nuevas células, pero hoy sabemos que sí. A este proceso se le llama neurogénesis.

Una de las zonas cerebrales implicadas en la neurogénesis es el hipocampo. En un experimento llevado a cabo por el doctor Joseph Firth con 737 personas, se comprobó que el ejercicio aeróbico regular incrementaba el tamaño de la zona izquierda del hipocampo. Esto favorece la formación de nuevas neuronas.

Otros beneficios del ejercicio son los siguientes:

 
  • Mantenimiento de la materia gris: La materia gris es responsable de la transmisión de datos y la agilidad mental. Esta se deteriora con los años, pero se ha comprobado que quienes hacen ejercicio la mantienen más densa y completa, pese a la edad.
  • Mejora las funciones ejecutivas: Estas funciones nos permiten realizar tareas o resolver problemas complejos.
  • Aumenta la concentración: Varios estudios muestran que quienes practican ejercicio se concentran más fácilmente.
  • Aumento de la flexibilidad cognitiva: La flexibilidad tiene que ver con la capacidad de pasar de una tarea a otra con mayor facilidad. La actividad física incrementa esta capacidad.
  • Mejora la memoria a largo plazo: Un estudio mostró que quienes hacen ejercicio antes de memorizar un texto lo recuerdan mejor que quienes no realizan ninguna actividad física.
  • Ralentiza el envejecimiento cerebral: Hay investigaciones en las que se prueba que quienes hacen ejercicio regularmente incrementan el volumen del hipocampo cerebral entre un 1 y un 2 %, después de los 30 años.

Descubre más: ¿Qué es la neuroplasticidad?

Beneficios psicológicos y emocionales del ejercicio

Ejercicios de meditación
Las emociones se ven afectadas por la práctica del ejercicio. El cerebro se inunda con sustancias que generan síntomas de satisfacción al practicar deportes
 

Por si todo lo anterior fuera poco, también se ha comprobado que el ejercicio físico trae muchos beneficios psicológicos y emocionales. La salud mental es uno de los componentes más importantes del buen funcionamiento cerebral y la actividad física ayuda a mejorarla y mantenerla.

Algunas de las razones por las que el ejercicio físico es bueno para la salud cerebral son los siguientes:

  • Previene y reduce la depresión: La actividad física es un antidepresivo natural, ya que incide en la producción de serotonina, un neurotransmisor que contribuye decisivamente a experimentar un sentimiento de bienestar y a mejorar el estado de ánimo.
  • Reduce el estrés y la ansiedad: Al practicar ejercicio también se liberan endorfinas, más exactamente dopamina y norepinefrina. Estas contribuyen a reducir los estados de inquietud e irritación, y promueven una mayor estabilidad emocional.
  • Aumenta la autoestima y la creatividad: El ejercicio físico también influye en el incremento de la autoestima, la motivación y la vitalidad. Todos esos aportes nos vuelen más creativos y proactivos. Así mismo, la actividad física contribuye a reducir el síndrome de abstinencia cuando se quiere dejar una adicción.
 
Herrero, L. B., & Ferradaz, M. A. L. (2011). Aportes del ejercicio físico a la actividad cerebral. Lecturas: Educación física y deportes, (160), 1-7.