Rutina de sencillos ejercicios para aliviar el estrés y mejorar tu humor

Deberemos adaptar estos ejercicios a nuestras posibilidades, y hacerlos cada día para ir ganando flexibilidad y aprovechar todos sus beneficios. Aunque la rutina dura 20 minutos podemos ajustarla al tiempo que tengamos

En nuestro espacio te hemos propuesto diferentes rutinas de ejercicios para endurecer tu abdomen, tus glúteos o incluso para tonificar un poco más los músculos de los brazos. Conseguir un cuerpo más firme, fuerte y flexible es algo que busca gran parte de la población. Sin embargo, en este caso, queremos centrarnos en nuestras emociones.

En conseguir, mediante un adecuado ejercicio, aliviar el estrés y las preocupaciones.

No siempre tenemos tiempo para salir a correr, a andar o a pasar un buen rato en la piscina para cuidar así de nuestros huesos, músculos y articulaciones a la vez que relajamos la mente. Quizá, por ello, nunca está de más conocer qué ejercicios podemos practicar en el salón de nuestra casa para mejorar un poco nuestro estado de ánimo.

Es fácil. No requiere del pago cuotas mensuales ni se necesita hacer una gran inversión de dinero. Sin embargo, puede aportarte, igualmente, grandes beneficios. Solo necesitas cuatro cosas: una alfombrilla o esterilla de yoga, cojines, ropa cómoda y tu voluntad.

Sencillos ejercicios para aliviar el estrés

Te van a bastar 20 minutos para sentirte mejor. Los ejercicios que vamos a llevar a cabo implican, ante todo, unir tu cuerpo, tu respiración y tus emociones.

Vamos a trabajar tu flexibilidad mediante adecuados estiramientos, que te permitirán acabar con esas sobrecargas que solemos acumular a  lo largo del día.

Si cuidas de tu respiración y centras toda tu atención en tu cuerpo y en cada movimiento realizado, conseguirás un adecuado equilibrio interior con el que regular tu estrés cotidiano.

No pretendemos que te canses, ni aún menos que lleves tus fuerzas al límite con el fin de quemar grasas. No es la finalidad de esta rutina de ejercicios. Lo único que buscamos es conseguir una plácida sintonía entre tu cuerpo y tus emociones. Vale la pena probarlos.

Lee también cómo curar tu depresión practicando yoga

1. Relajar la espalda, relajar la mente

ejercicio

Son ejercicios relajados, elementales y fáciles de llevar a cabo. En el primero que vamos a realizar necesitarás dos cojines (o un cojín y una toalla).

Seguiremos esta secuencia:

  • Túmbate en el suelo.
  • Coloca bajo tu espalda un cojín que llegue hasta la zona de tus lumbares. (Tu pecho debe quedar más elevado que tus piernas).
  • Coloca otro cojín bajo tu cabeza.
  • Extiende los brazos.
  • Cruza las piernas tal y como ves en la imagen superior, de modo que tus rodillas queden a ambos lados.
  • Notarás cierta tensión en el área de la cintura y la espalda.

Ahora, toma aire durante durante 10 segundos, retenlo 5 segundos y espira con sonoridad. Mantén esta posición 5 minutos.

Descubre también los beneficios del yoga para los dolores menstruales

2. Abdomen arriba

descarga

Este ejercicio también resulta muy relajante. Necesitamos un pequeño cubo o un taburete, o bien unos cojines firmes que nos permitan elevar la zona de los glúteos y el abdomen.

  • Una vez hayas colocado bajo esta zona el soporte, junta las rodillas.
  • A continuación, estira los brazos.
  • Ahora cierra los ojos y respira con profundidad.
  • Esta postura en que nuestra cabeza queda un poco más baja respecto al cuerpo, facilitará una mejor circulación hacia tu cerebro.
  • Mantén esta posición 5 minutos y sigue con la rutina de respiraciones: toma aire durante durante 10 segundos, retenlo 5 segundos y espira con sonoridad.

3. Un poco de equilibrio: piernas arriba

ejercicios-

Para realizar el siguiente ejercicio necesitas un cojín y un paño para taparte los ojos y facilitar la relajación.

  • Colócate frente a una pared y túmbate de forma que puedas estirar las piernas sobre la misma.
  • Sitúa bajo tu espalda un cojín.
  • Una vez más, tu pecho quedará más elevado que tu cabeza.
  • Ahora cúbrete los ojos con el paño mientras estiras los brazos.
  • Relájate 5 minutos y procede a realizar una vez más, los ejercicios de respiración antes citados (inspirar-retener-espirar).

4. Estiramiento de hombros

ejercicios-relax

Terminamos nuestra rutina de ejercicios con un estiramiento muy particular. a la vez que beneficioso para el área de la espalda, cuello y hombros.

Lo llevaremos a cabo dentro de nuestras posibilidades, sin excedernos. Para ello, haz lo siguiente:

  • Arrodíllate sobre tu alfombra o esterilla de yoga.
  • Pon un cojín sobre tus talones y, con cuidado, dobla el torso hacia atrás de forma que puedas tocar con tus manos el cojín situado sobre tus pies.
  • Mantén esta posición durante un minuto mientras notas ese estiramiento en la zona de los hombros.
  • Luego relájate, vuelve a la posición normal y vuelve a realizar el ejercicio.

Descubre también cómo puede ayudarte el jugo de limón para dormir mejor por las noches

Esta rutina de ejercicios tiene una duración total de 20 minutos. No tienes por qué cansarte. Recuerda que el objetivo final es que, gracias a los estiramientos, relajes tu cuerpo mientras que, con una adecuada respiración, alivias el rumor de tu mente. ¡Vale la pena ponerlo en práctica!