6 ejercicios para ayudar a los niños con problemas de lenguaje

25 abril, 2018
Muchos niños pueden presentar alteraciones en el lenguaje que no necesariamente constituirán problemas permanentes del habla en su vida adulta. Hay ejercicios que puede ayudar a los niños a superar estas alternaciones. Conoce cuáles son.

Los niños con problemas de lenguaje deben recibir ayuda de un profesional y de los padres. Solo así, pueden lograr un buen desarrollo y mejorar en el tiempo.

“Ahí está ese pequeño, llorando en el salón de clases porque sus compañeros se burlan de él. Lo señalan porque no sabe pronunciar palabras como carro, ferrocarril o carretera. Él siente culpa por algo de lo cual no debería sentirla: ser un niño al que le cuesta pronunciar bien una que otra palabra”.

No permitas que esta situación se repita con algún niño cercano a ti. Lee estos consejos y ayúdalo a corregir este problema tan común en la niñez. Es importante destacar que, en el caso de un niño, un retraso en el lenguaje no tiene por qué significar un problema en los demás ámbitos de su desarrollo.

El hecho de que a un niño le cueste hablar no significa que sea menos inteligente o incapaz. Además, es muy problable que tales problemas de lenguaje se presenten solo en la etapa de la niñez.

Aunque cueste creerlo, adolescentes y adultos con una excelente forma de hablar pudieron haber tenido trastornos del habla cuando pequeños, lo cual no les impidió desarrollarse y tener una adultez completamente normal.

¿Cuáles ejercicios pueden ayudar a niños con problemas de lenguaje?

1. Tarjetas

Tarjetas para niños que aprenden el lenguaje.

Las tarjetas que hacen referencia a los sonidos son de mucha ayuda para que los niños aprendan a pronunciar correctamente cada sílaba. Lo mejor es convertir este ejercicio en un juego y recompensar al niño cuando pronuncie cada sonido de manera correcta.

Te recomendamos leer: ¿Por qué los niños llaman a su mamá sin parar?

2. Ejercicios con espejo

El ejercicio con espejo es muy útil para los niños que tienen dificultad al pronunciar palabras y sonidos. El espejo sirve para enseñarles cómo realizar de forma correcta el movimiento de la boca y el sonido que acompaña a cada palabra.

3. Repeticiones

Repetir las palabras una y otra vez está entre los ejercicios más efectivos para ayudar a los niños con problemas de lenguaje. Cada repetición debe realizarse de forma lenta. De esta manera, el niño las podrá escuchar y darse cuenta de todos los fonemas.

4. Hablar con los niños

Bebé aprendiendo a hablar.

Los padres y demás miembros de la familia deben comunicarse de manera frecuente con los niños que tienen retraso en el lenguaje. De esta manera, se propicia la comunicación verbal, teniendo el niño la oportunidad de escuchar nuevas palabras, aprenderlas y será capaz de comunicarse de forma correcta.

Quizá te interese leer: Educa a los niños en felicidad, no en la perfección

5. Potenciar el habla

Para potenciar el habla en niños pequeños es ideal darles lo que piden solo si dicen la palabra adecuada, y no hacerlo si recurren únicamente a gestos con las manos. Esto motiva al niño a buscar formas para poder usar el lenguaje y conseguir lo que quiere.

6. Leer

Madre enseñando a leer a su hija.

Leer es un recurso adecuado para potenciar el lenguaje de los niños, ya que a través de esta trabajan un nuevo vocabulario. Con la lectura, aprenden a estructurar mejor las frases y a pronunciar palabras que le resulten más complicadas. Los cuentos, por ejemplo, también les ayuda a estimular la creatividad y la imaginación.

¿Cómo se diagnostican los trastornos de lenguaje?

Uno de los mayores retos a los que se enfrentan los padres es identificar si sus hijos tienen dificultades con el lenguaje y si necesitan apoyo de un especialista. Sin embargo, es importante destacar que cada niño presenta variaciones propias en el desarrollo del habla.

Algunas de las situaciones que pueden ayudar a identificar si un niño tiene problemas de lengujee son:

  • Si a los 18 meses no ha dicho ni una palabra, no señala objetos y tampoco tiene interés ni intención de comunicarse.
  • Tiene 18 meses y no entiende órdenes sencillas de máximo tres palabras.
  • A los 2 años repite únicamente lo que escucha y no se le entiende nada de lo que dice.
  • A los 3 años no construye plurales ni tampoco utiliza pronombres.
  • Si a los 4 años pronuncia mal las consonantes, tiene sonidos nasales y no conjuga los verbos a través del habla.

Recomendaciones para padres de niños con problemas de lenguaje

Los padres deben tomar en cuenta que los niños aprenden el lenguaje por imitación, escuchando a las personas de su entorno. Por este motivo, se les debe hablar mucho, con un lenguaje sencillo y claro de entender.

Durante la etapa de la lactancia, es importante dedicar tiempo a la comunicación verbal con los niños , la enseñanza de signos y la imitación de sonidos y gestos. Igualmente, a partir de los 6 meses de edad, se le debe leer al niño todos los días.

Los cuentos con imágenes son ideales para estimular el desarrollo del lenguaje. Aprovecha el momento del baño o el cambio de ropa para reforzar el habla y el lenguaje. Estas son situaciones idóneas para nombrar objetos, prendas de vestir y demás partes del cuerpo.

Los padres y demás personas del entorno del niño no deben reírse de los errores fonológicos cometidos. La burla puede causar un daño psico-emocional grande en niños con problemas de lenguaje.

Te puede gustar