Ejercicios divertidos para combatir la obesidad infantil

Combatir la obesidad y el sedentarismo desde que los niños son pequeños será fundamental para evitar que de adultos desarrollen diferentes problemas de salud. Además, con la actividad física reforzará también su autoestima.

La obesidad infantil se ha convertido en uno de los grandes problemas sociales que sigue en aumento año tras año. Es necesario tomar conciencia de la gravedad de la cuestión para prevenir muchas enfermedades derivadas del sobrepeso. En este artículo presentamos algunos ejercicios divertidos para combatir la obesidad infantil.

La base de un estilo de vida saludable es la alimentación y el ejercicio. Para ello, debemos estar bien informados y tratar de evitar actitudes de sedentarismo. De este modo, el niño crecerá con más estímulos intelectuales y físicos y sentará los principios del respeto y cuidado del cuerpo.

Ejercicios para combatir la obesidad infantil

1. Las artes marciales

Una de las actividades que muchos padres eligen como deporte para sus hijos son las artes marciales. Existen muchos y diversos estilos de artes marciales, que dependen de la edad y de la finalidad que se pretenda conseguir. Con este tipo de ejercicio, además de divertirse y adelgazar, el niño aprende disciplina, respeto, constancia, dominio de su cuerpo y defensa personal.

Es conveniente inculcar la importancia de los estiramientos y calentamientos antes de comenzar cualquier actividad física (en este caso, el arte marcial). De este modo, se previenen lesiones y se ayuda a maximizar el esfuerzo y los resultados. Las artes marciales son deportes de alto rendimiento que ayudarán a quemar calorías y bajar peso de forma natural a los pocos meses.

Lee: Los niños y el deporte: ¿Cómo sacar el deportista que llevan dentro?

2. El fútbol

El fútbol es el deporte y pasatiempo por excelencia de los niños. Basta con echar un vistazo a los tiempos de recreo en cualquier patio de colegio para comprobar cómo disfrutan con esta actividad física. Aunque existen otras alternativas muy buenas, el fútbol es un deporte muy efectivo para combatir la obesidad infantil.

Además, el fútbol fomenta el trabajo en equipo, la velocidad y destreza, el esfuerzo, la estrategia y la inteligencia. Otra ventaja es que se suele practicar en espacios abiertos al aire libre. De este modo se evitan actitudes sedentarias y se invita a los niños a dejar el sofá de casa. Un balón de fútbol siempre será un magnífico regalo para cualquier niño.

Fútbol para combatir la obesidad infantil

3. Natación

La natación es un deporte ideal para cualquier edad, pero en niños resulta especialmente recomendada. El hecho de convertir la actividad física en un juego hace que no sea una obligación y, por lo tanto, habrá más motivación al practicarlo.

  • Es imprescindible que un adulto cualificado realice una vigilancia constante de la actividad acuática, sobre todo si es una piscina privada donde no hay monitores.
  • La natación es uno de los deportes más completos y en los que se ejercita todo el cuerpo. Además de adelgazar, ayuda a tener más autoconfianza al mostrarse en traje de baño ante el resto de niños.

4. Saltar a la comba

Uno de los juegos tradicionales que más calorías hace quemar es saltar a la comba. No en vano, los boxeadores de todo el mundo eligen la comba en sus entrenamientos. A través de los continuos saltos a la comba o cuerda se trabaja la musculatura abdominal, las piernas, la resistencia y se mejora el rendimiento del corazón.

No es de extrañar que en los últimos años este juego haya evolucionado tanto. El uso de música para acompañar la actividad ayuda a hacerla más amena y motiva al identificarse con la canción. Con el juego de la comba se trabaja al mismo tiempo el sentido del ritmo, coordinación, resistencia física y psicomotricidad.

5. Jugar con hula hoop

Este es uno de los juegos más conocidos en todo el mundo. Consiste en hacer que un aro de plástico dé vueltas alrededor de la cintura sin que se llegue a caer al suelo. Para ello solo se puede utilizar el movimiento de la cadera. Y es precisamente ese movimiento lo que convierte a este juego en un ejercicio muy interesante para combatir la obesidad infantil.

No te pierdas: 5 sencillos ejercicios para sacar músculos en las piernas

Aunque es un juego que está muy asociado a las niñas, lo cierto es que es beneficioso para cualquier persona. También existen modalidades de gimnasia rítmica en las que usan un aro similar para hacer los ejercicios. Con el hula hoop se trabaja en especial la coordinación, la flexibilidad, la resistencia el ritmo y el equilibrio, al mismo tiempo que se pierde peso jugando.